Argentina y EU renuevan relaciones diplomáticas

Temas:

Barack Obama y Mauricio Macri Barack Obama y Mauricio Macri

Barack Obama y Mauricio Macri Foto por: Martín Zabala

Barack Obama y el presidente argentino Mauricio Macri mantuvieron una rueda de prensa conjunta en la que el mandatario estadounidense comentó su aprecio por la literatura argentina. Barack Obama y el presidente argentino Mauricio Macri mantuvieron una rueda de prensa conjunta en la que el mandatario estadounidense comentó su aprecio por la literatura argentina.

Barack Obama y el presidente argentino Mauricio Macri mantuvieron una rueda de prensa conjunta en la que el mandatario estadounidense comentó su aprecio por la literatura argentina. Foto por: Martín Zabala

El presidente de Estados Unidos (EU) Barack Obama y su homólogo argentino Mauricio Macri fortalecieron ayer las relaciones diplomáticas de los dos países, marcadas por las asperezas durante los gobiernos kirchneristas entre 2003 y 2015.

Macri agradeció a Obama el gesto por parte del Gobierno estadounidense de desclasificar los archivos de la dictadura cívico-militar con el fin de esclarecer la verdad del supuesto rol que tendrían las autoridades de dicho país en el golpe de Estado ocurrido hace 40 años.

Nueva era entre EU y Argentina

Estados Unidos y Argentina relanzaron ayer sus relaciones con promesas de aumentar el comercio y cooperar contra el terrorismo, en un giro diplomático después de más de una década de diferencias en la que el país sudamericano fue un pilar de la izquierda en la región.

Durante una conferencia de prensa conjunta de los mandatarios de ambos países, el presidente estadounidense, Barack Obama, elogió las políticas de libre mercado del Gobierno argentino, al que consideró un “ejemplo” para Latinoamérica.

Los gobiernos firmaron declaraciones de cooperación en comercio, defensa de los derechos humanos y combate al narcotráfico y el terrorismo, como parte de una visita que es un impulso simbólico para Mauricio Macri, el presidente de centroderecha del país sudamericano.

“Estoy impresionado porque Macri se ha movido rápidamente con muchas de las reformas que prometió para generar un crecimiento económico sustentable e inclusivo, para reconectar a Argentina con la economía global y la comunidad mundial”, dijo Obama en la casa de gobierno del país austral.

El viaje de Obama coincide con un momento de declive de la izquierda, que ha gobernado varios países sudamericanos en la última década, y su apoyo a la nueva gestión de Argentina es considerado por algunos como parte de una alianza estratégica en la región.

“Esperamos buenas relaciones con todos los países en el hemisferio, pero obviamente Argentina históricamente, como uno de los países más poderosos y más grandes del hemisferio, tiene que ser un socio fundamental nuestro”, señaló Obama.

El líder estadounidense tuvo durante años una tensa relación con la expresidenta Cristina Fernández, una aliada del fallecido líder venezolano Hugo Chávez que profundizó las relaciones comerciales con China.

Más de una vez Fernández, quien redujo la pobreza del país, pero no logró elevar la inversión y controlar la inflación, atacó verbalmente a funcionarios estadounidenses y Obama la desairó en reuniones regionales.

Obama llegó el pasado martes a Buenos Aires desde Cuba, donde protagonizó una histórica visita. Bajo un soleado día de otoño, cientos de argentinos se acercaron para ver el paso del convoy de Obama por el centro de Buenos Aires y muchos incluso subieron a balcones y terrazas de edificios cercanos para tomar imágenes.

El mandatario visitó la catedral donde el papa Francisco solía ofrecer misa cuando era arzobispo de Buenos Aires y se reunió con jóvenes emprendedores. Entrada la noche, asistió a una cena de Estado con Macri en el Centro Cultural Kirchner.

Durante el encuentro con la prensa, Obama se refirió a los ataques en Bruselas y llamó al mundo a unirse contra el terrorismo.

La visita se inscribe en el proceso de apertura de la economía argentina, con la que el gobierno busca dar impulso a una actividad estancada desde hace años debido a la falta de inversiones.

Con un abultado déficit fiscal y una inflación de dos dígitos, la llegada de capitales es una urgencia para las autoridades.

“La Argentina tiene mucho para ofrecer y hoy tiene un bajísimo intercambio con Estados Unidos”, afirmó Macri durante la conferencia de prensa, y llamó a “potenciar más las inversiones” estadounidenses en el país.

En sus primeros 100 días en el poder, Macri desmanteló controles de capital y a las exportaciones, recortó los subsidios energéticos y cerró acuerdos con acreedores de deuda impaga en Estados Unidos. Funcionarios estadounidenses dicen que Obama está impresionado por el ritmo de las reformas.

“En una muestra de confianza en la nueva dirección de Argentina, muchos hombres de negocios de Estados Unidos están anunciando decenas de millones en nuevas inversiones aquí en Argentina”, dijo Obama.

Aunque muchos argentinos no tenían una imagen positiva de Estados Unidos en años recientes -cuando George W. Bush estuvo en el país en 2004 fue el blanco de feroces protestas-, la situación parece haber cambiado.

Una encuesta de la consultora Poliarquía muestra que el 53% de los argentinos considera beneficiosa la visita de Obama, mientras que el 45% de los encuestados tiene una imagen positiva de Estados Unidos frente al 29% de 2008.

“Estábamos aislados del mundo, creo que este presidente es una gran oportunidad para todos los argentinos. Abre las puertas, porque todo el mundo mira a Estados Unidos, nos guste o no”, dijo Inés Balbín, una jubilada de 56 años.

TRAS 40 AÑOS DEL GOLPE

Barack Obama fue el blanco de protestas de la izquierda y de organismos de derechos humanos, que este 24 de marzo conmemorarán el 40 aniversario del golpe de Estado que llevó al poder a una sangrienta dictadura militar inicialmente apoyada por Estados Unidos.

En las marchas de ayer, hubo una quema de banderas estadounidenses frente al Palacio Bosch Alvear, sede de la embajada estadounidense, donde Obama optó por alojarse en estos días de visita oficial con su familia.

La manifestación tuvo sus momentos de tensión por la pasión de las consignas. No obstante, no se registraron enfrentamientos con las barricadas de policía que resguardaban la zona como parte de un megaoperativo de seguridad que alteró el ritmo de todos los habitantes y trabajadores de esta urbe por la que transitan unas 10 millones de personas.

El presidente estadounidense, que recientemente accedió a desclasificar archivos de inteligencia sobre esa cruenta dictadura, visitará hoy el Parque de la Memoria en honor a los desaparecidos bajo ese oscuro período.

“Esta semana es el aniversario 40 del golpe militar, mañana para recalcar nuestro compromiso con los derechos humanos vamos a visitar las tumbas de las víctimas de la dictadura argentina y reconoceremos los esfuerzos históricos constantes para que podamos reconocer el heroísmo y el coraje de aquellas personas que se opusieron ante estas violaciones a los derechos humanos y demostrar que no es solamente un gesto simbólico”, ha dicho Obama en la rueda de prensa conjunta con Macri.

En la misma, un periodista preguntó si Estados Unidos había hecho suficiente ‘autocrítica’ respecto a su política exterior.

“He pasado mucho tiempo desde joven estudiando la historia de varios países. Hay momentos de gloria y momentos poco productivos o malos. También hubo momentos en la política de Estados Unidos que no fueron productivos.(...) En los años 70, nuestro enfoque sobre los derechos humanos era tan importante como luchar contra el comunismo. Era un tema muy importante, tanto para republicanos como para demócratas”, comentó.

Obama también destacó que para su país la experiencia de naciones como Argentina les ha permitido “aprender algunas lecciones” y entender que “la democracia es mejor que una dictadura de una persona”.

Al destacar que Washington ha madurado en relaciones internacionales admitió que lo “critican desde izquierda y derecha por razones diferentes”, pero afirmó que hoy por hoy su país trabaja para favorecer las políticas de respeto a los derechos humanos”.

Posteriormente, el mandatario argentino agradeció a Obama el gesto de haber desclasificado los archivos referentes a la presunta participación de Estados Unidos en el golpe de Estado cívico-militar encabezado por el fallecido exgeneral Jorge Rafael Videla.

“A horas de cumplirse 40 años del golpe de Estado que consolidó el capítulo más oscuro de nuestra historia, usted aceptó nuestro pedido de desarchivar los archivos (...) Todos tenemos derecho a saber la verdad de lo que ocurrió”, ha dicho.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código