CONVENTO DE LAS TRINITARIAS DESCALZAS

Cervantes, al servicio de la patria

El descubrimiento de los restos del ícono de la literatura española pone de nuevo en la memoria la época ibérica de oro.

Temas:

El escritor pidió que depositaran sus restos en el convento junto a los de su esposa. El escritor pidió que depositaran sus restos en el convento junto a los de su esposa.

El escritor pidió que depositaran sus restos en el convento junto a los de su esposa.

Cerca del convento, los niños sacan provecho de las calles solitarias para disputar un improvisado partido de fútbol. Cerca del convento, los niños sacan provecho de las calles solitarias para disputar un improvisado partido de fútbol.

Cerca del convento, los niños sacan provecho de las calles solitarias para disputar un improvisado partido de fútbol.

Cuatro niños juegan al fútbol a pocos metros de los huesos de Miguel de Cervantes. Le sacan provecho a las calles solitarias y húmedas, sin las cámaras ni los periodistas embelesados por el descubrimiento reciente de los restos del lingüista en el Convento de las Trinitarias Descalzas. Son ajenos a que muy cerca de ellos desenterraron las migajas físicas del autor de Don Quijote.

Hace unos días, un equipo de investigadores españoles encontró lo que presumen es la osamenta del mayor ícono de la literatura en español, enterrado en 1616. Aún no lo han podido confirmar, pues ante la ausencia de genética para contrastar el examen de ADN es un imposible.

Pero, uno a uno, los profesionales aparecen en la televisión con argumentos para convencer de que esos huesos son los de Cervantes y su esposa Catalina de Salazar, enterrados juntos en el convento por solicitud del escritor por un cariño especial a la orden religiosa.

Durante el anuncio del hallazgo –el martes pasado– la mayoría de los españoles, madrileños en este caso, dejaron sus quehaceres por unos minutos, como si ansiaran el descubrimiento, como una identidad aglutinante: los recuerdos de una época gloriosa.

DULCE AMOR A LA PATRIA

A finales de enero pasado, el equipo de investigadores, liderado por Francisco Etxeberría, anunció que creían que los restos del Manco de Lepanto estaban en el convento. Desde 2014, el Ayuntamiento de Madrid había emprendido la búsqueda de los huesos de Cervantes: buscaban en el convento el cadáver de un varón de 69 años con seis dientes, una mano derecha con una cruz de madera y una izquierda atrofiada producto de un cañonazo.

El tema no tuvo mucho eco, pues, y según un reportaje televisivo de medios locales, el revolver osamentas para confirmar identidades es una práctica medio usual en España.

La primera conferencia del equipo investigativo fue esperanzadora. Habían encontrado una especie de fosa con las iniciales M.C.

Adentro, huesos de varios tipos, entre ellos, algunos que reunían las características de su búsqueda.

Unos días después, dieron un anuncio poco prometedor. Había varias coincidencias, pero también muchos contrastes y dieron a entender que la empresa tenía grandes posibilidades de fracasar.

El 17 de marzo, sin embargo, dieron la estocada. “Es posible considerar que entre los fragmentos de la reducción (de huesos), localizada en el suelo de la cripta de la actual iglesia de las Trinitarias, se encuentran algunos pertenecientes a Miguel de Cervantes”, expresó Francisco Etxeberría mientras mostraba en una pantalla sus argumentos. No podrían confirmar el ADN, pero sí sus características.

Enseguida, los medios comenzaron su tarea. Historiadores, lingüistas, sociólogos, literatos, dramaturgos, obispos y funcionarios, desfilaron por cámaras, micrófonos y grabadoras. Todos opinaban sobre el descubrimiento y su impacto en las artes, los colegios, las academias, la cotidianidad.

“Hay que hacer justicia a los restos, pero no encontrándolos sino desde fuera. Hay que hacer justicia a la persona”, afirmó, según la agencia Europa Press, el escritor español José Manuel Caballero Bonald, ganador del Premio Cervantes en 2012.

Por su parte, Ana Botello, alcaldesa de Madrid, dijo en Antena 3: “hay muchos latinoamericanos que vienen a España buscando sus raíces y también vendrán a visitar la tumba de Cervantes”.

Ya las monjas del convento anunciaron que no ven problema en mostrar los restos de Cervantes durante los recorridos turísticos, que seguramente serán muchos más ahora en este lugar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código