EN BUSCA DE EQUILIBRAR LA ACTIVIDAD

Un vistazo hacia la migración: Elvis Anthony Ureña

Para incoar y desarrollar esta sucinta exposición, es preciso señalar en su contexto, primeramente, que la migración es el conjunto de acciones humanas caracterizadas esencialmente por su movimiento o desplazamiento nacional o internacional.

Históricamente, el ciclo conocido de la humanidad ha sido este: Nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. Sin embargo, la referencia sobre que también “migramos” es casi siempre inadvertida. Los inicios de nuestra existencia aquí en la Tierra están impregnados de un constante y continuo desplazamiento.

Al principio, nuestros ancestros fueron nómadas. Hoy, en pleno siglo XXI, aunque la civilización humana ha asumido una cultura mayormente sedentaria, también, existen poblaciones y familias que mantienen un estado errante. Dado su recorrido emprendido, a nivel nacional, el ser humano se ha desplazado del campo a la ciudad, de un pueblo a otro; y en el ámbito internacional se ha movido de un país a otro, o de uno a otro continente. De ahí, pues, que la migración no solamente ha sido propia de países de África o de Asia, sino igualmente de los países de Europa y América; quizás por razones y circunstancias diferentes, pero el elemento “inmigrante” prevalece indisolublemente en todo el mundo.

El movimiento migratorio, tanto ayer como hoy, ha tenido diversas razones y en el fondo del asunto los cambios no han sido significativos. Las motivaciones económicas o políticas continúan siendo los principales factores estimulantes de la migración internacional, propiciados por niveles de desigualdades sociales, desempleo, guerras, inseguridad, persecuciones, etc.

La migración ha prevalecido en nuestra sociedad y continuará como una constante ligada a la humanidad, porque también a finales del siglo XX y a inicios de este han surgido otros factores determinantes para mantener su habitual movimiento: La globalización y el desarrollo de nuevas tecnologías de información y comunicación. Eso sin siquiera considerar los efectos e influencia de las recientes crisis alimenticia, económica y financiera de magnitud global, aún no superadas.

Esta es la concepción de la migración que, una vez decidida su travesía, lleva consigo incertidumbres, temores, tristezas, separaciones, experiencias y emociones dramáticas.

Si bien es cierto, en su peregrinación por este mundo unas migraciones resultan exitosas y rebosantes de alegría, otras en cambio han sido traumáticas. Durante el trayecto, inmigrantes han tropezado, caído y fallecido víctimas del fuego cruzado, de la intolerancia religiosa o política, de la explotación, del engaño y la violación de sus derechos.

Así las cosas, se vislumbra la concepción migratoria como la imagen misma de la raza humana, pero más que eso es la imagen de nuestro prójimo, nacional o extranjero, rico o pobre, empresario u obrero. Ahí está, reflejando los destellos de una larga e incierta ruta, mientras que en su mirada hay un asomo de esperanza, que se convierte en un puente de comunicación, pidiéndonos acompañarle en un viaje de empatía con su mundo, porque al fin y al cabo la migración es parte de la humanidad y esta es parte de aquella.

No obstante lo anterior, aunque ciertamente la migración es un fenómeno social y económico estrechamente ligado al derecho humanitario internacional, esta no debe encarecer el empleo, la calidad de vida y la economía de los nacionales; ni burlar la seguridad de nuestros países y menos violar sus leyes.

En ese sentido, pues, nuestras naciones deben hacer serios esfuerzos integrales encaminados para garantizar una migración sostenible, más ordenada y segura y, a la vez, respetuosa de los derechos humanos de los inmigrantes, sin que eso signifique criminalizar la conducta migratoria irregular, pero tampoco podemos permitir y tolerar que a través de la migración regular o irregular entre nuestras naciones se incrementen los delitos de trata de blancas o tráfico de personas, pandillerismo, narcotráfico ni ninguna otra forma de criminalidad; o bien, que se utilice como un medio de destino para la impunidad de gente con procesos judiciales pendientes en sus países de origen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código