ÉTICA EN LA POLÍTICA

¿Hacia dónde vamos?: Carlos Eduardo Rubio

Con mucha preocupación veo el estado en que se encuentra la nación. A pesar del endeudamiento, la remilitarización, la demolición de las instituciones, la concentración del poder, los altísimos niveles de corrupción, transfuguismo, el sistemático irrespeto al estado constitucional de derecho, la poca efectividad de resolver los problemas del pueblo (que no todos se resuelven con obras), el Gobierno en muchas encuestas sale con un índice de gestión favorable. Claro está, este índice es producto de un marcado populismo, y creativas, pero malvadas estrategias de comunicación, costosísimas por cierto. Sin embargo, es hora de abrir los ojos y defender el sistema democrático a como dé lugar.

Mis preocupaciones son dos. El rumbo que está tomando el país y el nivel de tolerancia hacia la destrucción de las instituciones y a los niveles de corrupción. Explico.

Sobre lo primero, tenemos que aprender de cabeza ajena. Todos los países con los niveles de corrupción, demagogia y endeudamiento, irresponsabilidad al gobernar, demolición de la democracia, un gobierno populista como el que tenemos, tarde o temprano empiezan a perderse. Panamá es aún un país de oportunidades, a pesar del autoritarismo, pero esto no dura para siempre, pues la democracia no crece silvestre. ¿Se imagina que nos volvamos un país pobre y sin oportunidades por culpa de los políticos? ¿Se imagina que no haya fondos para los policías y la inseguridad aumente? ¿Se imagina que no pueda enviar a sus hijos al colegio o no pueda pagar la renta o hipoteca de su hogar? Todo esto puede llegar a pasar si no rompemos el círculo vicioso. El rumbo del país con el tipo de gobierno que tenemos, nos llevará al desastre venezolano, griego o español.

Sobre lo segundo: ¿Cómo es posible contentarnos con “roban, pero hacen”? Aquí no importa si le roban al pueblo. Aquí poco importa si la Asamblea es dominada por tiranos, que no proponen leyes humanas ni populares, sino que te den cualquier tipo de prebenda y se mantienen en el poder, mientras ellos quedan millonarios y los electores no mejoran su calidad de vida. Aquí poco importa si la Corte Suprema de Justicia está en un pésimo momento producto de quien la dirige. Aquí no importa si la Contraloría no fiscaliza nuestros impuestos, o si la Fiscalía Electoral no está buscando condenar el uso de recursos del Estado, o si la Procuradora no investiga los delitos comunes. Aquí importa que “hagan”, sin límite o sobrecosto alguno, a pesar de que la educación y la salud estén por el piso, donde se “roban las casas y nos devuelven los cubiertos”. Les recuerdo a los señores del gobierno que estas obras se hacen con nuestros impuestos, que es su deber, y exigiremos rendición de cuentas en su momento.

Tenemos que entender que con democracia republicana, los contrapesos evitan las cosas malas y hay más cosas buenas para el pueblo. Añoro una sociedad intolerante a cualquier delito, incluyendo el de la corrupción. Necesitamos una sociedad en la que los controles externos sean mínimos porque los controles morales funcionan bien. Necesitamos gobernantes y representantes que realmente actúen en tu nombre, y te defiendan con dignidad. En fin, un país que tenga buenos ciudadanos, felices, con capacidad de superarse producto de una buena educación, y que vivamos en democracia, justicia y libertad.

Panamá es un país bendecido, los demócratas vamos a luchar por él. Dejar perder la democracia no es justo con esta o las futuras generaciones, los cuales no nos perdonarán si no luchamos. Panamá necesita de una verdadera democracia, en la que los contrapesos les pongan alto a los abusadores del poder. Requerimos rescatar la ética en la política, para tener gobernantes que actúen con principios, conforme lo correcto, lo importante y el deber ser. Necesitamos una economía social de mercado que transforme el crecimiento económico en bienestar, progreso y felicidad.

¡No le dejemos a los pillos la política, apoyemos a buenos candidatos, caminemos, trabajemos, demostremos que los decentes somos más y rescatemos el mal rumbo que lleva la patria!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código