Censuran voto de Panamá contra Palestina en la ONU

Excancilleres de la República consideran que Panamá debió abstenerse y mantener la neutralidad en el conflicto entre Israel y Palestina.

Fuertes cuestionamientos a la política exterior panameña causó el voto contra el reconocimiento del Estado palestino que asumió Panamá en la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Panamá se sumó al grupo de ocho países, encabezado por Estados Unidos e Israel, que votaron contra el reconocimiento de Palestina.

La ONU reconoció a Palestina como no miembro con estatus de observador con el apoyo de 138 países, el rechazo de 9 y 41 abstenciones. En Latinoamérica casi todos los países votaron a favor. Solo Paraguay, Guatemala y Colombia se abstuvieron.

El exministro de Relaciones Exteriores Ricardo Alberto Arias manifestó que el voto panameño, lejos de estar basado en principios e instituciones, está orientado a la satisfacción de intereses personales y privados de los gobernantes.

“No me extraña para nada la posición de Panamá, no me extraña que haya quedado marginada del resto de Latinoamérica y del resto del mundo, porque es el reflejo de sus decisiones tanto a lo interno como a lo externo del país”, indicó el excanciller.

Por su parte, el también exministro Jorge Eduardo Ritter opinó que el voto de Panamá es inexplicable. Nada puede justificar votar en contra de una abrumadora mayoría de la comunidad internacional.

“Un país como el nuestro, con un Canal neutral, debe abstenerse de tomar partido, y sobre todo de una manera tan sectaria y radical. Ningún favor nos hemos hecho como país y sospecho que para Israel poco o nada significa ese voto. Todo parece indicar que la política exterior no se está dictando desde la Cancillería. Es una vergüenza”, destacó Ritter.

Julio Berríos, exdirector de política internacional de la Cancillería, dijo que el voto de Panamá demuestra un papel vergonzoso, además que contradice los hechos históricos que rodean el conflicto árabe-palestino.

Mientras que el catedrático Fermín Góndola, de la Escuela de Relaciones Internacionales de la Universidad de Panamá, coincide con Berríos al señalar que “históricamente Panamá en su política exterior ha apoyado la causa palestina y el derecho de ser un Estado”.

Para el exministro de Relaciones Exteriores y vicepresidente, Juan C. Varela, la política exterior panameña debe reflejar el diálogo como única alternativa a la solución de los conflictos.

“Si el Gobierno de Panamá no estaba listo para apoyar una resolución, aprobada por una amplia mayoría, lo responsable hubiera sido abstenerse”, dijo Varela.

Por su parte, el canciller Rómulo Roux, mediante un comunicado, explicó la razón por la que Panamá votó en contra de Palestina.

El Gobierno panameño considera que Palestina tiene derecho a ser reconocido como Estado y, consecuentemente, formar parte de la comunidad internacional de naciones, destacó Roux al sustentar el voto de Panamá en la ONU.

Sin embargo, el canciller expuso que antes de su reconocimiento los palestinos deben resolver primero sus diferencias con su vecino, el Estado de Israel. Palestina tiene derecho a una existencia en paz y armónica convivencia con Israel y demás Estados de la región, señaló en su comunicado.

Este medio llamó por teléfono a Pablo Thalassinos, embajador de Panamá en las Naciones Unidas. Su asistente dijo que devolvería la llamada, pero al cierre de esta edición no lo había hecho.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829