REORDENAMIENTO

Para mejorar el transporte público: Noemí Lucila Castillo Jaén

Poco a poco, por las vías de la ciudad de Panamá empiezan a retornar los “diablos rojos”, algunos con camuflaje, es decir, pintados de verde o de blanco, pero con sus habituales características: pavos (asistentes del conductor), ruido excesivo, manejo desordenado por parte de conductores inexpertos, sin licencia, con boletas, que transitan en áreas residenciales y en buses sin mantenimiento que ocasionan accidentes, muchos de ellos fatales.

Se dice que algunos dueños de “diablos rojos” han sido indemnizados dos y tres veces y todavía los sacan a circular, con la excusa de que se necesita. Protestan, pero no regularizan su estatus. Muchos infringiendo leyes que regulan el transporte público en Panamá.

He visto hileras de Metro Bus y “diablos rojos” en las mañanas y en las tardes, en El Dorado por citar un punto de la ciudad. Cada uno literalmente pegado del otro y hasta sin pasajeros. La demanda de usuarios para acudir a sus zonas de trabajo varió. Cientos de miles de personas utilizan la línea 1 del Metro para desplazarse, lo que ha dejado áreas con poca demanda contra zonas de alta demanda por su lejanía del Metro.

Esta falta de sincronización entre las necesidades de los usuarios y la circulación del Metro Bus pareciera indicar que no hay una planificación actualizada en función de las áreas y horas en las que se necesitan. En países con grandes ciudades se utilizan los llamados “transfer”, para que el público se movilice de forma más rápida a sus destinos. Aquí los autobuses viajan desde Pacora hasta El Chorrillo, mientras que la mayoría de la gente queda en el centro de la ciudad, en donde se encuentran sus sitios de trabajo.

Una terminal de transporte en San Miguelito, por ejemplo, ayudaría a mejorar la redistribución de los pasajeros, alimentando la estación del Metro y aliviando la carga de pasajeros desde el sector este hacia sus otros destinos.

Otra medida de planificación sería señalizar horarios de circulación en las paradas, para educar a los ciudadanos en los tiempos de espera. Por difícil que parezca, es necesario desarrollar una cultura de responsabilidad de conductores, pasajeros y peatones. En la medida en la que se acepta el desorden como lo cotidiano, la conciencia social se hace más laxa y adopta la costumbre como norma. Por eso vemos a los Metro Bus y autos que circulan a contravía, no se respeta el carril dedicado al Metro Bus, y los peatones se niegan a utilizar las líneas de cebra o los pocos semáforos especiales para ellos, y prefieren cruzar por cualquier lugar.

Es necesario desarrollar la conciencia ciudadana para el cumplimiento de sus deberes y no solo para la exigencia de sus derechos. Es imperioso erradicar el concepto del “juega vivo”, que parece haberse instalado en la idiosincrasia de muchos panameños. Es hora de actuar e impulsar cambios culturales profundos en la ciudadanía, de forma que podamos reducir uno de los grandes problemas de la ciudad: el tranque que nos afecta a todos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código