EMPRENDEDORES

¡Que viva la burguesía!: Ramiro Almanza

La palabra burgués, etimológicamente proviene del germánico burg. En la Europa central, es un sufijo muy utilizado en los nombres de las ciudades, Hamburg, por ejemplo. En Francia, se usa la denominación bourg para un poblado rural.

Empezó a aplicarse en Francia el término bourgess, para denominar a los habitantes de los burgos, es decir, en las partes nuevas de la ciudad, o nuevas ciudadelas en las afueras de la ciudad, habitadas por personas que no eran feudales ni siervos, que no pertenecían a estamentos privilegiados (nobleza o clero) ni al campesinado y cuya clave era que no estaban sujetos a la jurisdicción feudal, y que gozaban de ciertos recursos económicos producto de su laboriosidad.

En Inglaterra, durante el siglo XVIII, empieza a surgir una clase media, que sin ser rica, tenía cierto poder adquisitivo. Estos eran generalmente pequeños industriales, comerciantes y profesionales. De entre ellos surgirían, posteriormente, algunos magnates. La burguesía era un estrato social compuesto por personas trabajadoras e ingeniosas, que a la postre dieron inicio a la revolución industrial en Europa. Los burgueses que adquirieron las tierras que habían pertenecido a la Iglesia, aplicaron nuevas técnicas agrarias y las hicieron más productivas. Los artesanos dueños de pequeños talleres, pronto se las ingeniaron para ampliarlos, recurrir a nuevos inventos y hacer sus plantas más productivas y eficientes. La nueva clase media inglesa creó una cultura colectiva en la que se alababa el esfuerzo personal, el trabajo y la sobriedad. La burguesía, representó un cambio del feudalismo al capitalismo. Del absolutismo del Estado al liberalismo. De un sistema de parasitismo de castas con fueros y privilegios a un sistema de gente que genera riqueza por cuenta propia, con su ingenio y esfuerzo. Con el surgimiento de la burguesía, las monarquías se vieron debilitadas y perdieron parcelas de poder.

Si bien en términos generales, por burguesía se entiende “la clase media acomodada”. Esta acepción a mi juicio prostituye la esencia de lo que fue originalmente la burguesía. En nuestros países, por ejemplo, algunas personas que se han acomodado, lo han hecho gracias a parasitismos, a robar del erario público porque son o han pertenecido a nuevos estamentos privilegiados (militares o políticos), o a clanes mafiosos, y se mimetizan en la sociedad como nuevos burgueses.

Para mí, la verdadera burguesía, es la clase emprendedora, honesta, independiente, luchadora, la verdadera burguesía es la punta de lanza de la prosperidad de una nación. Veo con pena, como en algunos países hermanos, esta gente es constantemente acosada, atacada y vilipendiada. Estos ataques no obedecen a la mera constipación mental de determinados políticos, sino que, precisamente por ser una clase próspera e independiente, representa una parcela de poder, de la cual recelan esos políticos que guardan agendas con pretensiones absolutistas. Esos nuevos y auténticos Maquiavelos, tóxicos mercaderes del odio, sacan partido dividiendo al pueblo, culpando a unos de los males de los otros. Terminan destruyendo todo y no construyen nada.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código