ADULTOS MAYORES

Amor, el mejor regalo de Navidad

El cariño que se llega a sentir por propios o extraños se demuestra de muchas maneras, una de ellas es a través de la compañía.

Temas:

La señora Maribel Combe de Vergara visita el Hogar Bolívar de Ancianos desde hace 10 años. La primera vez que acudió al lugar fue para visitar a su nana quien la cuidó cuando era una niña. La señora Maribel Combe de Vergara visita el Hogar Bolívar de Ancianos desde hace 10 años. La primera vez que acudió al lugar fue para visitar a su nana quien la cuidó cuando era una niña.

La señora Maribel Combe de Vergara visita el Hogar Bolívar de Ancianos desde hace 10 años. La primera vez que acudió al lugar fue para visitar a su nana quien la cuidó cuando era una niña. Foto por: Ana Rentería

En el asilo Bolívar solo 60 abuelitos, de 210 internos, son visitados por familiares. En el asilo Bolívar solo 60 abuelitos, de 210 internos, son visitados por familiares.

En el asilo Bolívar solo 60 abuelitos, de 210 internos, son visitados por familiares. Foto por: Ana Rentería

A partir de 2020, la población de edad avanzada aumentará en el país, según la Contraloría. A partir de 2020, la población de edad avanzada aumentará en el país, según la Contraloría.

A partir de 2020, la población de edad avanzada aumentará en el país, según la Contraloría. Foto por: Ana Rentería

La frase de que la Navidad es la época propicia para dar y compartir, es parte de la vida de Maribel Combe de Vergara y su hija Paola Vergara, quienes se encontraban en el Hogar Bolívar de Ancianos, en víspera de la celebración.

Madre e hija obsequiaban pequeñas bolsas con galletas, manzanas y jugos a los adultos mayores que están en ese lugar. Las bolsitas entregadas contenían algo más grande que alimentos, pues al recibirlas era evidente el entusiasmo y la emoción que demostraban las abuelas.

Ambas tienen 10 años cultivando un lazo de amor con ese grupo de mujeres que carecen del afecto familiar diario.

Maribel, de 49 años de edad, cuenta que comenzó a visitar el Hogar Bolívar por una señora que la cuidó cuando ella estaba pequeña, aunque con el paso del tiempo comenzó a hacerlo por todas las abuelitas.

Aunque Maribel se queja porque no puede ir tan seguido como lo hacía antes, acude lo suficiente para que las adultas mayores la recuerden, y la alegría salga a flote cuando la ven llegar.

“¡Viniste!”, gritó con emoción una señora de tez morena, desde la silla de ruedas en la que se encontraba. “¿Qué me trajiste?” preguntó, mientras presurosa revisaba la bolsa de plástico.

El regalo estaba acompañado de un fuerte abrazo y de un cariñoso beso que madre e hija repetían en cada una de las mujeres a las que entregaban un paquete. Un abrazo y beso reconfortador ante la falta de los seres queridos.

Estas visitas de Maribel y Paola se dan para el Día de la Madre y las fiestas de Navidad.

“Son días especiales en los cuales todas reciben un obsequio, porque son como niñas chiquitas que se sienten si no les regalas, y hasta te reclaman”, señala Maribel.

Mientras que Paola recuerda que visita a las ancianas desde que estaba muy pequeña.

Sonríe al contar que las abuelitas la recuerdan, y cuando no acompaña a su mamá le preguntan dónde se quedó.

Asegura estar feliz al brindar amor a estas mujeres, sin pensar que debe recibir algo de ellas.

ABUELOS SOLOS

El Hogar Bolívar de Ancianos es uno de los 12 albergues de adultos mayores que reciben apoyo del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

En estos centros de atención se atienden al menos 5 mil 500 ancianos, la mayoría de ellos sin familias o abandonados por estos.

Por ejemplo, en el Hogar Bolívar de Ancianos solo 60 de 210 internos tienen familiares que los visitan para que no se sientan solos.

La directora del Hogar Bolívar, sor Rosa Isabel Acosta Fuentes, manifiesta que los que realmente se sienten más solos son los que no tienen visitas, porque los familiares no quieren atenderlos o simplemente no cuentan con ellos.

Acosta Fuentes, quien lleva nueve meses en la dirección del albergue, explicó que los ancianos se acostumbraron a estar “solitos”, porque nadie los visita o lo hacen de manera muy esporádica.

El resto están por atención social, como es el caso de Alejandra Ortega, una abuela de 86 años de edad oriunda de la provincia de Veraguas, quien llegó a la institución porque era maltratada.

Ortega cuenta que residía en San Miguelito con una ahijada de su difunto esposo, que no le brindaba los cuidados que requería.

Asegura que un día, molesta por un reclamo que le hizo, la golpeó y fue cuando le pidió a otras personas que colocaran la denuncia, y posteriormente la llevaron hasta el asilo, donde se siente bien tratada y respetada.

Relata que tuvo una “vida dura”, al punto de que la celebración de la Navidad la relaciona con la decoración que le realizan al pabellón donde vive en el asilo.

Las vivencias de Ortega son diferentes a las de Asunción Linda López, de 67 años de edad, quien llegó al hogar hace cuatro años.

Adoptada desde muy pequeña, Asunción relaciona la festividad con una mesa llena de comida y personas compartiendo, alegres, alrededor de ellas.

Comenta que para celebrar la Navidad colocaba un jarrón con una flor en el centro de la mesa, como muestra de que su abuelita —la mujer que la adoptó— siempre se encontraba presente.

Asunción recuerda que la colocaron en el asilo porque no tenía familia y padece de diabetes, una enfermedad que necesita vigilancia.

LOABLE

El jefe del Ministerio de Desarrollo Social, Alcibíades Vásquez, indica que los hombres y mujeres que atienden a los adultos mayores son dignos de reconocimiento.

Manifiesta que la situación de abandono en que están muchas de las personas que alcanzan la ancianidad “es algo muy triste”, y asegura que ha experimentado la triste realidad de adultos mayores que son abandonados a su suerte, “porque estorban”.

En ese sentido, sostiene que la responsabilidad de atender a un adulto mayor es de los familiares, porque estas personas requieren de afecto y cariño, un sentimiento que aprendieron a compartir sin condiciones Maribel Combe de Vergara y su hija Paola Vergara, desde hace 10 años, visitando el asilo.

PROYECCIONES

Un informe de la Contraloría General de la República, publicado en abril de este año, estima que a partir de 2020 la población de edad avanzada comenzará a incrementarse en el país, y se espera que siga en ascenso hasta alcanzar un 24% de la población total en 2050.

El documento plantea que la proporción de personas en edad avanzada de 60 años comenzará a crecer a un ritmo acelerado.

Por ello, sugiere la creación de entidades dedicadas al cuidado de esta población, así como la implementación y desarrollo de actividades que fomenten su protección.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código