ORDENAN AUDITORÍA

Abren caja de Pandora: el Programa de Ayuda Nacional

El director del Programa de Ayuda Nacional, Rafael Stanziola, reveló, en un informe apenas parcial, lo que todo el mundo sospechaba: que la entidad derrochó dinero.

Temas:

“Se van a asustar”, advirtió ayer a los periodistas Rafael Stanziola, el nuevo director del Programa de Ayuda Nacional (PAN), quien describió, por primera vez en cinco años, las ocultas entrañas de este organismo que estremeció al país por sus múltiples escándalos y el uso político del Tesoro Nacional.

Stanziola soltó la bomba: las compras del PAN se elevaron a la astronómica suma de más de mil 200 millones de dólares entre enero de 2010 y junio de 2014, período que no incluye los gastos de la institución en los primeros meses de la administración del expresidente Ricardo Martinelli (julio a diciembre de 2009).

Aunque se trata de una suma elevada, no existe un registro pormenorizado de cómo se usaron o dónde fueron a parar las miles de compras del PAN, que, de acuerdo con la ley, se deben usar para casos de urgencia o de ayuda social a damnificados.

Según Stanziola, el problema de obtener la información es que “la documentación se encuentra dispersa en el edificio central de la entidad y en depósitos privados”.

Aun así, las nuevas autoridades del PAN pudieron concluir que en los primeros seis meses de este año –y últimos seis del gobierno de Martinelli– unos 200 millones de dólares se usaron para sufragar proyectos, en especial, los que solicitaron los diputados de la Asamblea Nacional, reveló Stanziola.

En 2013 –en la víspera del año electoral– el PAN se gastó nada menos que 400 millones de dólares; es decir, en tan solo un año desembolsó un tercio de los mil 200 millones de dólares.

Solo en juguetes, la suma gastada ese año fue de 14 millones de dólares, compra esta sin mayor identificación ni detalles de su distribución.

Parte de los expedientes de las compras del PAN reposan en un depósito de “archivos inactivos” que custodia el Sistema de Protección Institucional (SPI), pero “no hay forma alguna de localizar fácilmente los expedientes, ya que no están identificados ni clasificados de forma alguna”, se quejó Stanziola.

Las múltiples irregularidades que arroja un primer vistazo de las finanzas del PAN obligaron al Ministerio de Economía y Finanzas a gestionar la contratación de una empresa, a fin de que en los próximos días comience a auditar el organismo.

Finalizado este paso –y de comprobarse las irregularidades– se remitirá la documentación a la Contraloría General para su respectivo análisis. Si también coincide, le corresponderá denunciar ante el Ministerio Público los hallazgos detectados y señalar a los posibles responsables.

En un recorrido de este diario por dos de los tres depósitos que tiene el PAN, se pudo observar el estado deplorable en que están los equipos y enseres adquiridos por la entidad, principalmente en los meses previos a las pasadas elecciones, como revelan fotos que se publican en esta página. (Más fotos en www.prensa.com).

En estos depósitos es visible la falta de controles e inventarios. Tanto es así, que personal que custodia los bienes reveló a La Prensa que un diputado, tras la derrota electoral de su partido, Cambio Democrático, se presentó a uno de los depósitos con tres contenedores, en los que ordenó subir todo tipo de mercancía, incluyendo estufas y refrigeradoras, sin control alguno.

Stanziola confirmó que no hay registros de la entrada de mercancía ni a quién se leentregaba, aunque pudo precisar que entre los objetos que más se llevaban había máquinas que se distribuían en Colón, Coclé y Veraguas.

Durante una inspección, contó Stanziola, el responsable del almacén principal del PAN reconoció que la mercancía no se entregaba en las oficinas regionales de esa dependencia, sino que, “por mandato verbal del anterior director [Rafael Guardia] fueron entregadas a otras personas, de las cuales no hay identificación alguna”.

CONTRATOS VERBALES

Las sorpresas no terminan. Los contratos y otros detalles de cada transacción en las computadoras de los jefes de Compra del PAN fueron borrados, indicó Stanziola.

No obstante, algo se recuperó, pero para descubrir más irregularidades: contratos para recoger basura y pagos con lo que parecen ser sobrecostos en el alquiler de helicópteros, compra de mochilas y granos para los comedores escolares.

Un caso que le llamó la atención, poco después de encargarse del PAN, fue la llegada de seis órdenes de compra para pagar a empresas que alegaban haber prestado el servicio de recolección de desechos peligrosos de hospitales. Lo extraño, dijo Stanziola, es que no hay ningún documento que regente esta relación contractual.

Estas empresas –concluye el funcionario– habrían ejecutado los trabajos antes de ser aprobados en un contrato refrendado por la Contraloría, a pesar de que ello está prohibido por la Ley 22 de Contrataciones Públicas y por las que norman el PAN.

“Existen, por lo menos, seis casos especialmente confusos desde el punto de vista jurídico, ya que en los últimos meses de mayo a junio obtuvieron el refrendo de la Contraloría, pero el exministro de Salud Javier Díaz había indicado que ya se había recibido el servicio en 2013”, dijo, confuso, Stanziola.

“Los servicios que se solicitan ya se realizaron por un período de 12 meses, a partir de enero a diciembre de 2013”, indicó Díaz en una nota emitida al PAN. En esa misiva –del 10 de junio pasado– Díaz reveló algo sorprendente: “sin que exista un contrato formal entre las partes, [el servicio] se fundamenta en la urgencia notoria...”. Semejante revelación provocó la retención de pagos a varias empresas, entre ellas, Pumper, y Construcciones, Servicios y Limpiezas.

Stanziola dijo estar en presencia de “contrataciones de hecho”, en violación flagrante de la leyes, y comprometiendo fondos públicos.

Otro caso singular es el alquiler de helicópteros, cuyos precios estaban, literalmente, por las nubes. Varias entidades los usaron para hacer sobrevuelos de destinos no definidos, y el PAN pagaba hasta 3 mil dólares la hora, cuando el precio promedio es, según Stanziola, de mil 700 dólares, y hasta menos.

Los exagerados precios generaron una investigación, en especial, porque hay una empresa que, como de costumbre, obtuvo más contratos directos.

Otro gasto, ahora más terrenal, llamó la atención de Stanziola. Las mochilas adquiridas por el PAN, entre ellas las de 2013, tenían un precio superior a las encontradas en el mercado con las mismas especificaciones.

Una investigación de La Prensa reveló que el PAN pagó más de 11 millones de dólares por 800 mil mochilas para que fueran utilizadas este año. Otro desembolso millonario para mochilas se hizo en 2011, cuando Giacomo Tamburrelli era director del PAN, a quien, tras la ola de escándalos de corrupción que lo obligaron a renunciar, no se le ha vuelto a ver. En ese entonces, se transfirieron 11.2 millones de dólares al Ministerio de Educación para comprar mochilas.

Ni el arroz ni las lentejas salieron ilesas. El PAN compró el primer grano a 80 dólares el quintal, cuando el precio en el mercado oscila entre 40 y 45 dólares el quintal. Mientras que el precio de las lentejas que vende el Instituto de Mercadeo Agropecuario es de 37 dólares el quintal, el PAN lo pagaba a 110 dólares.

Y el Programa de Nutrición, cuyo presupuesto ascendía a 6 millones de dólares este año, fue consumido en su totalidad en solo 4 meses, reveló el funcionario.

ASÍ, ¿QUIÉN NO?

El PAN hizo realidad el sueño de comerciantes que, una vez creaban una sociedad para ejercer su actividad, tenían contratos garantizados y fondos disponibles de la institución para prestar servicios sin invertir un solo centavo de su peculio.

Así lo reveló una revisión aleatoria a varios contratos, en los que se encontró que se pagaban adelantos de hasta el 40% del monto contratado.

Pero el PAN era aún más generoso con los sueños de estos empresarios: abonos y anticipos se entregaron a empresas que eran “reincidentes” en incumplimientos y cuyo historial en el PAN evidenciaba “aprietos económicos, al punto de caer en estado de quiebra o de disolución”.

El sueño era perfecto: muchas empresas financiaron sus operaciones con los anticipos que graciosamente les entregaba el gobierno.

“Los anticipos se convirtieron en parte del capital de trabajo de las contratistas del PAN”, se quejó Stanziola.

En detrimento de los intereses del Estado, las anteriores administraciones del PAN llegaron a “mutuos acuerdos” con los contratistas para terminar los contratos, sin que se ejecutaran las fianzas de cumplimiento.

Se firmaron finiquitos o “simples mutuos acuerdos”, en los que se les exoneraba a las empresas de indemnizar al Estado por los daños producidos, explicó Stanziola.

A pesar de los incumplimientos, estas empresas no fueron inhabilitadas para participar en actos públicos o contrataciones directas con el Estado, entre ellas con el PAN. De hecho, en el último quinquenio –dijo Stanziola– no se resolvió administrativamente ningún contrato, pese a los incumplimientos.

Una “coincidencia” interesante que describió el funcionario fue que proyectos y compras fueron a beneficio de copartidarios o allegados del entonces partido gobernante Cambio Democrático.

PLATA BOTADA

En las inspecciones de campo realizadas hasta ahora se encontraron “proyectos abandonados” por años, en los que la ejecución fue “nula”, pero con el agravante de que las empresas habían recibido los anticipos económicos.

Para colmo, se detectó que el Estado tiene ahora una deuda de unos 5 millones de dólares en adquisición de suministros entregados en la entidad, pero que no existen reportes de haber sido recibidos a satisfacción.

En este caso, se mencionó un kit de cocina, artículos y uniformes deportivos.

Además de esta irregularidad, los contratos que sustentan estas compras fueron refrendados por la Contraloría con posterioridad a la supuesta entrega.

Desde antes de la culminación del gobierno de Martinelli nadie ha podido localizar a los dos directores del PAN anteriores: Giacomo Tamburrelli y Rafael Guardia, para que expliquen el cuestionado manejo que dieron a los millonarios fondos públicos asignados a esa entidad.

DANZA DE MILLONES

$1,200

Millones pagó el PAN en compras de enero de 2010 a junio de 2014.

$203

Millones se gastaron de enero a junio de 2014.

$14

Millones se compraron en juguetes en 2013.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código