EL CESE DE LOS SECUESTROS EXTORSIVOS

Cautela tras aviso de las FARC

Las autoridades del Servicio Nacional de Fronteras no descartan que una desmovilización de la guerrilla ocasione el surgimiento de nuevos grupos criminales.

Con esperanza y alegría, aunque también con preocupación, fue asimilado en Panamá el anuncio hecho esta semana por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) sobre el cese de los secuestros a civiles y la liberación de los 10 militares y policías que mantienen en cautiverio, como paso previo para un eventual diálogo con el Gobierno del vecino país.

En efecto, el director del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront), Frank Ábrego, reconoció que la noticia le da esperanzas a un futuro diálogo y proceso de paz en Colombia y alegría a las familias de los uniformados cautivos, que serían liberados a fin de este mes.

A su juicio, el que se anuncie la terminación de los plagios representa un paso en dirección hacia el reconocimiento de los derechos humanos de las víctimas, quienes afrontan condiciones deplorables en el cautiverio, a diferencia de los guerrilleros presos en las cárceles colombianas.

“En términos de guerra, los prisioneros tienen derechos reconocidos por las Naciones Unidas, pero las FARC no respetan esas garantías. De allí que terminar con los secuestros podría ser el comienzo de una época de respeto a los derechos humanos”, dijo.

Sin embargo, admitió que ven con cautela y preocupación una eventual desmovilización de la guerrilla, ya que ello podría significar el surgimiento de nuevas bandas criminales, como ya pasó con la desmovilización de las Autodefensas Unidas de Colombia, proceso cumplido por Álvaro Uribe entre 2003 y 2006.

“Aunque para nosotros este primer paso de acabar con los secuestros no representa mayor variación de planes o estrategias, ya que ninguno de los secuestrados es panameño o pertenece a nuestra Fuerza Pública, sí estamos pendientes y vigilantes del proceso a futuro, porque de este podrían surgir nuevas bandas y eso sí nos afecta”, advirtió.

Precisó que después de la desmovilización de los paramilitares surgieron por lo menos tres grandes bandas criminales: Los Rastrojos, Los Paisas y Los Urabeños, que tienen entre mil y 3 mil hombres armados cada una y se dedican al tráfico de drogas, la extorsión, contrabando y otros delitos.

Registros de organizaciones no gubernamentales de Colombia indican que Los Urabeños tienen influencia, principalmente, en los departamentos de Antioquia y Córdoba, que tienen costas en el golfo de Urabá, el cual, a su vez, limita con el Caribe panameño. Antioquia es limítrofe con Darién, la comarca Emberá-Wounaan y la comarca Kuna Yala.

Esta banda es liderada por Roberto Vargas Gutiérrez, un exparamilitar conocido como El Gavilán, según información atribuida a la agencia de noticias EFE.

“El peor escenario para el que debemos prepararnos tiene que ver con el surgimiento de nuevos grupos criminales, por lo cual estaremos atentos”, acotó Ábrego. “Y como quiera que estas bandas, al igual que las FARC, se dedican al narcotráfico y otras actividades delictivas, el Senafront seguirá su lucha contra ellas. La palabra para nosotros es expectativa”, dijo.

La frontera, hoy

Según el director del Senafront, el último reporte sobre un supuesto secuestro en Darién fue el domingo 19 de febrero pasado e involucró al representante de Metetí, Serafín Vega Vargas, aunque horas más tarde quedó descartado.

Ábrego detalló que Vega fue hallado en un rancho dentro de su propia finca (en el barrio Santa Rosa), a aproximadamente un kilómetro de la casa donde vive con su esposa e hijos, y tras entrevistarlo se comprobó que sencillamente se quedó fuera del inmueble toda la noche. No hubo ni plagio ni privación de su libertad.

Aparte de ese hecho, dijo, no han tenido informaciones de secuestros o de nuevas incursiones de las FARC en el territorio panameño.

En ese sentido, afirmó que hoy en día no hay presencia permanente de guerrilleros en ningún punto de la línea fronteriza con Colombia y detalló que esto es así después de casi tres años de poner en marcha una “campaña” de patrullaje por ríos, trochas, senderos y comunidades que antes eran territorio de los grupos irregulares del vecino país.

“Ahora mismo no hay presencia permanente de narcoterroristas en ninguna población de Darién o Kuna Yala. Sin embargo, no podemos asegurar que se hayan acabado las actividades delictivas en la frontera. El narcotráfico está allí y todos los días abre una nueva ruta y establece un nuevo modus operandi”, reconoció.

Confirmó que entre esas nuevas modalidades de las bandas criminales y narcoguerrilleras está la conformación de “columnas” de entre 7 y 14 hombres, en su mayoría indígenas o negros del departamento colombiano del Chocó, a quienes pagan 40 dólares por kilo de cocaína transportado en sus hombros.

“Cada una de estas “mulas” puede llegar a cargar entre 25 y 40 kilos de droga, lo que representa una muy buena cantidad de dinero para personas que vienen de poblaciones extremadamente pobres”, dijo.

Precisó que estas nuevas “mulas” del narcotráfico son contratadas en el lado colombiano de la frontera y usualmente su trabajo concluye en algún punto de la serranía panameña, desde donde los embarques son enviados por tierra o mar hacia Centroamérica, México y Estados Unidos.

Confirmó que el último enfrentamiento del Senafront con uno de estos grupos ocurrió el 25 de enero pasado cerca de la población de Cerro Pire, en el Alto Tuira, durante el cual cayó abatido un miembro del Frente 57 de las FARC y uno de sus colaboradores fue aprehendido. El resto del grupo, todos cargadores o “mulas”, escapó.

De acuerdo con Ábrego, aunque actualmente no hay presencia permanente de las FARC en Panamá, la entidad sigue ofreciendo 300 mil dólares de recompensa por información que conduzca a la captura de Gilberto Torres, alias Becerro, y Luis Mora Pestaño, alias Silver, jefe del Frente 57 de las FARC y jefe de finanzas de la compañía Ever Ortega de esa agrupación, respectivamente.

Además, el Senafront ofrece recompensas desde 5 mil hasta los 250 mil dólares por información que los lleve a la detención de los demás miembros de dicho frente.

“Gracias a nuestro trabajo, las FARC permanecen en territorio colombiano y allí la policía y el ejército las está combatiendo”, señaló.

Confirmó que el 21 de febrero pasado la Policía de Colombia, con apoyo de la Fuerza Aérea de ese país, realizó un operativo en el Municipio Bojayá del Chocó y ultimó a seis guerrilleros, entre estos a alias Mapanao, segundo cabecilla de la compañía Ever Ortega y “encargado de la producción de narcotráfico del Frente 57 y principal enlace entre las estructuras del Bloque Iván Ríos para el procesamiento y transporte de drogas hacia Centroamérica”, según un informe de la propia Policía colombiana.

Las nuevas bandas

La incidencia de los nuevos grupos criminales formados tras la desmovilización de los paramilitares colombianos ha llegado a tal punto que hasta la Organización de Naciones Unidas (ONU) ha expresado su preocupación pública sobre el tema, sobre todo porque en la actualidad se liga a esas bandas con varias masacres.

Información difundida en 2011 por la agencia de noticias EFE cita al director de la Policía Nacional colombiana, Óscar Naranjo, quien para esa fecha reconocía que estos nuevos grupos ya mantenían operaciones en al menos 9 de los 32 departamentos del vecino país.

Según la ONG colombiana Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes), también citada por EFE, el departamento de Córdoba, donde nacieron las Autodefensas Unidas de Colombia, ha sido uno de los más golpeados por la violencia atribuida a estos grupos.

De acuerdo con datos manejados por Codhes, solo en 2010 estas bandas asesinaron a por lo menos 600 personas.

Rafael Luna Noguera

Siete secuestros en Panamá

Registros oficiales indican que el Frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) ha perpetrado al menos siete secuestros en territorio panameño, el último de esos hace casi cuatro años.

El primero de los plagios data de 1993, cuando fueron secuestrados los estadounidenses Ricardo Tenenoff, David Mankins y Marcos Rich, miembros de las Nuevas Tribus y cuyo paradero es aún incierto.

Tres años después, en 1996, las FARC plagiaron al comerciante Antonio Ramos, liberado posteriormente; y en 1999, al universitario Alexis Ortiz, quien estuvo un año y dos meses cautivo y fue liberado tras el pago de $60 mil. En 1999 también fue secuestrado y ultimado Luis Alberto González.

En 2006, miembros del Frente 57 secuestraron a los españoles José Vicente y Sergio Colastra, que fueron liberados 77 días después, luego del pago de $600 mil dólares.

En 2008 fue plagiado el ganadero Alberto González (hijo del asesinado Luis Alberto González), quien, sin embargo, fue liberado unas 20 horas después.

Asimismo, el empresario cubano estadounidense Cecilio Padrón, que estuvo 10 meses en cautiverio y fue liberado después del pago de $3 millones.

El caso de Padrón es el único que ha ido a juicio. El Juzgado Decimotercero Penal dictó en septiembre de 2011 condenas a 12, 9, 6 y 4 años de prisión para los cinco implicados en el hecho, entre estos dos exagentes de la Policía.

En tanto, en junio de 2011 un juzgado federal de Nueva York condenó por el mismo caso a los guerrilleros Alejandro Palacios, alias Gato; Edilberto Berrío, alias Gavilán, y Anderson Champurro, alias Tigre. Aunque la legislación federal de Estados Unidos permitiría una condena a cadena perpetua, en esa ocasión se informó que las autoridades judiciales no pedirían la pena máxima.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código