ANÁLISIS. VIOLENCIA EN PANAMÁ SE COBRA 413 VIDAS ENTRE ENERO Y JULIO.

Asesinan a los más jóvenes

La ausencia de empleos estables provoca la desintegración de las familias y comunidades, y abre la puerta al crimen organizado.

De una lectura de las estadísticas criminales del Gobierno se concluye que, aunque en los últimos años son menos las víctimas de homicidio, la gran mayoría de ellas es muy joven y cae abatida en hechos cada vez más violentos, caracterizados por el uso de arma de fuego y ocurridos, casi todos, en la capital del país.

Cifras del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales (SIEC) dan cuenta de que entre enero y julio de este año ocurrieron 413 homicidios en todo el país, a un promedio de dos casos cada 24 horas.

La cantidad, sin embargo, refleja una disminución de 70 casos (14.5%) respecto de los 483 homicidios reportados en el mismo período de 2010, y equivale a una tasa de 11.6 casos por cada 100 mil habitantes, un par de puntos menos que durante el año pasado.

Las estadísticas precisan que 76.9% de los casos (318 homicidios) fue reportado en la provincia de Panamá, y que dentro de esta el distrito capital acumula la mayor cifra de asesinatos, con 172.

Mientras tanto, 78.4% de los homicidios fue perpetrado con arma de fuego; esto es 324 de los 413 casos reportados en el período.

Pero quizá lo más alarmante de las cifras es que 61.2% de las víctimas (253 personas) tenía entre 18 y 34 años; es decir, estaban en la plenitud de sus vidas cuando fueron asesinadas.

Este porcentaje aumentó respecto del mismo período de 2010, cuando el SIEC reportó 241 víctimas (49.8%) con esas edades.

Este año, el mayor porcentaje de jóvenes ultimados (22.7%) tenía entre 20 y 24 años.

Políticas públicas

A juicio del sociólogo Marco A. Gandásegui, los niveles de criminalidad que se registran en el país actualmente son la consecuencia directa de políticas públicas que en vez de resolver el problema económico lo que hacen es promover el trabajo precario o informal, sin contratos ni beneficios de ley, o el desempleo.

Y como quiera que la mayor actividad económica del país se concentra en la capital, es en esta donde se reporta la mayor influencia de ese trabajo precario, “el cual impide a las personas formar unidades familiares sólidas, que a su vez formen comunidades fuertes en las que los niños puedan crecer entre valores”.

Dicho fenómeno, dijo, desintegra cada vez más a las familias y a las comunidades, y esto se convierte en el escenario ideal para la penetración del crimen organizado, el narcotráfico y otras actividades al margen de la ley.

“Es por eso que los crímenes se concentran en el área metropolitana de la capital, en los distritos de Panamá y San Miguelito, y afectan significativamente a los más jóvenes de la población”, precisó.

En cuanto a la incidencia de las armas de fuego en los homicidios ocurridos en el país, Gandásegui opinó que esto se asemeja al fenómeno que ocurre actualmente en México, donde casi todo el mundo parece estar armado, y con armas cada vez más sofisticadas como resultado de la penetración masiva de “productos” exportados desde Estados Unidos.

Falta prevención

Por su parte, el abogado y criminólogo Jonathan Riggs explicó que son los jóvenes los más afectados por la criminalidad, pues son los más vulnerables debido a las muchas situaciones que deben confrontar en su entorno inmediato.

“Son los jóvenes los más expuestos en una sociedad carente de tolerancia, respeto, y de una cultura hacia la paz y la no violencia”, dijo.

Consideró que dicha vulnerabilidad se incrementa ante la falta de una política criminológica de Estado, a través de la cual se fomente la prevención y la justicia social como primera instancia de cualquier acción.

“Las autoridades hacen esfuerzos ingentes con sus planes de represión, pero la solución del problema está en ejecutar métodos de prevención a corto, mediano y largo plazo”, acotó.

Las ´zonas rojas´ en la capital

De acuerdo con las cifras del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales, en el distrito de Panamá hubo 172 homicidios entre enero y julio pasado, y los corregimientos con mayor incidencia fueron Tocumen, con 20 casos, y 24 de Diciembre y El Chorrillo, con 17 casos cada uno.

Luego, las autoridades reportaron 14 asesinatos en Pacora, 13 en Calidonia y 12 casos en Curundú y en Juan Díaz.

En este período no se reportaron homicidios en Bella Vista ni en San Martín.

Mientras tanto, en San Miguelito hubo 85 homicidios, de los cuales 30 fueron reportados en el corregimiento Belisario Porras, 15 en Arnulfo Arias y 12 en Amelia Denis De Icaza.

Para cerrar, en el distrito de Arraiján ocurrieron 37 homicidios y, de estos, 12 fueron en Veracruz y 10 en el propio corregimiento de Arraiján.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código