FINES AVIESOS

El valor de la tierra: Gil Moreno

Es un secreto a voces que grandes potencias, fuertes consorcios internacionales y hasta conocidos magnates compran y arrendan millones y millones de hectáreas en varias regiones del mundo con fines diversos. Muchos quieren mantenerlas en reserva, junto a sus fuentes hídricas, con el propósito de asegurar a sus países una fuente de alimentos y agua para el futuro; otros lo hacen con el fin de especular, elevar el precio de la comida o, simplemente, para llevarse las cosechas a otros lugares.

Esto no se debería permitir, pero como las tierras son de su propiedad, ningún gobierno tiene fuerza legal para impedirlo. Por lo general, la población no percibe esta clase de maniobras, y cuando la descubre es demasiado tarde.

Se dice que China, India, Kuwait, Arabia Saudita, Corea del Sur y muchas otras naciones han adquirido grandes extensiones de terreno a bajos precios en los países del tercer mundo. Esta situación se da porque hay gobernantes dispuestos a sacrificar a sus propios nacionales para obtener las ganancias de la venta o el arrendamiento de vastos territorios.

Paradójicamente, las corporaciones extranjeras no son las únicas que se adueñan de la tierra, pues en nuestros propios países hay grupos de personas influyentes y con grandes recursos económicos que lo hacen, de manera que los campesinos se ven obligados a emigrar hacia las ciudades en busca de nuevas oportunidades.

Se sabe que China está comprando grandes cantidades de arroz a otros países, y que ya ha trasladado a su fuerza laboral del campo a las ciudades para fortalecer la industrialización.

Algo parecido sucede con las migraciones en varias regiones del mundo, muchas veces motivadas por la escasez de alimentos. Por eso es que vemos a miles de personas en la penuria a falta de tierras para sembrar, y otras porque sus terrenos no son aptos para la agricultura, como es el caso de algunos países productores de petróleo, en los que además la situación alimentaria se agravó, en parte, debido a la caída de los precios del petróleo. Todo esto ha traído como consecuencia la quiebra de la economía en algunos Estados, lo que se traduce en terrorismo, inconformidad y grandes migraciones hacia otros países.

Como sabemos, la tierra es un bien que cada día adquiere más valor. Ni el dinero en los bancos ni ningún otro recurso tiene ese efecto multiplicador. Eso lo sabe hasta el más ignorante. Por eso, en el caso de nuestro país, nos extraña que el rector de nuestra primera casa de estudios haya hecho uso irresponsable de las tierras de la Universidad de Panamá sin consultar con el pueblo, que es, definitivamente, su verdadero dueño. Ahora se comprende por qué Gustavo García de Paredes se mantuvo tantos años al frente de la universidad, y era porque los gobernantes de turno lo utilizaban con fines aviesos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código