MIGRACIÓN REPORTA RETENCIÓN DE 641 INDOCUMENTADOS CUBANOS ESTE AÑO

Buscan resolver creciente paso de migrantes cubanos

Mientras el canciller llamó a los embajadores de Cuba y Ecuador, el ministro de Seguridad viajó a Colombia para trazar estrategias.

Desde la vía diplomática y de seguridad, Panamá busca resolver el problema que se ha generado en la frontera con Colombia a causa de la creciente llegada de ciudadanos cubanos indocumentados, quienes vienen en tránsito desde Ecuador y tienen como destino final Estados Unidos.

Cifras del Servicio Nacional de Migración (SNM) indican que en lo que va de este año han sido retenidos 641 cubanos indocumentados al ingresar ilegalmente en Panamá, lo que representa un aumento de 184% en comparación con los 225 ciudadanos de ese país que fueron aprehendidos en las mismas circunstancias durante 2011.

Frente a esta situación, el ministro de Relaciones Exteriores, Roberto Henríquez, anunció ayer que invitó a su despacho a los embajadores de Cuba y Ecuador en el país para expresarles la preocupación de Panamá por esta migración de ciudadanos cubanos y buscar en conjunto soluciones al problema.

Henríquez reconoció que el destino de estas personas es Estados Unidos, pero advirtió que su migración por el país pone a las autoridades en el dilema de qué hacer, porque Cuba no los acepta de vuelta.

Por su parte, el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, viajó este martes a Bogotá, Colombia, y ayer se reunió con el ministro de Defensa de ese país, Juan Carlos Pinzón, para tratar temas de la frontera, entre estos el de los cubanos.

Según un comunicado del Ministerio de Seguridad, Mulino advirtió que la situación está creando un “problema migratorio”, debido a la creciente cantidad de cubanos que llega a Darién, en un promedio diario de entre 25 y 30 personas.

Negó que se les esté torturando o concentrando en campos. “Las personas encontradas son custodiadas y entregadas al SNM”, dijo, según el comunicado.

Pero el jefe de la Unidad de Migrantes y Refugiados de la Defensoría del Pueblo, José Osorio, confió que las autoridades de esa entidad están “muy preocupadas” por la situación y abogó para que el Estado ponga más atención a lo que sucede, pues de lo contrario se expone a una sanción internacional por violación de derechos humanos.

“Hemos constatado que el Estado no está preparado para afrontar esta situación, pues ni siquiera existe un albergue donde se pueda atender a estas personas conforme a los estándares internacionales”, indicó.

Dijo que la Defensoría atiende a diario los casos de cubanos que llegan al país por Darién y coordina su atención con el SNM y con el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), a fin de evitar que se violen sus derechos.

Informó que proponen la elaboración de un protocolo para contingencias futuras y han pedido apoyo de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, que ha dicho estar dispuesta a hacerlo.

Ilícitos

Según el director del Senafront, Frank Ábrego, por mucho que el tema sea analizado desde el punto de vista humanitario, no se puede obviar el hecho de que estas personas violan las leyes migratorias panameñas al ingresar en el país de manera ilegal.

Explicó que el Senafront debe cumplir con procedimientos que incluyen la reseña de los migrantes y su entrega al SNM, aspecto que por logística demora entre dos y tres días mínimo.

Afirmó que, al igual que a los migrantes procedentes de África, Asia y el Medio Oriente, a los cubanos también se les da alimentos mientras están en las instalaciones del Senafront, que, reconoció, no son albergues.

“Les brindamos atención médica cuando la requieren y les damos los mismos alimentos que a los funcionarios, pero no tenemos espacio físico para alojarlos”, detalló.

Dijo que como los grupos son tan numerosos, ni ellos ni el SNM tienen capacidad para atenderlos. “Entendemos que tengan prisa, pero tenemos que seguir los procedimientos de ley. Lo contrario, dejarlos seguir caminando como si nada, sería irresponsable”, acotó.

Uno de los cubanos retenidos esta semana por el Senafront en Darién, que dijo llamarse Ediener Zúñiga, llamó ayer a prensa.com y denunció que agentes de ese estamento de seguridad lo mantenían a él y a otros ocho de sus connacionales retenidos sin justificación en el cuartel fronterizo de Piedra Candela.

Detalló que fue retenido el pasado lunes con otros 78 cubanos, luego de ingresar a Panamá por la selva; sin embargo, aseguró que todos tenían sus papeles en regla y que 70 de sus compañeros fueron liberados.

Anunció que desde ayer se declararon en huelga de hambre, en protesta contra la decisión de mantenerlos retenidos.

Otro cubano, entrevistado ayer por este diario en Metetí y que pidió la reserva de su nombre, se quejó, básicamente, por la comida que les dan: siempre la misma y sin platos ni cubiertos para comerla.

Afirmó, empero, que el trato de los funcionarios es bueno.

(Con información de Isidro Rodríguez e Isabel Castro).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código