GESTIÓN SOSTENIBLE

Una visión a largo plazo para afrontar la crisis del agua: Gilza Córdoba

Una visión a largo plazo para afrontar la crisis del agua: Gilza Córdoba Una visión a largo plazo para afrontar la crisis del agua: Gilza Córdoba
Una visión a largo plazo para afrontar la crisis del agua: Gilza Córdoba

El agua es el elemento principal de la conservación de la vida. Siete mil millones de personas y una diversidad de ecosistemas dependen de este recurso para su subsistencia. El hecho de que las fuentes de agua dulce sean escasas, mientras que nuestra necesidad de ellas es inagotable, nos obliga a cambiar el modo en el que la sociedad, usa y aprecia este recurso.

La ética en el manejo de agua puede enfocarse desde varias perspectivas, ya sea una económica, social, capitalista o antropológica. Por ejemplo, el enfoque antropológico abarca un tema de suma importancia para los grupos étnicos cuya cultura está entrelazada a la existencia de los recursos naturales. La cultura de estas comunidades se puede canalizar como punto de apoyo para la buena gestión de los recursos hídricos o como una fuerza antagonista al desarrollo social.

La experiencia que hemos tenido los panameños con la contaminación de la bahía, y el posterior y necesario proceso de saneamiento demuestra que si hoy dañamos nuestros recursos naturales, mañana necesitaremos invertir mucho tiempo y dinero para recuperarlos, en el mejor de los casos. Por lo tanto, es imperativa una visión a largo plazo por parte de nuestras autoridades para impulsar una gestión sostenible de este vital recurso. Soluciones a corto plazo, medidas de restricción para el verano o consumir el agua de mañana para las necesidades de hoy, más adelante obligarán a los panameños a afrontar el estrés de necesitarla y no poder disponer de ella. Requerimos soluciones orientadas no solo a satisfacer el creciente consumo humano e industrial, sino también a revertir los daños causados a nuestros recursos acuíferos.

En los últimos años, un creciente número de empresas ha adoptado políticas amigables con el medio ambiente, dirigidas a la conservación de los recursos naturales, pero debido al alcance de crisis del agua, hace falta adoptar acciones que apunten a disminuir los riesgos asociados a la contaminación y al deterioro de los recursos naturales en los procesos de fabricación. Incluso, involucrarse en proyectos orientados a recuperar nuestros ríos.

El empoderamiento de la población, mediante su participación en los proyectos gestionados para impulsar el uso responsable del agua, ha demostrado ser una estrategia eficaz en otras latitudes. Por ejemplo, en muchos países de Europa la gestión participativa del manejo del agua se ha convertido en un requisito para el uso eficaz de los recursos hídricos.

Los ciudadanos podemos tomar acciones como sembrar plantas, cuyo crecimiento prospera en nuestro clima, cuidar que los grifos no goteen, adquirir tecnologías de bajo gasto y disminuir el consumo de energía, porque al ahorrar energía también ahorramos agua. Hacer de la reutilización de productos un hábito, ya que la fabricación de casi todos ellos requiere agua.

Adquiramos ese sentido de pertenencia de nuestros ríos: enterémonos del origen del acuífero del que se sirve la planta potabilizadora que abastece a nuestro hogar y preocupémonos por él.

Estas acciones no implican un enorme sacrificio, pero con ellas formamos parte de los esfuerzos a favor de la conservación de los recursos hídricos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código