MARCHA en solidaridad con familiares de las víctimas

La Chorrera repudia crimen

Tanto en Panamá oeste como en la capital se dieron manifestaciones de condena por el asesinato de los jóvenes universitarios.
MAR DE GENTE. Desde el Palacio Municipal hasta el parque Feuillet, la marcha por la paz reunió no solo a las diversas asociaciones chinas de Panamá, sino a organizaciones diversas y a estudiantes. LA PRENSA/ Ricardo Iturriaga MAR DE GENTE. Desde el Palacio Municipal hasta el parque Feuillet, la marcha por la paz reunió no solo a las diversas asociaciones chinas de Panamá, sino a organizaciones diversas y a estudiantes. LA PRENSA/ Ricardo Iturriaga
MAR DE GENTE. Desde el Palacio Municipal hasta el parque Feuillet, la marcha por la paz reunió no solo a las diversas asociaciones chinas de Panamá, sino a organizaciones diversas y a estudiantes. LA PRENSA/ Ricardo Iturriaga

En la nave de la iglesia San Francisco de Paula no cabía un cuerpo más.

Apenas 15 minutos después de comenzada la misa para recordar a los jóvenes chorreranos que fueron secuestrados y asesinados, gente de todas partes seguía llegando con la intención de participar de la homilía, pero el propósito se hizo más que imposible. Si alguien insistía y entraba por la puerta principal, seguro catapultaba a otro a través de alguna de las puertas laterales.

El 15 de septiembre pasado, los habitantes del distrito de La Chorrera se enteraron de un hallazgo espeluznante. En una vieja casa con techo de tejas del sector de El Trapichito, las autoridades encontraron los cuerpos de cinco personas enterradas bajo la losa del piso de la vivienda.

El hallazgo no fue fortuito. En octubre de 2010 había desaparecido Yessenia Lou Kan, cuyos padres son los dueños de la mayorista Casa Internacional. Un mes después –en noviembre– desapareció Young Wu Ken, que en sus ratos libres ayudaba a sus padres en el negocio llamado Novedades Angelina.

Casi un año después, la comunidad china de La Chorrera volvió a reportar otro incidente, y esta vez se trató de tres desaparecidos: Samuel Zeng Chen, Joel Liu Wong y Georgina Lee Chen.

Alertados desde hace un año, los paisanos se pusieron a trabajar. A las familias de los secuestrados las llamó un hombre para pedirles rescate, y les dijo que debían seguir el rastro de unos cartuchos rojos colocados como señales.

Las familias comenzaron entonces a averiguar dónde se habían vendido los cartuchos y, para su sorpresa, un paisano reportó la venta.

La cámara del local comercial había grabado al hombre que hizo la compra,y fue esta la información que la comunidad entregó a las autoridades.

Fue así como la policía llegó a la vivienda que alquilaba Alcibiades Méndez, autor confeso de los crímenes.

La Chorrera, ayer

En la iglesia San Francisco de Paula, Judith Chen contó sobre su hija Georgina: que era una niña con grandes sueños, que quería ser ingeniera, formar parte de la Sinfónica Juvenil y viajar a Taiwan para aprender el idioma.

Sobre Samuel, algunos vendedores de lotería del área lo recordaron como un chico tranquilo, que siempre atendía la sección de celulares del negocio de sus padres, el almacén Noverama.

Sobre Yessenia, Amelia Carrillo no tuvo más que buenas palabras: “Ella prácticamente se crió aquí, con nosotros”. Porque Yessenia ayudaba a sus papás y merodeaba por los exteriores del negocio, donde Carrillo tiene su puesto de buhonería.

Es por esto que los habitantes de La Chorrera no se lo creen. No pueden entender cómo este pueblo grande, de pronto se ha convertido en el escenario de un crimen dantesco, que le segó la vida a cinco jóvenes panameños.

Es por esto, quizás, que la marcha del silencio reunió ayer a miles y enmudeció al distrito. El único ruido de la caminata por la paz fue el “cacho” de los bomberos.

A todo esto, el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, ha dicho que los secuestros y asesinatos de los muchachos fue un “caso aislado”. Un evento del que, al parecer, no hay que preocuparse mucho.

El vicepresidente, Juan Carlos Varela, presente durante la misa, declaró que aunque reconocía los esfuerzos de los estamentos de seguridad, “estos eventos nos dicen que hay que redoblarlos para que esto no vuelva a pasar”.

Por otra parte, 48 asociaciones chinas de Panamá y Centroamérica pidieron a las autoridades policiales “que aumenten sus esfuerzos para traer la paz de vuelta a nuestra sociedad”.

“No dejemos”, agregaron, “que esta clase de delitos se arraiguen en nuestro país”.

Las miles de personas que se congregaron ayer para recordar a los jóvenes y pedir paz lo dijeron bastante claro con varias pancartas:

No más daño.

No más dolor.

No más raptos.

No más abusos.

No más violencia.

Cientos de negocios administrados por familias chinas de todo el país cerraron sus puertas desde las 9:00 a.m. hasta las 12:00 de mediodía, para acompañar a las familias de las víctimas.


Crecen las voces que reclaman paz

Una manifestación a favor de la paz y contra la violencia efectuaron ayer docentes, estudiantes y personal administrativo del colegio La Salle, en Bella Vista.

Edgardo Quezada, empleado administrativo del plantel, explicó que la actividad formó parte de una movilización promovida por los colegios La Salle en el mundo, para pedir un alto a la violencia. En Panamá, además, se solidarizó con las familias de los jóvenes de ascendencia china asesinados en La Chorrera, dos de ellos egresados de ese centro educativo en 2010. Alberto Ábrego, estudiante de 15 años que participó en la cadena humana que rodeó el plantel, dijo que le causa dolor enterarse de los actos de violencia que ocurren en el país; sentimiento compartido por Andrés Valdés, estudiante de décimo grado, quien precisó que no solo pedían paz, sino que mostraban respeto y apoyo a los familiares de las jóvenes víctimas.

Manuel Calle, coordinador educativo, apuntó que la esencia de la actividad fue pedir respeto por la vida.

Otros que se movilizaron ayer por la paz fueron los residentes de Curundú. La marcha en ese sector fue organizada por jóvenes de edades entre los 13 y 18 años, beneficiarios de Casa Esperanza. El recorrido empezó en la avenida Nacional y finalizó con una misa en la parroquia María Reina.

Urania Cecilia MolinaAleida Samaniego C.


Méndez confesó crímenes

El dominicano Alcibiades Méndez confesó ayer, en su declaración indagatoria, haber secuestrado y asesinado a los jóvenes Yessenia Lou Kan, Young Wu Ken, Samuel Zeng Chen, Joel Liu Wong, y Georgina Lee Chen.

El fiscal auxiliar,Dimas Guevara, confirmó que Méndez aceptó ser indagado ayer y que admitió los hechos, aunque no ofreció detalles de la confesión.

Guevara detalló que también enfrentan cargos la novia de Méndez; un hombre de apellido Marmolejo, detenido en La Chorrera; y Ángel Bethancourt, prófugo.

El fiscal explicó que su despacho decidió acumular todos los expedientes sobre los secuestros de los jóvenes, que están en despachos de La Chorrera.

Aclaró que no hay evidencias sobre la vinculación de policías en los casos. También precisó que a los obreros que hicieron los trabajos de excavación en la casa donde fueron hallados los cadáveres, en el sector El Trapichito de La Chorrera, se les tomó declaración jurada, y no se les formularon cargos, pero deben estar a disposición de la fiscalía.

Guevara dijo que pedirá información a República Dominicana sobre los prontuarios de Méndez y Bethancourt. En el caso de este último, también de nacionalidad dominicana, se emitió una alerta roja por medio de Interpol, para su captura y extradición a Panamá, al confirmarse su salida del país.

Juan Manuel Díaz C.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

INTERNET Y EL SER HUMANO El olvido y la memoria, frente a frente

Michel Gondry, el genial director de cine francés, expone en su película Eterno resplandor de una mente sin recuerdos (2004) la posibilidad de usar la ciencia para borrar la memoria. Para olvidar. ...

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código