Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

PROBLEMA MULTIFACTORIAL

Para superar la inseguridad: Alexander A. Alleyne Botacio

Para superar la inseguridad: Alexander A. Alleyne Botacio Para superar la inseguridad: Alexander A. Alleyne Botacio
Para superar la inseguridad: Alexander A. Alleyne Botacio

Sin duda, el presente tiene amplios matices de violencia expresados en lo colectivo. La suma de las conductas individuales se expresa en el desencuentro que vivimos, con la creciente, diversa y compleja criminalidad. La convivencia, como parte de ese entorno, se desarrolla bajo parámetros de hostilidad.

El psiquiatra Alejandro Pérez, del Instituto de Medicina Legal y Ciencias Forenses, en una colaboración que le brindó al Observatorio de Seguridad Ciudadana de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, respecto a la violencia que asola al país, expresó que muchos son los factores que generan conductas violentas, y los dividió en dos tipos: individuales y sociales. Estos últimos son los que tienen más peso en la reacción de los individuos. Conclusiones de las disciplinas sociales y aquellas que estudian el comportamiento individual, coinciden en lo señalado por Pérez. Por eso, enlistar algunas y sustentar su concurso merece un esfuerzo colectivo e interdisciplinario. Para los efectos de este escrito rescataré algunas evidencias de fuentes varias.

La institucionalidad poco garantista de los derechos, con baja credibilidad y con falencias al momento de brindarle seguridad a la población, explica la disposición de algunos ciudadanos de violar las leyes y usar la violencia para sacar partida en un contexto determinado. A ello se suma la mala viabilidad de una ciudad hostil, el aumento del parque vehicular como respuesta a los intentos fallidos de mejorar la calidad y cualidad del transporte privado/público, más la escasa disponibilidad de rutas alternas. Todo esto hace que conducir un vehículo sea como una batalla por la supervivencia.

En lo económico, el documento Panorama Social (2014) de la Comisión Económica para América Latina, señaló que el 23.2% de la población vive en condiciones de pobreza y 12.2% en la indigencia (2013). En el mismo año, el índice de Gini para el quintil (quinta parte de una población estadística ordenada de menor a mayor) más pobre fue de 4.2%, mientras que para el quintil más rico fue de 48.0%. Además, la relación de ingreso medio per cápita fue de 20.2%. En términos concretos, la población más rica tiene 20 veces más ingreso que la más pobre. Somos el tercer país más desigual de América Latina, después de Brasil (21.3%, 2013) y de República Dominicana (21.2%,2013).

Según la Encuesta Económica Laboral del Instituto Nacional de Estadística y Censo (INEC), la relación costo de vida/ingreso está en números rojos y suplir las necesidades básicas es un desafío. Además, el 65% de la población económicamente activa está ocupada en el sector terciario. La población empleada, de 15 años o más, con salarios inferiores a $800 por mes, representa el 72%; mientras que la que devenga $3,000 y más representa el 2% (Encuesta de Mercado Laboral del INEC, marzo de 2015). La mediana mensual de los empleados de 15 años y más es de $580.50 al mes. Ni hablar de la brecha salarial entre hombres y mujeres, por igual ocupación.

La educación pública, como mecanismo capaz de lograr un ascenso social en el individuo, no parece dibujar un bosquejo del futuro. La brecha entre los alumnos del sistema público y privado, es abismal. Este rezago se mantiene a lo largo de la vida hasta expresarse en la inserción laboral. Las transformaciones curriculares han enmarcado el problema de fondo: la calidad del modelo educativo.

En el presente nos ocupa la inseguridad, uno de los problemas sociales más complejos y con mayor diversidad de “explicaciones” y “respuestas”. Cada cinco años se apuesta a programas e iniciativas de carácter regional, nacional y local que intentan atenuar diversas expresiones criminales, pero su abordaje ha sido inconsistente (“mano dura”, “mano amiga” y “si no puedes…únete”).

Ante la violencia, nos manejamos en tres esferas: indiferencia, inconsciencia y normalización. La indiferencia es la respuesta a la accidentada y poco efectiva judicialización de las causas; mientras que la inconsciencia colectiva pasa por un creciente proceso de normalización de ese flagelo. En algunos hogares, la violencia se torna normal y la cárcel representa otro de los espacios de socialización.

Lo que hoy padecemos e intentamos interpretar como “violencia”, requiere un examen de los determinantes enunciados, además de examinar e intervenir, de forma efectiva, en lo educativo y económico para el desarrollo de medidas que minimicen la inseguridad. Esto pasa por el abordaje de todos los factores, pues enmascarar el fenómeno, lejos de solucionarlo, lo agrava.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código