EVALUACIÓN

La transformación de la CSS: Xavier Sáez-Llorens

En mi columna del 9 de agosto de 2009, advertí que evaluaría la dirección de Billy al frente de la Caja de Seguro Social (CSS). Es una tarea difícil porque genes similares nunca se autodestruyen. Pese al insalvable sesgo, comentaré lo más criticable y destacable de su administración. Empiezo por lo negativo.

Quizás por desconocer la frecuente infidelidad laboral del servidor público, hubo excesiva confianza en el desempeño de subalternos. La CSS estaba desprestigiada debido a su imagen de botín político, acentuado por lo del dietilene glycol. Algunos mandos fallaron en cumplir funciones y reportar oportunamente problemas importantes. Aunque la infección nosocomial no es un acto negligente per se y su mitigación pertenece al ámbito sanitario, cuando la contención desafía las medidas rutinarias, una rápida notificación a instancias jerárquicas resulta fundamental. Por cierto relajamiento del comité de control y demora en involucrar a jefaturas, el brote de KPC se expandió más de lo razonable. El manejo mediático de la entidad fue deficiente porque las vocerías carecieron de tacto humanista y contundencia técnica para aclarar infortunados sucesos. Concuerdo con que ningún funcionario debe entorpecer la investigación judicial emitiendo especulaciones pero, en el caso de las muertes neonatales por alcohol bencílico, la evidencia sugería una potencial sobredosis del fármaco por error de cálculo en la preparación. Otro defecto fue sobreestimar la robustez del programa Sipe. Sé que hubo colapso súbito porque el 90% de los patronos incorporó sus datos, muchos con errores ortográficos, justo antes que expiraran los plazos, pero conociendo la idiosincrasia del panameño, este contratiempo pudo preverse. Se descuidó la estructuración apropiada de los entes de ética requeridos para investigación clínica, actividad vital en hospitales académicos.

Veamos lo positivo. Sin duda, y reconociendo que cada obra humana es siempre perfectible, esta es la gestión que más ha transformado positivamente la CSS desde su fundación. Parecía utópico modernizar una institución con 30 años de atraso. Por capacidad de trabajo, creatividad empresarial y buen equipo colaborador, no me sorprendió el impresionante grado de ejecución. En lo tecnológico, se eliminaron anacrónicos procesos manuales y desburocratizaron trámites mediante la implementación de sistemas de información de salud (SIS), finanzas y administración (Safiro), ingresos y prestaciones económicas (Sipe), logística hospitalaria (Loghos), salud ocupacional (Sisso), teleradiología, expediente electrónico, gestión de activos (Mansis XXI) y certificación Isso 9001 en laboratorios. Las citas por teléfono, internet, aplicaciones móviles y “kioscos” de autoservicio han minimizado filas y esperas angustiosas. En simbiosis con el Tribunal Electoral se obvió la fe de vida para pago de pensiones y facilitó el uso de la cédula para numerosas diligencias.

En finanzas, se incrementó notablemente el capital económico a través de mejor rendimiento bancario, reducción de morosidad, ampliación de cotizantes y ahorro en licitaciones. El manejo responsable del dinero logró superávits operativos nunca vistos y ampliación de reservas a más de 4.5 mil millones de dólares. Este ha sido el único periodo donde no se amenazó con aumento de cuotas o edad de jubilación para salvar la CSS.

En lo laboral, hubo una planeación estratégica con incentivos para formar y capacitar al recurso humano. Se diseñó, por génesis espontánea, una escala superior de salarios para todos los trabajadores, con incremento en monto de pensiones y apoyo a familias de empleados humildes. Los múltiples estímulos al personal (distinciones, premiaciones, préstamos, primas de producción, centro recreativo) han fortalecido el sentido de pertenencia y compromiso institucional. La motivación funciona bien en el sector privado y debe ser similar en el público. Aunque la CSS está perniciosamente sindicalizada, no sucumbiste a las anárquicas pretensiones de Comenenal ni de las otras 50 agrupaciones gremiales existentes.

En la atención, se disminuyó de manera significativa el desabastecimiento de medicamentos y la mora quirúrgica, se cimentaron sedes de hemodiálisis a nivel nacional, se incrementaron los trasplantes (médula, riñón, hígado y prontamente cardiaco) o las cirugías cardiovasculares para niños cardiópatas y, desde 2010, se puso en marcha el enfoque sanitario preventivo con el modelo del médico de cabecera y cuidado de la diabetes como pilares de arranque. La edificación de infraestructuras fue evidente. El Centro Especializado en Chiriquí y la Ciudad Hospitalaria serán la envidia de América Latina.

A pesar de estos extraordinarios logros que seguro serán subrayados en el futuro, nuestra sociedad es envidiosa y desagradecida, primordialmente a nivel político y mediático. Alegra saber que más del 80% de usuarios declaró satisfacción con la CSS en reciente encuesta de Ipsos a 4 mil 800 sujetos. Por tu honestidad, rigurosidad laboral y apego a principios éticos, generaste enemistad de políticos, gremios, proveedores y periodistas irresponsables, acostumbrados al clientelismo y juega vivo. Paradójicamente, aún rompiendo esos mediocres paradigmas, eres el funcionario con más denuncias penales disparatadas de la historia. Esta incongruencia debería motivar a la reflexión. Si continuamos desprotegiendo a individuos correctos, los gobiernos estarán siempre repletos de bandoleros.

Tú eres lo mejor que le pudo suceder a la CSS pero la CSS no es lo mejor que te pudo suceder a ti. Sé que tienes ofertas de candidatos para continuar tu presente y de empresarios para retornar al pasado. Vuelve al campo privado. Papá estaría muy orgulloso de ti. Yo más. @xsaezll

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código