NECESIDAD DE UNA POLÍTICA MUNIFICENTE

El tiesto en su lugar: Héctor Rodríguez Guáqueta

Inmersos en la preocupación académica por espolear y sacar del atolladero o círculo vicioso al desarrollo rural –la cenicienta– y vistas las buenas intenciones de quienes acá y acullá tratan de adecuar las tecnologías de punta, vuelven a los sistemas tradicionales –tal vez anacrónicos– o se ingenia la mixtura disciplinaria, terminando casi siempre estrellados o viendo cómo aquello se extingue, sin ton ni son; concluimos, como lo venimos reiterando desde hace dos lustros ante auditorios y en esta columna, que se está combatiendo la fiebre en las sábanas.

Aunque suene hereje y sea duro decirlo, la causa real del atraso del sector primario es la escasez, en los eslabones vinculados, de sólidos fundamentos éticos y de una infraestructura intelectual adecuada a la competitividad actual y futura; que involucra TLC y convenios. Hemos de entender que los complejos se vencen asumiendo la crítica y la autocrítica para cimentar la ética y analizar quiénes somos, cómo tenemos que robustecer nuestros principios, por qué debemos bregar, cuáles son nuestros compromisos y cuáles nuestras fortalezas. Entonces sí, con la moral firme, que vengan los conocimientos: metodologías de explotación sostenible, tecnologías, valores agregados, dimensión de mercados, estrategias mercantiles, capitalización, etc. Solo así tendremos mentalidades lúcidas y expeditas, retadoras y responsables del futuro, como corresponde al dínamo y protagonista estelar del proceso agrario; la tierra y el capital son los otros dos elementos.

Un bien elaborado plan de ordenamiento vocacional nos permitirá conocer las diversas zonas, sus asentamientos humanos, centros de salud y de educación, calidad de suelos, topografías, calidad y cantidad hídricas, regímenes pluviales y eólicos, servicios, vías, centros de acopio y de consumo, para que un ente rector –partiendo del esmerado estudio de los mercados– formule a los productores las mejores explotaciones y tutore cada proyecto. Producir lo que ya está vendido y no salir a vender lo que ya se produjo, será el patrón.

El recurso financiero debe fluir dentro de un contexto pulcro y después de que el productor evidencie que domina cabalmente el ejercicio y los riesgos; lejos de ser un favor, es poco menos que criminal financiar a quien no dimensiona la posibilidad de perder su patrimonio, como un tahúr, por una candidez. Es aquí donde inciden, trascendentalmente, las virtudes y errores aludidos en nuestro segundo párrafo.

La falla moral no solo consiste en camuflar frutos de tamaño fuera de lo tipificado o con trazas tóxicas, o en despachar cárnicos de genética cebú, en vez de los de bos taurus prometidos, sino en la proclividad de cualquier participante, por ejemplo, los bancarios que socapa de dar al cliente preeminencia, le solivian la contraprestación de requisitos, y sacan asaz pecho ante el banco.

La estrategia, medularmente educativa en lo fundamental, germinará y producirá a mediano y largo plazo, lo que por obvia consecuencia traerá ese desarrollo endógeno que toda nación anhela; como el viejo aforismo: “dale un pescado a un hombre y comerá un día, enséñale a pescar y comerá toda la vida”, ampliado a toda la diversidad operativa de provisión, financiación, agroindustria y mercadeo, que además, el campesinado podrá emprender como propia en la medida en que los estudios y la relación costo-beneficio lo viabilicen.

Solo se requiere una voluntad política munificente, desechar prejuicios y... empezar. Mil gracias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código