DELINCUENCIA. bancos, los favoritos de asaltantes.

Asaltos... de película

En algunos casos, los delincuentes alquilan locales contiguos al negocio a asaltar. Ingresan abriendo boquetes en las paredes.
Para cometer sus ‘golpes’, los delincuentes utilizan diferentes modalidades para sustraer dinero y joyas. LA PRENSA/Archivo. Para cometer sus ‘golpes’, los delincuentes utilizan diferentes modalidades para sustraer dinero y joyas. LA PRENSA/Archivo.
Para cometer sus ‘golpes’, los delincuentes utilizan diferentes modalidades para sustraer dinero y joyas. LA PRENSA/Archivo.

En Panamá, como en otros países del mundo, el “ingenio” de los asaltantes por coronar sus golpes muchas veces suele ser una copia de las mejores películas de Hollywood.

Camiones blindados, bancos, joyerías y negocios con buena facturación están entre los blancos preferidos de estos delincuentes que en algunos casos son aprehendidos, pero el botín nunca aparece.

MUCHA TV

Un caso reciente sucedió el domingo 5 de enero de 2014. Antisociales ingresaron a la joyería Nat Méndez, ubicada en Obarrio, y lograron llevarse joyas valoradas en $1.7 millón.

Para ello alquilaron el establecimiento contiguo, por 15 días, suplantando el nombre de una funcionaria del Ministerio de Educación.

Estando allí abrieron un boquete en la pared que conecta ambos locales. Ingresaron a la joyería y se trasladaron a la planta baja donde saquearon las vitrinas y, luego, con acetileno, abrieron la caja fuerte.

El caso se encuentra en investigación por parte de las autoridades, sin que a la fecha se haya detenido a los responsables del gran golpe.

Bancos, los favoritos

Hace dos años, exactamente a las 9:00 a.m. del 24 de enero, cuatro hombres bajaron de un carro y en instantes dominaron y desarmaron a los dos vigilantes del Banco Nacional de Panamá de la avenida 12 de Octubre.

Luego, obligaron a los custodios a entrar, sometieron a los clientes, tomaron el efectivo de las taquillas y huyeron.

Afuera los esperaba un quinto hombre armado, que vestía de policía, y el conductor del vehículo para el escape que más tarde abandonarían en la calle 4 Pueblo Nuevo.

No pasaría mucho tiempo para que las autoridades se dieran cuenta de que se trataba de un grupo improvisado de “primerizos”, todos procedentes de Monte Oscuro, que se conocieron cuando purgaban condena en el centro penitenciario La Joya, en 2009.

Pero hay casos en los que los amigos de lo ajeno corren con mejor suerte. Uno de ellos sucedió el martes 1 de enero de 2008 en la sucursal de Banistmo, en El Dorado, donde delincuentes vaciaron la bóveda llevándose $250 mil en efectivo y joyas.

Los facinerosos usaron la técnica del boquete. Abrieron uno en el piso de un local en la planta alta del edificio para ingresar a una de la oficinas del banco y luego penetrar en la bóveda.

En medio del asalto se activó la alarma de la bóveda, pero el personal de la seguridad privada del banco no se percató del hurto ni notificó a la policía, como lo establecía el protocolo.

La entidad bancaria había cerrado el lunes 31 de diciembre de 2007 y reanudaron labores el 2 de enero de 2008, cuando se descubrió el hecho.

La oficina en la parte alta del banco por la que entraron los delincuentes estaba desocupada. Se conoció que varios colombianos alquilaron el local, pero al desocuparlo, días antes del hurto, no entregaron las llaves a sus arrendatarios.

Y como este hay otros casos en los que los malhechores se llevan el botín sin disparar una bala ni usar la violencia.

El 15 de agosto de 2005, delincuentes hurtaron del The International Commercial Bank of China, de la Zona Libre de Colón, $2.5 millones.

Eran las 8:00 a.m. cuando un falso camión blindado se estacionó al costado del local. De su interior bajaron tres hombres que vestían uniforme similar a los de la agencia de seguridad que cumplía esta función.

Minutos después, tres ejecutivos del banco les entregaron varias bolsas con $2.5 millones.

Los delincuentes abandonaron el camión cerca al lugar y escaparon en otros vehículos. Aunque la banda fue detenida, el dinero se perdió.

Poco del dinero se recupera

Desde 1987 hasta 2010, grupos delictivos organizados en Panamá lograron apoderarse de $16 millones 953 mil 809 por robos a 98 bancos, de acuerdo con cifras del Sistema Nacional Integrado de Estadísticas. Si a ello se le agrega lo que se llevaron en el asalto a la joyería Nat Méndez, ocurrido en enero de este año, cuyo monto fue de $1.7 millón, el total hurtado hasta principios de 2014 es de $18 millones 653 mil 809.

Sobre las cantidades de dinero sustraídas, ya sea por hurto o robo, las autoridades encargadas de las investigaciones reconocen que, en más del 95% de los casos, no se ha podido recuperar ni un centavo.

“Lo más que se ha logrado es detener a los responsables, pero el dinero casi nunca se recupera”, manifestó un funcionario de una entidad de seguridad con más de 15 de años de experiencia en investigar este tipo de delitos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código