SOSTENIBILIDAD Y JUSTICIA

El mercado y los valores humanos: I. Roberto Eisenmann, Jr.

Soy, y he sido, empresario toda mi vida, y lo digo con orgullo. Creo que la chispa creativa del hombre libre es la base del progreso económico que conduce a una sociedad próspera y justa.

Pero, igualmente, no creo en el dogmatismo de la empresa privada por sobre todas las cosas, a pesar de los abusos que se cometan en su nombre. La empresa se debe a su comunidad e igualmente debe lealtad, moralidad y ejercicio siempre respetando los más básicos valores humanos.

Cuando los seres humanos se organizan y hacen empresa, deben buscar su sostenibilidad y utilidad económica... y así como empresarios y trabajadores comparten el trabajo para hacer empresa, se debe participar y compartir con justicia el producto de su empresa.

La economía de mercado debe servir a la humanidad, no servirse de la humanidad.

La economía de mercado y su libre empresa fueron creaciones del hombre –a través de constituciones, leyes y reglas aprobadas– y toda Constitución o ley en alguna forma constituye limitaciones al poder... y a la libertad.

Yo he bautizado el sistema que nosotros creamos al hacer empresa “la empresa participativa”. Todos los participantes merecen un sueldo, el capital merece un sueldo razonable, los que laboran el día a día merecen un sueldo razonable (ojalá el mejor del sector en que se agitan), por lo que las utilidades deben ser compartidas entre los asociados (los que pusieron el capital, incluso los que allí laboran) y el gobierno, a través del pago en impuestos.

Así se reparte justamente la riqueza en la fuente, en el lugar donde se produce, además de que a través del gobierno y su inversión social.

¡No hay empresa más eficiente produciendo utilidades que aquella donde todos halan la carreta en la misma dirección! Además, todos tienen la posibilidad de ir creando un capital, una seguridad económica que permite una real movilidad social.

¿Por qué no hay más empresas haciendo empresa así, si el éxito es comprobado? Porque requiere confianza absoluta, que solo se produce si hay transparencia absoluta.

¿Cuántos exigen a diario transparencia debida al gobierno y no se atreven a mostrar sus informes financieros con transparencia a sus asociados?

El país es joven. Todavía la masa empresarial está compuesta por empresas familiares pequeñas en las que los informes financieros no son transparentes ni para asociados ni para socios minoritarios, incluso ni para el gobierno.

A medida que las empresas crezcan, logren capital en el mercado, sean reguladas, los informes sean públicos y publicados, entonces los sistemas participativos serán más comunes, y los reguladores cada día más firmes y profesionales.

Entonces, el mercado estará más cerca de los valores humanos... ¡como debe ser!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código