SEGURIDAD. BUSCAN PACIFICAR EL CHORRILLO COMO A ´FAVELAS´ EN Brasil.

Cambio de paradigma

La policía de Brasil se dio cuenta hace cinco años de que con policías, militares y represión no bastaba para pacificar las favelas (barrios).

La brutalidad de los agentes era cuestionada constantemente, y los índices de criminalidad no bajaban.

Así que optó por cambiar diametralmente la estrategia e implementó un programa con el que acercó a los policías con la comunidad.

La estrategia fue puesta en marcha en 2008 por Unidades de Policía Pacificadora, que según reporta el Banco Mundial han ocupado hasta ahora 28 de las 40 favelas de Río de Janeiro.

Sus resultados son vistos como positivos. De hecho, a mediados de 2012 reportó una tasa de 10.9 homicidios por cada 100 mil habitantes, la más baja desde 1991.

En Panamá sucede algo similar. Desde que la primera pandilla de El Chorrillo, el Clan Agua, se tomó la avenida de los Mártires a finales de la década de 1980 y comenzó a asaltar a los conductores atascados en el tranque, son muchos los planes de “mano dura” y represión que se han puesto en marcha en ese barrio.

Apenas hace dos años, en 2011, el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, dio una entrevista a este diario y confirmó lo que hasta ahora había sido una constante en las estrategias de seguridad de los gobiernos: “si nos enfocamos principalmente en la prevención, nos devoran los maleantes; la partida la gana el crimen. Ahora mismo solo tenemos tiempo para reprimir”.

23 años después del Clan Agua y de represión constante, sin embargo, la Policía Nacional (PN) no solo confirma que las pandillas siguen en El Chorrillo, sino que ahora son 14.

Y como lo hizo la policía de Brasil en las favelas, la PN finalmente decidió cambiar la estrategia y desde ayer intentará pacificar a las 14 bandas que operan en El Chorrillo y a otras tres que actúan en Santa Ana.

Cifras del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales revelan que entre 2012 y el primer trimestre de 2013 hubo 18 homicidios y al menos un millar de robos en El Chorrillo, mientras que en Santa Ana se han reportado otros siete asesinatos tan solo en lo que va de 2013.

NUEVO PARADIGMA

Para pacificar estos dos barrios, la PN distribuyó entre sus habitantes a 388 miembros de la nueva Unidad Preventiva Comunitaria (UPC), que opera en Curundú desde diciembre pasado (ver recuadro).

El encargado del grupo, Raymundo Barroso, explicó que lo primero que se busca es cambiar la mentalidad represiva del policía y que cumpla una labor más preventiva y de acercamiento con la comunidad, pero sin pasar por alto los delitos.

En otras palabras, lo que se quiere es que las personas vean a los policías de una forma diferente y que les den datos sobre los criminales.

Para integrarse, los uniformados realizarán actividades sociales, deportivas y culturales, junto con los vecinos y líderes religiosos.

Planificación previa

Para la puesta en operación de la UPC, la PN recibió asesoría de su par brasileña y planifica desde hace un año las operaciones, entre estas los operativos desplegados hace dos semanas.

“En El Chorrillo hay muchas pandillas que delinquen, pero a la vez hay mucha gente buena que no quiere violencia. Vamos a trabajar con esa gente buena, sin dejar de combatir la delincuencia”, precisó.

Basado en la experiencia de Curundú, afirmó que “la gente está confiando en el policía y eso no es fácil. La parte más difícil es ganarse la confianza de esa persona a la que antes reprimías. Los niños ahora saludan a los policías por su nombre”.

Además de Curundú, El Chorrillo y Santa Ana, está previsto que la UPC también comience a operar este año en Samaria, San Miguelito.

´Curundú es más seguro ahora´

La Unidad Preventiva Comunitaria (UPC) de la Policía Nacional, a cargo del comisionado Raymundo Barroso, comenzó operaciones en Curundú el 10 de diciembre de 2012.

Desde entonces, según Barroso, los delitos de mayor impacto disminuyeron y la percepción de seguridad de la ciudadanía ha cambiado.

“Ahora, los lugareños colaboran con información a la policía; algunos pandilleros dejaron las armas para ir a trabajar y otros líderes de bandas optaron por irse del lugar. La presencia policial es más constante”, precisó.

Como parte del cambio de estrategia, los funcionarios de la unidad antimotines, que antes custodiaban el barrio, salieron de allí y dieron su lugar a 180 policías de la UPC.

En el año 2012 hubo seis homicidios en Curundú y este año van dos, según cifras del Sistema Integrado de Estadísticas Criminales.

En este tiempo se han decomisado 18 armas.

Rubén Polanco

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código