Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

CAMBIO DE CONDUCTA Y MENTALIDAD

El valor de la esperanza: Margarita Chiurliza Reiter

Todos hemos escuchado alguna vez que la esperanza es lo último que se pierde. Es en la mayoría de los casos, gracias a esa esperanza, el que a pesar de todos los obstáculos que se presentan en el camino, ambientalistas y amantes de la naturaleza continuamos luchando para defender y proteger nuestro derecho a una vida sana, con agua, con animales, con vegetación, y lo que todo esto representa para el bienestar de nuestro planeta.

Es esa esperanza la que mantiene vivo nuestro convencimiento de que podemos, de que si le enseñamos a la población y a nuestros hijos lo imperante que es un cambio de conducta y mentalidad con relación a nuestras costumbres consumistas, lograremos llegar al punto exacto en el cual cada uno consumirá en la medida necesaria para satisfacer sus necesidades -ni más ni menos- y no existirá ese juega vivo y ese poco importa de desechar las cosas y tirarlas en cualquier lugar cuando “nadie me esté viendo”.

No es fácil ni se logra de la noche a la mañana un cambio de actitud y mentalidad que lleva tanto tiempo arraigado en nosotros, pero al igual como aprendimos a hablar y a escribir cuando éramos niños, podemos también aprender a apreciar, valorar y respetar nuestro entorno natural y por lo mismo, tomar las previsiones necesarias para que se mantenga y pueda ser apreciado, y gozado por las generaciones que nos precedan.

Ahora bien, estamos conscientes de que todo cambio conlleva en cierta manera un sacrificio, ya que de una u otra forma dejamos de hacer algo a lo que estábamos acostumbrados para adaptarnos a esa nueva forma de conducta, pero en este caso el sacrificio será tan insignificante si lo comparamos con todas las ventajas que proporcionará el cambio, cuando podamos seguir gozando de un entorno de belleza natural incomparable, rodeados de hermosos árboles y flores que apreciar y oler, con ríos saludables -que cada vez son más inexistentes-, y con agua potable suficiente y disponible.

Yo creo que vale la pena que hagamos una valoración entre el escenario que nos espera si continuamos con estas malas costumbres, versus el que tendremos si comenzamos a cambiarlas por unas de mayor consciencia y respeto hacia nuestro entorno.

Ya estamos sintiendo las consecuencias de nuestros malos hábitos, ya nuestro planeta está pasando la factura por todo lo mal que hemos venido haciendo. Si amamos a nuestros hijos, no pensemos en dejarles como herencia cosas materiales, pensemos en dejarles un lugar decente y habitable en el cual vivir, pensemos en dejarles un planeta del cual disfrutar.

Tú también puedes ayudar a lograr este cambio, ingresa a www.ancon.org.

¡Te esperamos!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

KNOCKOUT Julio Escobar: 'A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios'

A los alumnos con subsidios les va peor que a los que no reciben subsidios
Roberto Cisneros

Esta semana se cerró la etapa de pruebas del Concurso por la Excelencia Educativa. Hoy Julio Escobar, su creador, que además preside la Fundación para la Promoción de la Excelencia Educativa –que ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código