PROBLEMÁTICA EN EL SISTEMA ESCOLAR

Cantidad de embarazadas en escuelas se incrementa

Entre 2010 y 2011 el número de menores encinta en niveles de premedia y media de las escuelas oficiales aumentó en un 77%, de acuerdo a informes del Ministerio de Educación. Las regiones educativas con más casos durante el año pasado fueron: Panamá Centro (264), Colón (186) y Coclé (109). Esta situación preocupa a los especialistas.

Dos embarazos vivió Raquel en plena edad escolar. Ella cursaba el nivel medio de enseñanza en una escuela pública en la provincia de Panamá, y jamás pensó en las consecuencias de mantener relaciones sexuales.

A pesar de que ya han transcurrido cinco años desde su graduación, recuerda que la secundaria fue la etapa más difícil de su vida, porque debía ser adolescente, estudiante y madre de dos niños.

Así como Raquel hay miles de jóvenes que experimentaron la maternidad desde la escuela. Las estadísticas dan cuenta de ello.

Según datos suministrados por la Dirección Nacional de Planeamiento Educativo del Ministerio de Educación (Meduca), en 2011 se registraron mil 213 adolescentes en estado de embarazo. La cifra preocupa, sobre todo cuando en 2010 ese número fue de 684, es decir 529 menos que el año pasado.

En otras palabras, los casos de estudiantes encinta en niveles de premedia y media en las escuelas oficiales del país registraron en 2011 un ascenso del 77% comparado con 2010.

De acuerdo con el informe estadístico del Meduca, el año pasado 5 niñas salieron embarazadas a los 12 años. Sin embargo, la mayoría de los embarazos está entre los 16 años (290) y 17 años (366).

Las regiones educativas con más registros durante 2011 fueron Panamá Centro con 264 casos, Colón con 186 y Coclé con 109.

Las cifras de menores embarazadas del nivel primario no han sido tabuladas por el Meduca este año, ya que se encuentran en ese proceso, según informaron. En tanto, las cifras de 2012 no se revelarán hasta el próximo año.

Embarazos, en aumento

Desde 2002, cuando se aprobó la Ley 29 que garantiza la educación y la salud de las menores embarazadas, empezaron a aparecer los números. Ese primer año, por ejemplo, se contaron 567 casos de menores embarazadas a nivel nacional.

Los números del Meduca, entre los años 2004-2011, revelan que en total 7 mil 70 jóvenes salieron embarazadas (Ver tabla).

Algunos de esos casos son alarmantes, ya que desde el nivel primario (segundo grado) hubo reportes de niñas encinta.

Para el psicólogo Raúl Porte Del Mar, de la Dirección de Servicio al Asegurado del Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social, la situación que se vive con las menores embarazadas tiene su raíz en la familia.

Del Mar explicó que la familia es el núcleo de toda sociedad y que por ende los padres deben hablarle a sus hijos desde pequeños sobre los cambios físicos que experimentarán en su adolescencia, y de las relaciones sexuales y las consecuencias que conlleva su práctica a temprana edad.

El psicólogo cree que la educación sexual debe empezar desde el hogar, seguido del apoyo que pueden brindar los docentes en las escuelas. No obstante, recalca que “se debe hablar a los hijos desde la casa, porque si no los hijos aprenderán del ensayo y el error en las calles”.

Del Mar también cree que la única manera de minimizar los embarazos en las adolescentes y las enfermedades de transmisión sexual es con la prevención.

Prevención, una solución

La directora Nacional de Servicios Psicoeducativos del Meduca, Luz María Córdoba, manifestó que las menores embarazadas son una cantidad mínima; porque la mayoría de las chicas en las escuelas no sale embarazadas.

Córdoba reconoce que las jóvenes están teniendo relaciones sexuales, pero considera que con los programas de prevención se puede ayudar a muchos adolescentes.

Desde el Meduca sostienen que tienen programas preventivos que impulsan a los jóvenes a tener un plan de vida. Además de que ayudan a las menores embarazadas para que continúen sus estudios, tal como lo establece la Ley 29 de 2002.

Incluso, informan que en las escuelas se está abordando el tema de salud sexual y reproductiva a través de estos programas preventivos, en los que los padres y los hijos reciben capacitación.

La funcionaria dio como ejemplo el programa “Escuelas para padres”, en el que ya han capacitado a 317 mil 545 padres a nivel nacional desde 2010.

Agregó que dentro de las escuelas hay departamentos de orientación y gabinetes psicopedagógicos en los que también los estudiantes reciben ayuda.

Modificarán ley 29

La presidenta de la Comisión de la Mujer, de la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional, Marylín Vallarino, está impulsando un proyecto de modificación a la Ley 29 de 2002 para darle seguimiento a la madre adolescente.

Considera que la ley solo protege a la adolescente mientras está embarazada y no a la adolescente cuando ya es madre.

“Tenemos una ley que se ha convertido en letra muerta, en un instrumento que solo ha servido para tratar de garantizar que no haya deserción escolar de adolescentes embarazadas, pero no está acompañada de una sana política de educación hacia la prevención”, indicó Vallarino.

Para la diputada, no se han visto iniciativas de apoyo a la madre joven para que continúe sus estudios, y pueda ser económicamente activa.

Otra de las cosas que busca Vallarino con esta iniciativa es ampliar la orientación al resto de la familia.

“En los 10 años transcurridos desde que se promulgó la Ley 29 de 2002 y que obliga en su artículo 11 al Meduca a presentar a la Comisión de la Mujer los avances y resultados de la implementación de la ley, no ha llegado un solo informe estadístico. El debido control y seguimiento de casos y causas de embarazos en adolescentes ha brillado por su ausencia”, cuestionó.

Por su parte, en el Meduca desconocen la solicitud de la Comisión de la Mujer. No obstante, se informó que en la página web se detallan las estadísticas educativas, relacionadas con esta materia.

En los últimos años Vallarino ha criticado a las autoridades de Educación, ya que, según ella ,no están manejando bien el tema de las adolescentes que resultan embarazadas.

Niñas no están preparadas

Rodrigo Velarde, médico especialista en obstetricia y embarazos peligrosos, explicó que desde el punto de vista físico y psicológico una adolescente no está preparada para llevar un embarazo.

Según Velarde, desde una perspectiva psicológica hay mucha carga emocional que experimenta la joven, además del rechazo social.

En cuanto al aspecto físico, la menor puede exponer su vida con un embarazo peligroso y también la del infante.

El galeno expresó que estas jóvenes tienen mayor probabilidad de que sus niños nazcan con talla baja o prematuros, y para ellas sufrir de preclampsia.

El especialista indicó que un aspecto interesante es que la mayoría de las adolescentes no quiere quedar embarazada; lo que significa que hace falta más orientación.

Yaritza Gricel Mojica

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829