CIUDAD DE LA SALUD

CSS elabora adenda a contrato con FCC

La Caja de Seguro Social informó que la adenda, de 40 millones de dólares, corresponde a trabajos adicionales que no se habían contemplado al inicio de la obra, pero no especificó cuáles.

Temas:

La estructura, ubicada en el antiguo campo de antenas, corregimiento de Ancón, fue licitada en 2011. La obra estuvo paralizada entre enero de 2015 y marzo de 2016. La estructura, ubicada en el antiguo campo de antenas, corregimiento de Ancón, fue licitada en 2011. La obra estuvo paralizada entre enero de 2015 y marzo de 2016.

La estructura, ubicada en el antiguo campo de antenas, corregimiento de Ancón, fue licitada en 2011. La obra estuvo paralizada entre enero de 2015 y marzo de 2016. Foto por: Roberto Cisneros

El proyecto hospitalario hasta marzo pasado presentaba un avance del 46%. El proyecto hospitalario hasta marzo pasado presentaba un avance del 46%.

El proyecto hospitalario hasta marzo pasado presentaba un avance del 46%. Foto por: Roberto Cisneros

La Caja de Seguro Social (CSS) confirmó que elabora una adenda económica de 40 millones de dólares al contrato que mantiene con la empresa española Fomento de Construcciones y Contratas, S.A. (FCC) desde el año 2012.

La compañía está a cargo de la construcción de la Ciudad de la Salud –en el antiguo campo de antenas, en el corregimiento de Ancón–, por un costo inicial de 517.5 millones de dólares.

En relación con las razones de la adenda, la CSS informó que corresponde a trabajos adicionales que no se habían contemplado al inicio del proyecto, pero no especificó cuáles.

El director de la CSS, Alfredo Martiz, aseguró que la adenda ya estaba en trámites antes de que él asumiera al cargo en abril pasado.

Precisó que los trabajos adicionales han sido objeto de evaluación por parte de la Dirección de Ingeniería y Arquitectura de la CSS y que estudios técnicos sustentan su ejecución y costos.

El funcionario explicó que las evaluaciones efectuadas por los técnicos de ingeniería y arquitectura serán analizadas por la junta directiva de la institución para su aprobación.

Martiz también reconoció que en el precio inicial del proyecto no se incluyó la compra del equipo y mobiliario de la Ciudad de la Salud y que hasta ahora no han calculado con exactitud el monto a pagar por estos otros aspectos pendientes en la obra.

En su momento, Estivenson Girón, exdirector de la institución, calculó que el proyecto costaría unos 300 millones de dólares adicionales, pues en el contrato solo se contempló el 25% del mobiliario médico y no se incluyó la adquisición del mobiliario administrativo ni de la tecnología.

La información sobre esta primera adenda al contrato surge cuatro días después de que se conociera que la institución está en mora desde hace siete meses con los pagos a la empresa FCC.

El último pago que la entidad efectuó a la constructora fue en noviembre de 2016.

La CSS informó la semana pasada que FCC presentó cuentas por pagar en enero y abril de este año y que se adelantan gestiones para los pagos correspondientes, aunque no precisó los montos.

DESCONOCIMIENTO

La adenda debe ser aprobada por la junta directiva de la CSS, cuyos miembros, sin embargo, desconocen de qué se trata.

Irma Delgado, representante de los profesionales y técnicos de la salud en la directiva de la CSS, dijo que la adenda no ha llegado a esa instancia todavía.

Manifestó que la semana pasada enviaron una carta a las autoridades de la entidad, solicitándoles información actualizada sobre el proyecto de la Ciudad de la Salud.

Delgado detalló que dieron un plazo de dos semanas a las autoridades para que les remitan la información solicitada.

“Desconocemos cuál es el estatus actual de la obra y el cronograma que será trazado para concluirla”, dijo Delgado, quien, además, admitió tener serias dudas de que el proyecto esté concluido al 100% durante esta gestión de gobierno.

FALTA DE TRANSPARENCIA

CSS elabora adenda a contrato con FCC Expandir Imagen
CSS elabora adenda a contrato con FCC

La noticia de un aumento en el precio de este contrato ha sido recibida con recelo por miembros de la Sociedad Panameña de Ingenieros y Arquitectos (SPIA), exdirectivos de la CSS y el excontralor Alvin Weeden.

Para Weeden, se trata de una cantidad cuantiosa que requiere una explicación detallada del porqué una adenda de 40 millones de dólares a un contrato que desde su inicio tuvo un costo “escandaloso”.

Aunque Weeden reconoció no manejar a profundidad los detalles del contrato original, dijo que “la práctica tradicional, y que llama la atención, es que vía adendas se hacen negociados, sobreprecios y cargos que no se justifican”.

A su juicio, es “peligroso” que la administración de Martiz comience con este tipo de asuntos.

Mientras tanto, Carlos Abadía, exdirectivo de la CSS, señaló que desde que la obra se originó hasta la fecha no ha habido suficiente explicación sobre lo que implica su construcción.

“Cuando no se explican las cosas, se crea suspicacia y se denota falta de transparencia”, apuntó.

Abadía dijo que en el contexto en el que se han desarrollado los eventos, podría ser que el hecho de haber paralizado la obra durante tanto tiempo le esté pasando factura a la CSS.

Con respecto al tema, María Lombardo, presidenta de la SPIA, expresó que desde que se inició este gobierno debió rendirse un informe de cuál era el estatus de la obra al momento en que la recibieron, detectar las fallas, cuantificarlas y hacer esa información pública.

Lombardo manifestó que especialistas del gremio pueden realizar una inspección en el sitio y verificar qué es lo que se requiere.

ANTECEDENTES

En el acuerdo original, se establecía que la obra debía estar concluida en un período de 36 meses; es decir, que debió ser entregada el año pasado, sin embargo, actualmente presenta un avance de 46%.

La edificación de esta estructura había sido promocionada por las autoridades del gobierno pasado como una de “las más modernas de toda Centroamérica en materia sanitaria”, y durante los últimos cinco años ha sido parte de un debate que se balancea entre la necesidad y la transparencia en su ejecución.

Durante la gestión de Estivenson Girón como director de la CSS, entre 2014 y 2016, se detectó una serie de irregularidades, como, por ejemplo, fallas en los adaptadores eléctricos, el desbordamiento de agua cuando llueve y la construcción de paredes de gypsum.

Las circunstancias anteriores llevaron a que la obra fuese paralizada entre enero de 2015 y marzo de 2016.

Durante ese lapso, FCC presentó reclamos a la CSS de aproximadamente 45 millones de dólares por los daños ocasionados por la paralización del proyecto y fue entonces cuando se inició un diálogo entre las partes, con el ministro consejero Temístocles Díaz como negociador.

Aunque las obras físicas fueron retomadas en el mes de abril del año pasado, no se informó sobre los detalles del acuerdo.

Este medio buscó la reacción de las empresa FCC y de Prointec, compañía a cargo de la gerencia de la obra, así como de las autoridades de la CSS en la pasada administración, pero hasta el cierre de esta edición no habían respondido.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código