RESOCIALIZACIÓN

Lo único que hace falta es voluntad...: Rafael Zevallos

Durante los últimos 20 años, hemos sido testigos del incremento de los índices de inseguridad en el país, tema que se ha convertido en la principal preocupación del panameño y que saca a la palestra el debate entre los que demandan más acciones represivas y los que apelan por la prevención para reducir la delincuencia.

Para abordar el problema, primero se debe analizar a profundidad, identificar a los actores involucrados y entender que la seguridad de un país no se resuelve a partir de eslóganes ni campañas, como “Mano dura”, “Mano amiga” o “Mano blanda”, que no representaron la solución al problema. Así mismo, entendamos que un programa como “Barrios seguros”, por sí solo, tampoco lo será.

Todas y cada una de estas acciones o programas no han sido más que eso: programas. Algunos represivos y el último preventivo, pero no representan una estrategia integral de seguridad ni están basados en una política criminológica de Estado.

Lo segundo y, quizá, más importante es sacar la politiquería de este debate. Mientras la discusión se centre en disparar acusaciones, entre bando y bando, sobre lo que se hace, lo que se hizo y lo que no se hizo en uno o en otro gobierno, jamás dejaremos de boicotear cualquier esfuerzo que se pretenda llevar a cabo. Aumentar el pie de fuerza de la Policía Nacional, aumentar las penas, construir más cárceles o gastarnos millones de dólares en radares, lanchas y equipos sofisticados no eliminará la participación de jóvenes en las pandillas. Si no me creen a mí, pregunten a nuestros hermanos centroamericanos ¿cuál ha sido el resultado allá, durante todos estos años? Han llegado al extremo de tratar de combatir a las pandillas hasta con ejércitos, sin embargo, siguen perdiendo la batalla.

El programa Barrios Seguros, por más bienintencionado y necesario que sea, tampoco está en capacidad de resolver, por sí solo, la inseguridad. Si hay algo que reconocerle al gobierno actual es que a pesar de las dificultades y tropiezos que han tenido en la ejecución de este proyecto, por primera vez se le ha dado importancia y prioridad al tema de la prevención y resocialización. Ese ejercicio ha demostrado que existe un importante número de jóvenes envueltos en el mundo de las pandillas con interés real de abandonarlas.

Esto es solo uno de los eslabones de la cadena, pero si no forma parte de un esfuerzo integral de país para combatir la inseguridad, no obtendremos los resultados esperados. No se le teme a la justicia ni a la ley, porque no existe la certeza del castigo.

Tenemos una población que ha perdido la fe en denunciar el delito, y a uniformados que se sienten burlados, al ver cómo los delincuentes que son capturados, en cuestión de días circulan nuevamente por las calles. Tenemos una grave crisis penitenciaria, con más de 17 mil personas recluidas, que esperan regresar a nuestras calles, y con una escalofriante estadística del 65% de reincidencia delincuencial, debido a la falta de programas de resocialización.

Tenemos un 35% de deserción escolar, lo que empuja al joven de vuelta a los barrios, en donde el hambre abunda, impera la cultura del más malo, y la presencia de programas educativos, deportivos, culturales, recreativos o vocacionales es demasiado escasa o inexistente.

¿Qué propongo? Sumar a todos los actores involucrados que estén dispuestos a dejar a un lado sus intereses políticos o privados, y empezar a evaluar, mejorar y, sobre todo, implementar la política criminológica que se trabajó, en conjunto con la Universidad de Panamá, hace algunos años. Desarrollar planes de acción a corto, mediano y largo plazo, determinando el área de responsabilidad de cada sector, estableciendo metas específicas para cada eje de acción, con fechas de entrega para cada tarea e indicadores de éxito para el monitoreo y medición de los resultados. Además, hay que sumar a los medios, como actores y corresponsables de no politizar ni convertir esto en un show mediático más. Lo único que hace falta es voluntad... ¿la tenemos?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código