Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Apoyo a la niñez, sin los resultados esperados

Temas:

Rezago en atención a menores Rezago en atención a menores
Rezago en atención a menores

La inversión millonaria que se destina a la población de entre 0 y 17 años en temas como educación, salud, vivienda y protección social no está cumpliendo sus objetivos, según el informe “Panamá: inversión pública en niñez y adolescencia, período 2007-2013”. Organizaciones y autoridades reconocen que hay problemas.

Rezago en atención a menores

Pese a que Panamá ha duplicado el recurso económico que destina en atender los aspectos de educación, salud, vivienda y protección social de la población entre 0 y 17 años de edad, los resultados no han generado los impactos que se requieren.

Así lo refleja el informe Panamá: inversión pública en niñez y adolescencia, período 2007-2013, publicado el pasado martes por la Red Nacional de Apoyo a la Niñez y Adolescencia en Panamá (Rednaniap) y hecho dentro del marco del convenio suscrito entre Plan International y el Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales.

El estudio refleja que el país pasó de destinar mil 250.7 millones de dólares en concepto de inversión pública en niñez y adolescencia durante el año 2007 a un total de 2 mil 722.2 millones de dólares durante el año 2013.

Lo anterior significó un incremento de 2.2 veces durante los siete años de medición, lo que ubica a Panamá como el segundo país de Centroamérica que más recurso destina en este sentido.

En primer lugar está el país vecino de Costa Rica que destina un presupuesto de 3 mil 122.5 millones de dólares anuales, ya en tercer lugar se encuentra El Salvador con un monto de 810.3 millones de dólares.

ESPECIAL ATENCIÓN

De los cuatro puntos analizados, los de educación y salud generan mayor inquietud.

La posición que ostenta Panamá se hace pequeña cuando en el rubro de educación, el compendio indica que las tasas netas de matrícula aún evidencian la necesidad de una mejora, pues “en los niveles de preescolar, premedia y media no se logra matricular a 2, 6 y 4 de cada 10 niños en edad acorde para dichos niveles, respectivamente”.

Cuando se analiza el aspecto de salud, las cifras son aún más alarmantes.

Para ejemplificar esto, se evidencia un contraste entre disponibilidad de personal médico y la población. A nivel nacional el promedio de médicos es de 25 por cada 10 mil habitantes, sin embargo, en las áreas comarcales -Emberá Wounaan y Ngäbe Buglé-, esta cifra está por debajo de 5 por cada 10 mil habitantes.

En cuanto a la atención prenatal, se precisa que para el año 2013 se registró una cobertura de 77.8%, lo que representó un retroceso de 15.3 puntos en comparación con 2007, cuando la cifra fue de 93.1%.

Lo anterior, señala el informe, “en alguna medida ha condicionado los escasos logros en cuanto a la reducción de la mortalidad materna, que tras siete años logró reducirse en apenas 3.8 puntos a nivel nacional”.

Actualmente, en las comarcas indígenas se reportan unos 250 fallecimientos por cada 100 mil nacimientos vivos.

LA CLAVE

Para Lourdes Reiss, presidenta de la Rednaniap, las cifras descritas reflejan que “se requiere hacer un trabajo social profundo y a conciencia, que permita identificar en mejor manera las áreas más necesitadas y así los recursos sean destinados a donde realmente se requieran”.

Añade que si bien desde los diferentes gobiernos se han impulsado programas como la Red de Oportunidades y la Beca Universal, estas iniciativas por sí solas no van a lograr que el país alcance los niveles de equidad y desarrollo sostenible que se pretenden.

“Muchas veces los subsidios se entregan indiscriminadamente, sin realmente hacer un análisis de la necesidad o no que tenga la familia y sin hacer un seguimiento del impacto de la ayuda”, expresó Reiss.

Por su parte, Alonso Ramos, sociólogo especialista en temas de niñez y adolescencia, dijo que “los subsidios deben ser vistos como algo coyuntural y no como soluciones a mediano y largo plazo”.

Por el contrario, sugirió el fortalecimiento de las instituciones del Estado, en este caso específico del Ministerio de Desarrollo Social y la Secretaría Nacional de la Niñez, Adolescencia y Familia para que desde esos organismos se hagan los cambios que se requiere.

Además, estimó necesario que se impulse una gestión “pública planificada” y en constante evaluación, en la que se involucre a los diferentes sectores de la sociedad.

GOBIERNO REACCIONA

Alcibíades Vásquez, ministro de Desarrollo Social, reconoció la situación, e indicó que durante cinco años el Gabinete Social del Gobierno estuvo inoperativo y que no fue hasta que entró esta administración que se reactivó.

Vásquez indicó que ya se están ejecutando acciones concretas a través del Marco de Aceleración de los Objetivos de Desarrollo del Milenio para disminuir las estadísticas en cuanto a las muertes maternas y de los menores de cinco años.

Respecto al sector educativo, dijo que se hacen inversiones importantes para eliminar las escuelas rancho, aumentar la cobertura y ofrecer una calidad educativa de excelencia.

“En esta administración estamos altamente comprometidos” en articular los esfuerzos y estrategias necesarios para definir las políticas públicas sociales a corto, mediano y largo plazo, dijo Vásquez.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código