¿BENEFICIOS?

La venta de acciones del pueblo: Arturo Rebollón

Es sorprendente ver cómo los economistas al servicio del Gobierno manipulan la información con fines aviesos, nos referimos a la iniciativa que promueve la venta de acciones que tiene el Estado en empresas solventes, rentables y estratégicas. De las cosas que hizo el Toro, algunas cuestionables, hay que admitir que negociar quedarnos con el 49% de las acciones de las nuevas empresas privatizadas fue una buena jugada política y económica, que ahora unos genios tratan de revertir.

Esta es una ventaja, muchos países neófitos como nosotros en privatizaciones lamentan no haber pactado tal condición. Se nos dice que debiéramos salir del negocio, porque el Gobierno es juez y parte, pero si eso es lo ideal para proteger los intereses del pueblo panameño. ¡Es lo que nos conviene! Eso es casi imposible de alcanzar en cualquier relación de negocios. Eso nos brinda algún control, una rienda sobre la factura al consumidor en los servicios públicos, que en manos totalmente privadas se desbocarían irremisiblemente. Toda esta trama solo tiene un claro propósito: poner a disposición de inversionistas locales y extranjeros acciones seguras y atractivas, en lo que seguramente invertirían allegados al gobierno de turno y, de paso, obtendrían financiamiento para las obras en proceso. El que se vendan a mejor precio del estimado no sería motivo para alegrarnos, pues este costo adicional será reflejado en nuestras facturas por venir, toda vez que la nueva empresa reclamará rentabilidad adecuada sobre su inversión. Las consecuencias nefastas por este tipo de ventas no son nuevas en este país, ya lo vimos a partir de la venta del Intel, ahora los teléfonos se han convertido en un elemento desbalanceador de la canasta básica. Cuando se vendió BellSouth, por varias veces el precio que se compró, la nueva empresa calculó sus costos y rentabilidad con la nueva inversión y los minutos de los celulares, a pesar de la masificación, no bajaron como se había prometido en primera instancia. Ahora, recientemente, se nos vino con el cuento de que en búsqueda de eficiencia, la compañía eléctrica vendió por un dineral una parte a una subsidiaria, el resultado: obtuvo a la fecha la ganancia que pretendía en los años por venir y como ahora el costo de la empresa es más alto por la nueva inversión, la nueva socia reclamará rentabilidad sobre el nuevo capital aportado y, al final, todo va a escorar –como decimos en Panamá– en un alza en la factura eléctrica del panameño. Así que, a otro perro con ese hueso de la venta de nuestras acciones. ¡Qué se queden donde están, que son rentables y aportan todos los años al presupuesto nacional!

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código