IMPUNIDAD DE CUELLO BLANCO

Un rosario de estafas, ¡falló nuestro sistema regulatorio!: I. Roberto Eisenmann, Jr.

El caso de una hotelera de las playas del Pacífico parece ser un rosario de estafas, en que fallaron todas nuestras regulaciones y todas nuestras entidades reguladoras, para perjuicio de cientos de inversionistas nacionales y extranjeros. Sin ser abogado ni experto en el tema, expongo aquí lo que veo, con el objetivo de que provoque el inicio de correcciones para beneficio de nuestro país.

Estafa No. 1: Un desarrollista extranjero recién llegado a Panamá logra la participación en su empresa de un miembro del círculo íntimo familiar del expresidente Ricardo Martinelli. Él mismo promociona y vende, en varias playas de la costa del Pacífico, proyectos de apartamentos en condominios con posibles arriendos hoteleros. Luego de formados los condominios (PH), segrega, en finca aparte, las áreas comunes de los condominios, y se queda con ellas.

Estafa No. 2: Logra que esta atorrancia sea aprobada por el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial y el Registro Público.

Estafa No. 3: El desarrollista luego vende las áreas comunes a un desarrollista nacional, cuya quiebra estaba en proceso desde agosto 2010, con resolución del Órgano Judicial de noviembre 2012. Perfecciona la venta a través de un préstamo de 5 millones de dólares de la Caja de Ahorros, para el comprador quebrado, gracias a la influencia de su socio, familiar del expresidente. La Caja de Ahorros le termina haciendo un préstamo a un ente quebrado, con garantía de una hipoteca de las áreas comunes malhabidas que debían ser propiedad del PH.

Estafa No. 4: Dos bancos comerciales de la plaza, con deudas ya de cobro dudoso por parte del comprador quebrado, lo ayudan a armar y hacer emisiones de bonos públicos por 15 millones de dólares, con garantía de un fideicomiso formado con propiedades sobrevaloradas, derechos posesorios (que no son propiedad) e incluso bienes secuestrados. Luego los bancos venden a sus clientes bancarios, a través de sus propias casas de bolsa primariamente, para cobrarse ellos mismos sus créditos (11 millones de dólares). Además, se hace otra emisión por 15 millones de valores comerciales negociables (VCN). ¿Cómo pudo pasar esto por el Registro Público, la Superintendencia de Valores, la Bolsa de Valores, los corredores de bolsa y la superintendencia bancaria? ¿Qué hubo de la responsabilidad de evaluadores, auditores externos y abogados involucrados?

Estafa No. 5: Luego de todo esto, el desarrollista (secretamente quebrado) pudo vender –o mejor dicho entregar– la empresa para salvar activos ubicados en Chiriquí a otro grupo de inversionistras extranjeros, quienes se comprometieron a hacer la inversión requerida para seguir operando, terminar las construcciones, prometidas y paralizadas, y responsabilizarse por los pasivos, debido a que los activos se reportaban con un valor del doble de los pasivos. Estos inversionistas extranjeros, luego de invertir casi 15 millones de dólares, van confirmando la falsedad de todos los informes financieros, garantías sobrevaloradas y la gran estafa de la que habían sido víctimas. Ante esta situación, tomaron acción para pedir la quiebra voluntaria retroactiva a su fecha real y es así como se destapa todo el rosario de estafas. Las víctimas mayores son el último comprador, seguido por compradores de apartamentos en edificios cerrados y abandonados, compradores de bonos y VCN, el Banco de la Familia Panameña, suplidores y sepa Dios quiénes más.

¿Quién le pone el cascabel al gato? ¿Quién defenderá a los inversionistas timados debido a las fallas abismales de nuestro sistema regulatorio? ¿Quién se encargará de hacer las reformas requeridas para que esto nunca más vuelva a ocurrir? ¿Los estafadores pagarán penalmente sus delitos… o seguirá la impunidad de cuello blanco?

¿Cómo corregimos a tiempo para que este rosario de estafas no dañe la reputación internacional de nuestro país, afectando a gran cantidad de otras inversiones extranjeras en proceso?

Hay juntas directivas en las dos superintendencias (Valores y banca), en la bolsa, en el Registro y en los tres bancos involucrados. Al aceptar un puesto en una junta directiva, la persona adquiere responsabilidades fiduciarias sobre el cumplimiento estricto de las regulaciones de la entidad respectiva. Para comenzar el proceso de rectificación, estas juntas directivas, en forma individual y colectiva, deben informar sobre los casos que les atañen e indicar las medidas que se han tomado para corregir y evitar otro bochornoso caso similar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código