SANEAR LAS BASES

¿Hacia dónde va el Gobierno? ¿Hacia dónde va el país?: Ramón A. Mendoza C.

¿Hacia dónde va el Gobierno? ¿Hacia dónde va el país?: Ramón A. Mendoza C. ¿Hacia dónde va el Gobierno? ¿Hacia dónde va el país?: Ramón A. Mendoza C.
¿Hacia dónde va el Gobierno? ¿Hacia dónde va el país?: Ramón A. Mendoza C.

Como ha sucedido históricamente, pareciera que el país va por un lado y el Gobierno por otro y esto porque Panamá son dos países, el de los gobernantes y el real. El real tiene problemas de salud, educación, justicia, agua, seguridad, electricidad, transporte y una pobreza oculta pero dolorosa en las comarcas y en nuestras campiñas.

El país de los gobernantes es el más desarrollado de la región y uno de los más ricos, seguros y felices del mundo. Ellos se ha introducido en la marisma política para negociar la gobernabilidad y perseguir la corrupción, frente a un Órgano Legislativo rodeado de un halo de corrupción y a un Órgano Judicial duramente cuestionado, en el que la ciudadanía no ve garantía de justicia imparcial y objetiva.

De las tres patas del Gobierno, dos están seriamente afectadas (gangrenadas). Para cualquier país democrático que desea progresar, esta situación es un lastre del que necesariamente debe deshacerse. El Gobierno pareciera no encontrar el camino cierto de una planificación administrativa, mientras los males de siempre persisten. La oposición le llama “tortuguismo” y la sociedad, lentitud.

A pocos días de cumplir un año de ejercicio gubernamental se percibe una carencia de creatividad y decisión para enfrentar los problemas existentes. El país real no sabe hacia dónde va. El sector privado ya está impaciente y las clases populares se manifiestan cerrando calles. En educación, el clamor de los estudiantes se debe a los colegios en pésimas condiciones, el agro languidece, los hospitales están desabastecidos tanto de insumos como de personal; el Seguro Social se enfrenta a un panorama gris; las contrataciones están paralizadas y la inseguridad crece. Prima facie, ya resuelto el problema de gobernabilidad, el país, el verdadero, requiere de acciones y soluciones. Veamos: en el campo energético, ante una provisión de servicio deficiente, a la fecha no se ha sancionado a la empresa responsable, sin embargo, miles de panameños sufren las consecuencias del mal servicio, mientras la empresa gana y rinde dividendos, y decenas de millones se van fuera del país.

Tal vez, una iniciativa para rescindir el contrato, presentada de manera seria y decidida, motivaría a mejorar e invertir en el servicio. Hay muchas empresas de mejor talante industrial que estarían ansiosas por tomar este contrato y... cumplirlo. Solucionar esto requiere arrestos, decisión, no solo sanción. La norma gubernamental pareciera la incertidumbre, la duda y una extrema lentitud, tal vez excusada, pero no justificada, que comienza a incidir en la ciudadanía en general.

Panamá se enfrenta a serios desafíos, pero este país tiene los elementos para enfrentarlos de forma exitosa. Para ello se requiere un gobierno en manos de estadistas que tomen la responsabilidad y el riesgo de renovar las estructuras políticas y gubernamentales corruptas y obsoletas.

El país real requiere una estructura política sana, a toda costa, de iniciativas y creatividad que pueda desarrollar al máximo nuestras potencialidades. Él solo, por su cuenta, ha creado gran parte de su desarrollo, pero confiamos en que el Gobierno tiene y debe hacer su trabajo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código