VENEZUELA

La victoria de Maduro: Gil Moreno

Las últimas elecciones en Venezuela fueron memorables y hubo muchas sorpresas y sorprendidos. La victoria de Nicolás Maduro sobre Henrique Capriles (por estrecho margen) asombró a muchos, porque se pensó que con toda la maquinaria del Estado y con el Consejo Nacional Electoral a su favor, el candidato oficialista ganaría ampliamente.

Esto indica que un chavismo sin Chávez en Venezuela, en el mediano o corto plazo, no prosperará. Se dice que las elecciones fueron muy irregulares y la oposición denuncia miles de anomalías por el uso de recursos del Estado para favorecer a Maduro.

Ahora los seguidores de Capriles exigen una auditoría completa de los votos, porque una victoria de solo 1.59 de voto porcentual de diferencia deja muchas dudas.

Esto me recuerda las elecciones de 1984, en Panamá, entre Arnulfo Arias, de la oposición, y el candidato de la dictadura, Nicolás Ardito Barletta, quien “ganó” por mil 700 votos de la región indígena. En este caso, se supo después que los registros electorales fueron alterados.

En Venezuela, todavía muchos no se explican el triunfo de Maduro cuando el país atraviesa por una crisis generalizada en los sectores político, económico y social, y con una moneda que amenaza devaluarse cada vez más. La explicación es sencilla: la influencia de Chávez todavía se hace sentir en ese país, en donde muchas personas humildes y desamparadas recibieron ayuda del chavismo. Ayuda que no le ofrecieron otros gobiernos y, aunque el país marcha hacia el desastre, como un barco a la deriva, estas personas y otras de su condición solo ven el beneficio que han obtenido y puedan recibir más adelante.

Claro, el hecho de que Maduro haya ganado por tan estrecho margen es un triunfo que hoy logra la oposición que, con Chávez vivo, no pudo alcanzar en las pasadas elecciones.

Pienso que ninguna reclamación que haga la oposición en estos momentos prosperará con un Consejo Nacional Electoral parcializado ni con un Ejército que, sabemos, está dispuesto a favorecer al candidato del Gobierno.

En este sentido, las autoridades que tienen que ver con esto buscarán algún pretexto para rehuir sus responsabilidades y proclamar a Maduro como Presidente electo, porque, según esas mismas autoridades, las elecciones del domingo pasado se dieron en un ambiente democrático.

Ante esta situación, me parece que lo que le queda a Maduro, ya como Presidente, es corregir el rumbo, rectificar, conducir el país por los caminos de la legitimidad, la democracia, el respeto y echar a un lado la influencia perniciosa de Chávez, que si bien es cierto en su gobierno ayudó a muchos necesitados, no menos cierto es que sumergió a Venezuela en la más negra de las dictaduras, negándole a los venezolanos los recursos económicos que, por derecho propio, le correspondían, para dárselos a naciones que no lo merecían.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código