POLÍTICAS ERRADAS

¿Quién genera la violencia?: Carlos Lenin Villa Toribio

Parafraseando a Robert E. Lee, podemos decir que “es bueno que la violencia nos parezca tan terrible, de lo contrario podríamos tomarle gusto”. La violencia ha llenado de luto a la sociedad panameña, cinco jóvenes fueron víctimas de ella, cruel y salvajemente. La sociedad panameña ha ripostado alto y claro y, con una multitudinaria marcha en la ciudad de La Chorrera, ha exigido que el Gobierno cumpla con la Constitución en lo referente a cuidar la honra, vida y bienes de todos los ciudadanos panameños.

¿Pero puede un lobo cuidar de las ovejas? El martinelato desde sus inicios ha llevado una política de seguridad nacional para defender las fronteras de Estados Unidos, olvidándose de los ciudadanos panameños. Esto se ve claramente, cuando se hacen bases militares, 11 según el ministro de Seguridad Mulino, y se deja en la absoluta indefensión a la gran mayoría de los panameños. Se dedican cientos de millones de dólares para la compra de aviones no tripulados, armas de guerra, formación de policías como militares de contra insurgencia y, todo esto, sin estar Panamá en guerra o amenazado por ningún Estado.

Los casos de corrupción surgen por todos los rincones del Estado. Se desprecia la educación pública de calidad, se asesina a trabajadores en Changuinola por defender su derecho a la organización; de una forma que raya en lo criminal, se abandona la seguridad sanitaria y se provoca la muerte de más de 50 personas en el sistema de salud, mismas que se suman a los cientos, acaso miles, de personas asesinadas con dietilene glycol.

Y todo esto “es un caso aislado”, según el Gobierno panameño, y se entiende que esto sea planteado así, porque la derecha gobernante necesita tener al pueblo aterrorizado, metido en sus casas viendo novelas que nos exponen a la prostitución, a más violencia y a más terror.

La violencia como política de Estado no es nueva, se utiliza en Honduras por el presidente espurio, Porfirio Lobo; en Colombia fue utilizada por Álvaro Uribe, mismas personas y países que el Sr. Martinelli recibe y visita constantemente.

Al Estado fallido panameño no puede ni le interesa resolver los problemas de nuestra sociedad, y su defensa a ultranza del neoliberalismo pauperiza la vida de los trabajadores, que somos más; mientras los menos, la burguesía financiera, se apodera de todos los recursos del Estado. La especulación inmobiliaria y la degradación moral del sistema de economía que lleva adelante el Gobierno tienen como consecuencia la deserción escolar, el desempleo, el pandillerismo y el abandono a su suerte de la población trabajadora. El Gobierno practica la violencia en contra del pueblo, cuando por sus políticas económicas sube el costo del transporte, de los alimentos, de la ropa; cuando lleva a la gente a pensar que a través de la violencia puede hacerse de recursos económicos, cuando considera que la pérdida de vidas “es un caso aislado”, cuando solo son “algunos los que han muerto por una bacteria”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código