Ancón

Temas:

Es un sitio privilegiado: sus residentes están en medio de la selva, pero al lado de la ciudad.

A diferencia de lugares residenciales que fueron bases militares -como Clayton y Albrook- en Ancón no vivían militares, sino civiles que prestaban sus servicios al área canalera y en las oficinas administrativas de la Comisión del Canal.

LA HISTORIA

Cuando se firmaron los tratados Torrijos-Carter en 1977, el final de la presencia de las tropas estadounidenses en suelo panameño y la devolución del Canal, las áreas revertidas eran un hecho.

El 1 de octubre de 1979 entraron a regir los Tratados con la izada de la bandera panameña en la cima del cerro Ancón. Algunas áreas revertieron ese mismo año, entre ellas Ancón.

La antigua Autoridad de la Región Interoceánica (ARI), hoy Unidad de Bienes Revertidos, estuvo encargada de las ventas a través de las subastas a los primeros residentes, muchos de ellos panameños jubilados de lo que fue la Zona del Canal.

Tatiana Sousa De León, residente desde hace 10 años y arquitecta, explica que la característica principal de las viviendas originales es en que en la parte de abajo son garaje y arriba tienen dos o tres plantas.

“Hay muchas estructuras de madera y mampostería; casas amplias, bien ventiladas con aleros de 1.80 a 2 metros de largo”. La arquitecta cuenta que hace 10 años un lote podía costar unos $35 mil. Ahora un terreno vale aproximadamente $595 mil.

CIUDAD JARDÍN

Como todas las áreas revertidas de Panamá, Ancón está bajo el Plan General de Uso, Conservación y Desarrollo del Área del Canal como instrumento de ordenamiento territorial que contempla la Ley 21 de julio de 1997 y abarca el concepto de Ciudad Jardín. Sousa De León trabajó por siete años en la ARI como planificadora para diseñar los códigos y reglamentos de la Ciudad Jardín

Las normas son diferentes a los de la ciudad de Panamá porque hay mucha vegetación. Entre los reglamentos está que la ocupación en cuanto al lote no sea del 100% “para conservar el área verde, que es lo que le da el valor a las casas”. Debería ser un 40% de área verde libre (no contempla terrazas ni estacionamientos) y 60% de ocupación.

La arquitecta cuenta que ahora cada casa tiene su parcela las quieren amurallar. Pero esto, además de que corta el viento, impide que los animales silvestres circulen con libertad en la zona.

“El concepto de Ciudad Jardín indica qué cosas se pueden hacer. Hay una política del uso de suelo de la zona del Canal interocéanico”, explica Alida Spadafora, directora de la Asociación Nacional para la Conservación de la Naturaleza (ANCÓN), una organización privada, sin fines de lucro que fue fundada en 1985 y ubicada en Quarry Heights desde el 2000.

EL ALMA DE LA CIUDAD

Un punto obligado para todo panameño y turista es el cerro Ancón. Según el acuerdo N° 157 del 31 de julio de 2001, publicado en la Gaceta Oficial N° 25,777 del 24 de abril de 2007, en el que el Consejo Municipal de Panamá, declara al cerro Ancón área protegida y reserva natural del distrito de Panamá.

También fue declarado Patrimonio Histórico Nacional en 2003, con ocasión de la celebración del Centenario de la República de Panamá.

El cerro tiene 199 metros sobre el nivel del mar, estuvo bajo la jurisdicción de Estados Unidos y diversos poetas y artistas panameños han sido inspirados por su majestuosidad, como Amelia Denis de Icaza con la poesía Al cerro Ancón (1906), que la inmortalizó. Incluso hay una estatua en honor a la poetisa y la calle para subir al cerro lleva su nombre.

Desde 1977, con los Tratados Torrijos-Carter, Panamá retomó el control del cerro y una de sus primeras acciones fue la de izar la bandera en la cima, como símbolo del fin del dominio estadounidense.

LA BANDERA

Esta bandera mide 15 metros de largo por 10 metros de ancho y es elaborada una parte con máquinas industriales y otra con puntadas a mano La Prensa, 23/9/2006.

Una bandera nueva dura de 8 a 10 días y cuando se rompe debe ser reparada. Una vez arreglada puede ondear por tres días más y puede ser reparada cuatro veces. La empresa Madecaro, S.A., (Mauricio Deportes) ha sido la encargada de la confección y reparación de todas las banderas. En un año se pueden gastar hasta $30 mil en confección y reparaciones [La Prensa, 4/11/2011].

LA SUBIDA

Al cerro se puede subir a pie o en carro. Es una vía, por lo que el auto que suba tiene que esperar su turno.

En el camino se pueden observar aves y mamíferos, como ñeques que abundan por la zona. En la cima hay estacionamientos para unos seis carros, y se pueden ver muchas personas haciendo ejercicios y algunas antenas de comunicación.

La vista hacia la ciudad desde allí es de 360°, se ve el mar, el Casco Antiguo, el Canal de Panamá, el Puerto de Balboa, El Chorrillo, la Cinta Costera, Punta Paitilla y Punta Pacífica, entre otros puntos de interés.

EL GORGAS

El Hospital Gorgas fue la primera instalación médica permanente de Estados Unidos construido en la Zona del Canal en el lado Pacífico, para los trabajadores del Canal y sus familias. La financiación fue autorizada por el Congreso de Estados Unidos en 1914; la construcción comenzó en 1915 y terminó en 1919.

Originalmente fue el hospital francés L’Hospital de Notre Dame du Canal, construido con madera por los franceses en 1876 e inaugurado en 1882 por el arzobispo de Panamá, monseñor Telésforo Paul.

Luego, con la construcción del Canal de Panamá, fue reconstruido con hormigón armado y un diseño renacentista italiano por el arquitecto estadounidense Samuel Hitt, según el documento Historic American Buildind’s Survey, Gorgas Hospital (Ancon Hospital).

En el perímetro del hospital, se construyeron unos 14 edificios, incluyendo un edificio de administración, un laboratorio, una cocina, el crematorio, un dispensario, la residencia de enfermeras, la residencia del administrador y un garaje. La morgue es el único edificio que aún tiene la misma función (la Morgue Judicial de Panamá).

Los edificios del hospital situados en las faldas del cerro Ancón se agrupan dentro de un plan de sitio que permite vistas de la ciudad y la bahía de Panamá. Desde 1915 hasta 1928 fue conocido como el complejo en el cerro Ancón del Hospital de Ancón. El hospital fue nombrado en honor al mayor general William Crawford Gorgas por resolución conjunta del Congreso de Estados Unidos en marzo de 1928.

Tras la administración del ejército de Estados Unidos durante el siglo XX y los Tratados Torrijos-Carter ahora está en manos panameñas. Desde octubre de 1999 es el hogar del Instituto Oncológico Nacional, Ministerio de Salud de Panamá y la Corte Suprema de Justicia.

LAS VENTAJAS

Tatiana Sousa De León se mudó a Ancón por el verdor y los animales silvestres que la rodean.

José Manuel Delgado, otro vecino, concuerda con De León. “Vivimos cerca de todo, pero en medio de la selva y a 20 metros tenemos montaña virgen, con árboles de un tamaño considerable”.

Además, Delgado dice que en cinco minutos puede movilizarse a la cinta costera y a los centros comerciales más importantes de Panamá, a la terminal de transporte y en tres minutos está la salida para el interior del país.

Alida Spadafora tiene siete años de trabajar en la zona; lo que más disfruta es la tranquilidad, la vegetación y la posibilidad de compartir “con especies de flora y fauna que en la ciudad no se aprecian”, además de que está cerca del centro de la ciudad.

Los vecinos cuentan que uno de los atractivos de la zona es que se pueden apreciar ñeques, monos, armadillos, iguanas, venados, ardillas, tucanes, águilas, gatos solos, osos perezosos, entre otras especies de animales silvestres.

UN PROBLEMA DIARIO

Sandra Tapia tiene unos 30 años de vivir en Ancón; fue una de las primeras panameñas en mudarse allí. Para ella una de las principales preocupaciones es la falta de estacionamientos. Su casa está detrás del residencial que está en el actual estacionamiento de la Corte Suprema y sus alrededores.

El exceso de carros que buscan dónde estacionarse ha producido incomodidad en la comunidad. Desde 2009 se organizaron algunos vecinos para evitar que los usuarios de las instituciones estatales les bloqueen las entradas de sus casas y les impidan el paso. Incluso hasta a la Corregiduría han ido a parar con otros vecinos por defenderse.

Yovanny Guevara, de Relaciones Públicas de la Autoridad de Tránsito Terrestres indica que en estos casos, el procedimiento es que los residentes soliciten mediante una nota escrita la situación al director.

“Igualmente, el área se ha desarrollado mucho más, al existir más campo laboral en ese entorno, situación que afecta al momento en que los conductores necesitan estacionarse”, comenta.

Actualmente la ATTT en sus recorridos al observar los autos mal estacionados, los sanciona. Sin embargo, hay que resaltar que los residentes también deben poner de su parte porque se ha registrado casos donde también mantienen los vehículos en parte de la vía, por lo que pueden ser multados.

LAS ACCIONES

Cuando el comité de residentes de Ancón supo del proyecto del edificio de estacionamientos en la Corte Suprema de Justicia surgieron las preocupaciones.

En 2009, en la gestión del magistrado Harley Mitchell, se hizo una consulta ciudadana para determinar la viabilidad de un edificio de tres niveles, dice Sandra Tapia. Mitchell lo suspendió por las objeciones de la comunidad.

De acuerdo con la publicación de este diario el pasado lunes 20 de mayo en el 2010 se reanudó el proyecto bajo la presidencia del entonces magistrado Aníbal Salas y la Anam aprobó el estudio de impacto ambiental.

El 7 de marzo de 2012, el actual presidente de la Corte, Alejandro Moncada, convocó a una licitación pública. Los vecinos se enteraron través del sitio web PanamaCompra, según Tapia.

El 2 de abril del mismo año, la Corte adjudicó la obra a Constructora Corcione, S.A., para la construcción de un edificio de 5 pisos con 356 estacionamientos, indicaron los vecinos.

La obra debió comenzar el 11 de junio de 2012, pero la protesta de ambientalistas y residentes de Ancón lo impidió, por lo que el proyecto fue suspendido el 8 de agosto del mismo año.

“Hubo una serie de reuniones en agosto, a las que llevaron a los técnicos y ambientalistas quienes expusieron por qué razones no se deberían construir los estacionamientos”, cuenta Tapia.

Después de esa reunión aparentemente se hizo la tregua. Luego “el magistrado Harry Díaz nos amenazó con echarnos la maquinaria de Corcione y a la policía. De allí nos turnábamos para que eso no ocurriera las 24 horas todos los días de la semana a cerrar la zona”, recuerda Tapia.

El 13 de diciembre de 2012, la Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte autorizó el reinicio y comunicó la decisión a la empresa el 26 de diciembre.

Pero no comenzó, debido a las protestas vecinales y tras una reunión el 29 de enero pasado con los residentes, el magistrado presidente de la Corte, Alejandro Moncada, anunció la cancelación del plan en una conferencia de prensa.

Esto obedece a una decisión adoptada por la Sala Cuarta de Negocios Generales de la Corte, mediante acuerdo 304 del 11 de abril de 2013, que canceló el contrato de la obra, adjudicada en licitación pública a Corcione & Asociados.

La publicación de este diario del 20/05/2013 señala que “el acuerdo 304 de la Sala Cuarta hace un resumen sobre el tema, desde que en 1996 la extinta ARI adjudicó el terreno para los estacionamientos del Órgano Judicial, pasando por la asignación del lote para el proyecto en 2009, el estudio de impacto ambiental de 2010 y la licitación en 2012”.

NO ES PROTESTAR POR PROTESTAR

Luis Bishop tiene 10 años de residir en Ancón y explica que no es que no se pueda construir el edificio en la zona, “pero en ese lugar tumbarían más de 70 árboles, en un área protegida, por tratarse de las faldas del cerro Ancón porque es una reserva natural y no permite que se tumben los árboles”.

Bishop y Delgado indican que hay otras áreas en las que se puede construir el edificio de estacionamientos para estas instituciones estatales. Por esta razón se hizo un informe en el que aconsejaban en dónde se podría construir.

EL PANORAMA

El abogado Dolando Sousa, quien lleva el caso por parte de los vecinos de Ancón, indicó que el contrato con la constructora “quedó anulado y es una decisión mediante una resolución de la Sala Cuarta de la Corte Suprema de Justicia”, afirma Sousa.

Por otro lado, el abogado informó de que hay un recurso de nulidad ante la Corte, que interpusieron los vecinos de Ancón el 17 de enero de 2013, contra la resolución del Ministerio de Economía y Finanzas que otorga a título gratuito mediante la resolución 117 de 2009 . “Este lote no se puede otorgar, porque un área que es patrimonio de la Nación y área protegida y esas áreas solo se pueden dar en concesión”.

La Prensa publicó el pasado 20 de mayo, que el magistrado vicepresidente de la Corte Suprema de Justicia, Harry Díaz, aclaró que la decisión unilateral de esa institución de rescindir el contrato para construir un edificio de estacionamientos “no implica que se haya renunciado a ejecutar el proyecto”.

PREOCUPACIONES

Ancón bordea las faldas del cerro y no todos los sitios tienen los mismas realidades, por lo cual no todos tienen los mismos problemas. Por ejemplo, los vecinos que viven detrás de los estacionamientos dijeron que la zona es segura.

Sin embargo, Tatiana Sousa, que vive cerca del edificio de la Administración del Canal (ACP) dijo que le han robado seis veces en su casa. Aunque para ella la falta de estacionamientos no representa un problema.

Los vecinos coincidieron en que los indigentes representan una amenaza para el vecindario, pues hay muchos hurtos en la zona y hacen fogatas en las calles.

“Ancón es muy abierto y de fácil acceso, a diferencia de sitios como Clayton o Albrook que estaban confinados por ser bases militares”, explica Tatiana Sousa.

De acuerdo con la Policía Nacional, el tema de los indigentes se intenta manejar con instituciones que se hacen cargo de ellos, sin embargo, “usualmente se les lleva a los albergues y ellos se escapan y vuelven al lugar”, además “no los pueden retener a la fuerza”. En cuanto a la seguridad, reiteraron como en la mayoría de las ediciones de El Barrio anteriores, que “se hacen rondas periódicas, no por las mismas calles cada vez pero se mantiene siempre la vigilancia”.

FALTAN PARQUES

A Sousa le gustaría ver en su comunidad más parques. “Pienso que no hay parques por la naturaleza del lugar, ya que no residían tantas familias, sino que eran funcionarios que iban y venían y no había tanto sentido de comunidad.

Tapia, Bishop y José Manuel Díaz concuerdan en que no hay sentido de comunidad. Para Sandra otra de sus preocupaciones son los comercios en zona residencial.

Los vecinos dicen que hubo varios problemas de construcciones ilegales, que fueron paradas y han conseguido que los inversionistas desistan de las construcción.

Rosina Russo, residente de Quarry Hights indica que hay un colapso de las infraestructuras de agua potable, aguas servidas, drenajes pluviales y hay deficiencias en la recolección de la basura. Hasta el cierre de esta nota, contactamos al departamento de prensa de la Autoridad de Aseo y del Instituto de Acueductos y Alcantarillados y no obtuvimos respuesta.

Según Alida Spadafora el problema principal se debe a que a los pocos años de revertir los administradores de las áreas revertidas “quisieron comenzar con proyectos que rompían con el concepto, por lo que esta zona colapsó con todas las áreas adicionales de residenciales”.

QUARRY HEIGHTS

Quarry Heights pertenece al barrio, según aparece en el mapa de la Contraloría General, pero los residentes señalan que son independientes.

Tal es el caso de Rosina Russo, quien vive allí hace 10 años, e indica que el barrio es conocido como “Altos de la Cantera”, pues una parte del cerro fue utilizada para trabajos de la construcción del Canal de Panamá. Por esta razón le preocupa que en la zona hay roca fraccionada de la antigua cantera que causa derrumbes de piedras.

Su ventaja primordial es que es que vive al lado “del pulmón de la ciudad, y estamos rodeados de la gran biodiversidad del Cerro Ancón”.

Le gustaría ver más control de las autoridades o de un patronato que evite que las personas destruyan la fauna y la flora del cerro.

A pesar de su preocupación dice que ha aumentado el volumen de visitantes y se ha reforestado.

En La Prensa, 21/9/2010 se indica que hay una estructura oculta con 60 años de antigüedad, cuya custodia es responsabilidad del Consejo de Seguridad del Estado.

El túnel data de 1942 y fue construido por el Ejército de Estados Unidos, como un refugio que protegería al personal de alto perfil. Pasó a manos panameñas en 1999, junto con el Canal. En 2004, durante la gestión de Martín Torrijos, el Consejo de Seguridad fue trasladado a Quarry Heights.

El pasado miércoles, dos periodistas de TVN Noticias fueron retenidos en la zona, cuando grababan imágenes del Cerro Ancón.

Personal del Consejo de Seguridad les exigió las grabaciones con el argumento de que ese era un lugar restringido (a pesar de ser una zona residencial). Tres semanas antes, hicimos el recorrido de esta edición.

La directora de ANCÓN indicó que esta situación es el resultado del incumplimiento de la norma de Ciudad Jardín y las incompatibilidades del uso de suelo en una zona residencial. “Los residentes estaban allí primero, el SPI llegó después, ¿por qué imponen restricciones que no están contempladas en ninguna normativa?”.

Spadafora añade que las calles son públicas, “allí entra cualquier persona o turista a tomar fotos, por su belleza”.

Para entrar a la oficina de Ancón hay que pasar por la garita, y en su caso ella esperaba la visita de seis personas a su oficina, a las que no dejaron entrar, debido al incidente de ese día.

EMBLEMÁTICO

El edificio de la Administración del Canal está dentro de los límites del barrio de Ancón, según el mapa de la Contraloría General. Pero de acuerdo con el sitio pancanal.com y trabajadores consultados, pertenece al área de Balboa. El edificio fue inaugurado el 15 de julio de 1914, exactamente un mes antes que el Canal de Panamá. Su construcción fue una idea del ingeniero estadounidense George W. Goethals y los planos fueron hechos por Austin W. Lord.

Está ubicado en una colina y alberga las principales oficinas administrativas e la Autoridad del Canal de Panamá, incluyendo las del Administrador y Subadministrador.

Raúl Rivera tiene siete años trabajando en este edificio. Señala que la ventaja de tener cerca los centros comerciales, el aeropuerto y supermercado cerca. “Es un área tranquila, que a pesar de tener tanto movimiento comercial cerca, conserva esa tranquilidad y orden que la ha caracterizado por mucho tiempo”. Otro beneficio para Rivera es “cuando sales o llegas a la oficina, tener el Cerro Ancón y toda la naturaleza que lo rodea te da un buen comienzo del día”. 

Del área le preocupa las condiciones de las calles en el área de Ancón, debido a los huecos y la poca iluminación.

LA ZONA

Ancón está ubicado en el corregimiento del mismo nombre. De acuerdo con el mapa de la Contraloría General, del censo de 2010, abarca las faldas del Cerro Ancón, aunque los vecinos y trabajadores de la zona indiquen lo contrario. 

Intentamos obtener una versión sobre el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial sobre su versión en línea en la oficina de prensa, pero fue infructuoso hasta el cierre de la edición.

Los hospitales más cercanos son el Hospital Santo Tomás, el Oncológico y el Hospital Santa Fe. El Supermercado 99 dentro del centro comercial Albrook Mall y el Supermercado Rey en Albrook son los más cercanos, ambos con farmacias. Hay una subestación de policía en Balboa en calle La Boca.

La estación de bomberos está ubicada a un costado del auditorio Ascanio Arosemena en Balboa, así como la estafeta de correos.

Con información de Urania Molina y Rubén Polanco.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código