LUCHAS POLÍTICAS

La sociedad civil: Antonio Saldaña

El concepto de “sociedad civil” aparece en Panamá al igual que en la mayoría de los países de Latinoamérica, a finales de la década de los 80 como resultado de la caída del socialismo real en Europa y de la aparente supremacía del “pensamiento único”. Sin embargo, el concepto es de vieja data, desde Thomas Hobbes y John Locke, pasando por Alexis de Tocqueville, Karl Marx, Antonio Gramsci, entre otros.

Para los dos primeros los hombres pasan de su “estado natural” a la sociedad civil o política por una necesidad de sobrevivencia. El poder para Hobbes radica en la constitución de un Estado pactado civilmente entre los individuos y representado en el soberano. Este poder será irrevocable, absoluto e indisoluble. Para Locke, a diferencia de Hobbes, el poder político estará legitimado en la sociedad civil.

En Marx, la sociedad civil es el conjunto de la estructura económica y social en un período determinado; “tanto las relaciones jurídicas como las formas de Estado no pueden comprenderse por sí mismas ni por la llamada evolución general del espíritu humano, sino que radican, por el contrario, en las condiciones materiales de vida cuyo conjunto resume Hegel, siguiendo el precedente de los ingleses y franceses del siglo XVIII, bajo el nombre de “sociedad civil”. Esto es, se fundamentan en las relaciones estructurales de producción.

En cambio para Antonio Gramsci, teórico italiano y fundador del partido comunista de ese país, la expresión sociedad civil se remite a instituciones y organismos de la superestructura, de allí que se pueden ubicar, por tanto, dos campos semánticos que involucran esta noción. En un caso se trata de un sistema conceptual destinado a pensar la estructura socioeconómica, y en el otro la organización sociopolítica. Marx emplea el término para referir al conjunto de relaciones económicas y Gramsci al complejo institucional donde se organiza el enfrentamiento ideológico y político de las clases sociales.

La concepción marxista prácticamente ha desaparecido de la escuela política actual, mientras que se revitaliza el pensamiento gramsciano de la denominada sociedad civil, sin embargo, por las condiciones en que este último produjo “los cuadernos” –encarcelado y con una enfermedad terminal– la siguiente concepción ha sido objeto de muchos equívocos: “Se pueden fijar dos grandes planos superestructurales, el que se puede llamar de la ´sociedad civil´, que está formado por el conjunto de los organismos vulgarmente llamados ´privados´ y el de la ´sociedad política o Estado”.

El desliz consiste en establecer dos planos totalmente diferenciados entre la “sociedad civil” y “la sociedad política”, en circunstancias en que la verdad histórica nos demuestra una interacción entre uno y otro; de otro modo cómo se podría interpretar el fenómeno histórico de la separación de la Iglesia del Estado y, hoy día, la existencia de los Estados confesionales islámicos.

Es la concepción estrecha asumida por Alexis de Tocqueville, cuando afirma que la sociedad civil es el “conjunto de organizaciones e instituciones cívicas voluntarias y sociales que fungen como mediadores entre los individuos y el Estado”; es la adoptada en nuestro medio, haciendo un flaco favor a los excluidos y al panameño de a pie en general.

En conclusión, la sociedad civil no es una o dos organizaciones no gubernamentales (ONG), que al decir del presidente Ricardo Martinelli, inician cada quinquenio con “la luna de miel de los 100 días” y continúan el resto del período atacando la gestión presidencial, en una especie de sainete político. Al contrario, la constituyen, además de las ONG, los partidos políticos, sindicatos, medios de comunicación social, congregaciones religiosas, agrupaciones empresariales, centros educativos, colegios profesionales y agrupaciones de variada índole componentes del tejido social.

La sociedad civil es, pues, el escenario de la lucha política en donde el pueblo debe desplegar su combate de posiciones en contra de la oligarquía hegemónica e históricamente detentadora del poder político del Estado. ¡Así de sencilla es la cosa!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código