Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

AUTORIDADES MANEJAN DISTINTAS HIPÓTESIS DE la fuga DE DOS INTERNAS DE LA CÁRCEL DE MUJERES

Blanca Donado escapó de sus 30 años de cárcel

Donado fue condenada en octubre de 2010 junto a su compatriota Melany Narváez por el homicidio del exvicepresidente del Colegio de Abogados.

Blanca Donado entró a Panamá a escondidas en 2006 a través de Puerto Obaldía, un poblado fronterizo con Colombia ubicado en la comarca Guna Yala, y vivió en Colón como prostituta.

Cuatro años más tarde se convirtió en la mujer con la condena más larga en el país, 30 años de prisión, por el homicidio del exvicepresidente del Colegio Nacional de Abogados Juan Carlos Dudley, crimen que cometió en 2007 con su compatriota Melany Narváez.

Durante su permanencia en la cárcel de mujeres parió, en 2009, a una niña, aunque solo estuvo con ella los tres días que estuvo en la maternidad del Hospital Santo Tomás. Luego, se la quitaron.

Según sospechan las autoridades del Sistema Penitenciario, fue este hecho lo que la impulsó a fugarse de la cárcel de mujeres el 28 de septiembre pasado.

Dos meses después de la evasión, son varias las versiones que se manejan sobre el escape. Hay una, incluso, que dice que salió del penal por la puerta principal, bien maquillada y vestida, y que huyó a Colombia antes de que la policía pudiera rastrearla.

Relatos sin confirmar

Esta hipótesis señala que Donado usó una combinación infalible y antigua: “sus encantos femeninos, su experiencia en los prostíbulos y una fuerte suma de dinero”, aseguró una interna que pidió el anonimato.

Los dos primeros atributos los tenía desde que entró a la cárcel, el 28 enero de 2008, pero se desconoce cómo obtuvo el dinero.

Otra de las versiones indica que se fugó con la también colombiana Ibet Yamily Ortiz Giraldo mezclándose entre los visitantes y familiares de las internas, que el pasado 28 de septiembre asistieron a un acto cultural y recreativo en honor de la Virgen de las Mercedes, patrona de los privados de libertad.

“Blanca y la Ibet se fugaron caminando, tranquilamente, por la puerta de salida del centro. Se cambiaron de ropa y hasta se maquillaron y nadie notó su ausencia hasta la noche, cuando se hizo el recuento”, agregó la interna.

Una tercera hipótesis que se maneja precisa que ambas mujeres saltaron el muro perimetral de la cárcel por la parte de atrás y que afuera las esperaba un carro, con el que salieron de la zona rápidamente. “Mientras, el resto de nosotras estábamos en la actividad”, añadió otra interna, que también prefirió no revelar su identidad.

Hay una cuarta teoría, según la cual las dos mujeres se evadieron desde la noche anterior a la actividad dedicada a la virgen y que al día siguiente, cuando se hizo el recuento de reclusas, no se reportó la fuga debido a que, supuestamente, custodias civiles fueron sobornadas.

En lo que sí coinciden los testimonios y las investigaciones es que la evasión fue “cuidadosamente planeada” y no se descarta la complicidad de los custodios penitenciarios o policiales que estaban de turno.

Hasta ahora, sin embargo, no hay ningún funcionario separado o investigado.

Ficción y realidad

Mirian Martínez, quien por 20 años trabajó como custodia y desde hace 2 es la directora del Centro Femenino de Rehabilitación, descartó que las mujeres se hayan fugado haciéndose pasar por visitantes.

“Hemos visto los videos de la cámaras de vigilancia de la puerta de salida y ellas no aparecen saliendo por ese lugar”, explicó.

Según su opinión, las otras versiones se acercan más a la realidad. “Se rumora que la fuga se dio desde la noche anterior a la actividad y que ambas pudieron haber saltado el muro trasero con complicidad”, acotó.

Según Martínez, desde que ella labora en esa prisión se han registrado otras tres fugas de extranjeras y ninguna ha sido recapturada.

Recordó que a mediados de la década de 1990 se fugaron las colombianas Shirley Herrera y Fani Cifuentes. Luego, en 2001, se evadió una reclusa de nacionalidad dominicana y en 2006 se escapó la colombiana Daly García.

También recordó que en el año 2010 tres internas panameñas intentaron escaparse abriendo un boquete por la cerca, pero fueron recapturadas y, más recientemente, en octubre pasado hubo un intento de fuga durante el cual 52 reclusas panameñas salieron del penal aprovechando las protestas callejeras contra la Ley 72 de 2012, pero todas fueron apresadas de nuevo en menos de tres horas.

De acuerdo con Martínez, en el Centro hay 799 mujeres presas, de las cuales 555 esperan procesos, 241 están condenadas y otras 3 son casos de corregiduría.

La prisión tiene capacidad para 350 reclusas y allí trabajan 65 custodios civiles, 3 de ellos hombres, quienes desempeñan sus funciones en 3 turnos, con apoyo de de 15 funcionarios de la Policía Nacional, encargados del perímetro externo.

La reclusas viven hacinadas en galeras u hogares, como ellas mismas las denominan.

En el hogar 6, donde estaban recluidas Donado y Ortiz, hay 90 privadas de libertad, 15 de ellas extranjeras y el resto panameñas. Solo hay 55 camas; las demás duermen en el piso.

Tres de las internas del centro están embarazadas actualmente y 5 reclusas tienen más de 60 años de edad. La mayor tiene 65 años.

PESQUISAS

Según el director del Sistema Penitenciario, Ángel Calderón, la investigación sobre la evasión de Donado y Ortiz apunta a que aprovecharon la actividad de la Virgen de las Mercedes para escapar con la complicidad de custodios.

Calderón basa su hipótesis en el hecho de que no hubo violencia y, por tanto, “alguien tuvo que haberlas ayudado a salir o mirar hacia el otro lado cuando abandonaban la prisión”.

Además, dijo que a lo interno se comenta que hubo corrupción. “Se habla de un pago de $20 mil”, comentó.

Según creen las autoridades, un ensayo de la fuga pudo haberse hecho cuatro meses antes, el 28 de mayo, cuando un grupo de reclusas se amotinó para exigir mejores condiciones alimenticias y atención médica.

Esa vez, las internas destruyeron las luminarias y en la madrugada tres de ellas fueron halladas en un baño externo, a la espera de que se fueran las custodias para evadirse. Ibet Ortiz era una de ellas.

El fiscal auxiliar Dimas Guevara, quien investiga el caso, informó de que todas las reclusas presentes en la actividad ya fueron interrogadas, pero “nadie sabe nada ni vio nada”.

Confirmó que su despacho pidió una “alerta azul” a Interpol para tratar de ubicar a las fugitivas, en caso de que hayan cruzado la frontera.

Dijo que se descarta que haya abandonado el país por vía aérea o por carretera, por lo que se investiga si logró salir del país tal como entró: a escondidas, por el mar y con documentos falsos.

Una amistad que se rompió

Blanca Donado, de 25 años, nació en las afueras de Barranquilla, Colombia, en el seno de una familia humilde y desde adolescente se dedicó a la prostitución y consumo de drogas, según consta en el expediente del homicidio de Juan Carlos Dudley.

Desde su llegada a Panamá, a comienzos de 2006, siguió trabajando como dama de compañía, junto a su amiga Melany Narváez.

Al principio, ambas trabajaban en Colón, pero luego se mudaron a la capital y alquilaron un apartamento en Coral Hill, Linda Vista.

Tras el crimen de Dudley, el 13 diciembre de 2007, ambas se ocultaron en el apartamento de un amigo en Río Abajo. Más tarde, en enero de 2008, Donado fue apresada laborando en un restaurante en San Carlos y a Narváez la sorprendieron cuando intentaba salir del país por el aeropuerto de Tocumen.

Donado fue enviada a la cárcel de mujeres en San Miguelito y Narváez, a Nueva Esperanza, Colón.

Un año después de su arresto, Donado dio a luz a una niña en el Hospital Santo Tomás y 72 horas después regresó a prisión y no volvió a ver a su hija hasta que cumplió ocho meses. Hace dos años, empero, la pequeña fue llevada a Colombia por una de sus tías.

Durante su estadía en la cárcel, Donado tuvo que ser medicada por trastornos psiquátricos. Se le consideraba una interna impulsiva y agresiva.

Narváez, por su lado, es vista como una mujer más tranquila. Según internas de la cárcel de mujeres, más nunca habló con Donado, pues ambas se acusan de traición.

José Otero

Víctima recibe 150 heridas

Un jurado de conciencia, conformado por seis mujeres y un hombre, declaró culpables el 29 de octubre de 2010 a las colombianas Blanca Donado y Melany Narváez por el homicidio y robo del abogado Juan Carlos Dudley, ocurrido el 13 de diciembre de 2007. El juicio, a puerta cerrada, fue presidido por el magistrado Enrique Mon y la Fiscalía Segunda Superior actuó en representación del Ministerio Público.

Dudley murió tras recibir 150 heridas punzantes en distintas partes del cuerpo. Ambas se acusaron mutuamente del asesinato.

El arma homicida, una pequeña navaja de un cortaúñas, nunca apareció, como tampoco las tarjetas de crédito ni un valioso reloj de la víctima.

En la escena del crimen se halló el ADN de Donado, mientras que a Narváez se le encontró el teléfono celular de Dudley. Donado fue sentenciada a 30 años y Narváez, a 28 años de cárcel.

José Otero

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código