crisis energética

Comercios incumplen normas

Hasta ayer en la tarde, el embalse de las principales hidroeléctricas se mantenía cerca del nivel mínimo para operar.

En medio de la crisis energética que ha obligado al país a apagar sistemas de refrigeración y ajustar horarios de trabajo, unos mil 682 comercios han incumplido las normas de ahorro que decretó el Gobierno la semana pasada.

Desde el 8 de mayo la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (Asep) ha hecho operativos en todo el país para verificar el cumplimiento de la Resolución de Gabinete No. 66 de 7 de mayo de 2013, que establece el apagado de los letreros y el horario ajustado para el uso de los acondicionadores de aire.

Las advertencias de cambiar la rutina del país para evitar recortes programados de energía no han sido suficientes para que todos los comerciantes acaten las medidas.

Mil 63 locales mantuvieron sus letreros luminosos encendidos durante toda la noche, cuando la norma establece que debían apagarse a partir de la 10:00 p.m.

Otros 619 fueron sorprendidos utilizando los acondicionadores de aire, cuando su uso estaba prohibido en caso de que no estuvieran conectados a una planta eléctrica.

Del total de comercios detectados, el 37% (632) fue en la provincia de Panamá; 24% (404) Chiriquí; 13% (180) Colón; 11% (180) ; Coclé; 8% (137) Veraguas; 4% (67) Herrera y 3% (44) en Los Santos.

Ahora dependerá de una comisión evaluadora establecer el grado de incumplimiento de cada comercio, para luego imponer multas que van desde los $100 a los $5 mil.

Las medidas de ahorro se adoptan ante la escasa lluvia que ha caído durante los últimos días y el bajo nivel de los embalses que se utilizan para generar energía hídrica.

A pesar de que el nivel de los embalses todavía se mantiene en una situación crítica, el Gobierno informó que a partir de hoy se flexibilizarán las restricciones en el uso de la energía eléctrica.

Desde este martes 14 de mayo, los acondicionadores de aire deberán apagarse desde las 10:00 a.m. hasta las 3:00 p.m., cuando inicialmente debían estar apagados desde las 8:00 a.m. hasta las 4:00 p.m.

Este nuevo horario no aplica para los centros comerciales que aún deben cumplir con el original.

Aunque se intentó conocer las razones que llevaron a las autoridades a flexibilizar las medidas de ahorro energético, no se pudo contactar al secretario de energía, Vicente Prescott, y al gerente de la Empresa de Transmisión Eléctrica (Etesa), Fernando Marciscano.

En un escueto comunicado que difundió ayer la Presidencia de la República, se dijo que en los centros educativos infantiles y guarderías, donde haya menores de seis años de edad, se permitirá el uso de acondicionadores de aire todo el día.

Las medidas de ahorro aplicadas desde la semana pasada han conseguido disminuir la demanda de energía entre 400 y 500 megavatios durante las horas de mayor consumo.

Turbinas apagadas

Como parte de la estrategia para acumular agua, el Centro Nacional de Despacho mantuvo el fin de semana apagadas las principales hidroeléctricas del país: Bayano, Fortuna y Changuinola. Estas tres plantas tienen una capacidad instalada de aproximadamente 780 megavatios, casi el 50% de la demanda máxima del país.

Ayer, Fortuna no generó energía, mientras que Bayano y Changuinola apenas lograron aportar al sistema unos 100 megavatios.

Los embalses aún se mantenían cerca del límite necesario para operar.

La presa de la hidroeléctrica Fortuna, la más grande del país, en la última medición que se hizo a la 1:45 p.m. de ayer, arrojó una altura de mil 5.9 metros sobre el nivel del mar, por debajo de la línea óptima.

En comparación con la medición del pasado domingo se refleja un incremento de 2.4 metros.

El embalse de Bayano tenía una altura de 51.75, mientras que Changuinola 1 solo registraba unos centímetros sobre el límite favorable para funcionar.

El departamento de hidrometeorología de Etesa pronostica que no será hasta el jueves que se podrían registrar lluvias moderadas en la mayor parte del país, en especial en las zonas donde operan las principales hidroeléctricas.

Para el presidente del Consejo Nacional de la Empresa Privada (Conep), Gabriel Diez, todo apunta a que las medidas de ahorro energético se mantendrán durante el resto de la semana.

El costo de la crisis

Para los empresarios es prematuro calcular las pérdidas que ha provocado la crisis energética, pero aseguran que las ventas de los comercios han bajado considerablemente por la incomodidad de no tener las tiendas refrigeradas.

“La situación es difícil, los edificios y oficinas en Panamá están diseñados para funcionar con luz eléctrica; no hay opción para abrir las ventanas”, indicó Diez.

En la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá tampoco se han aventurado a hace un cálculo, pero su presidente José Luis Ford recordó que las medidas son necesarias para evitar los cortes programados del flujo eléctrico.

“De ser necesario los cortes, podrían representarle al sector pérdidas por el orden de los 3.7 millones de dólares por cada hora sin energía”, proyectó.

Industrias y empresas que mantienen sus operaciones si alteraciones han tenido que asumir el costo inmediato de encender plantas eléctricas de respaldo que consumen 40 galones de diésel por hora.

A precios actuales, esto significa un gasto por hora de $158.80.

El Gobierno aprobó una resolución que ofrece como compensación 50 centésimos por kilovatio hora a las empresas que utilicen plantas de generación eléctrica.

Este “subsidio” obligado sale del presupuesto estatal que originalmente estaba destinado a otros gastos.

Se reinician las clases con ahorro de energía

Las clases en las escuelas oficiales y particulares del país fueron reanudadas ayer, luego de ser suspendidas la semana pasada por tres días para ahorrar energía eléctrica. Las jornadas comenzaron sin los acondicionadores de aire, mientras en muchos salones optaron por apagar las luminarias. Por ejemplo, en el instituto América las clases se desarrollaron con normalidad, pero sin el uso de los acondicionadores de aire. Juan Antonio Daniel, director de ese plantel, indicó que han adoptado las recomendaciones del Ministerio de Educación (Meduca). Por otra parte, en el centro de educación básica general Dr. Octavio Méndez Pereira, la directora Clara de Camarena informó que los salones donde no hay estudiantes están apagando las luces y abanicos, mientras que otros docentes prefieren usar solamente la luz del día. No utilizaron los acondicionadores de aire en las oficinas administrativas de este colegio, y en su lugar abrieron las ventanas y cortinas. Además no se están usando los salones de laboratorio. Otra medida adoptada en este plantel es prohibir a los estudiantes utilizar el área de juegos, para evitar que se acaloren, explicó Camarena. En otros planteles como el instituto Rubiano, y el Alfredo Cantón, en San Miguelito, las clases se llevaron a cabo bajo las medidas de ahorro. En tanto, la Unión Nacional de Centros Educativos Particulares reiteró su compromiso de ejecutar todas las iniciativas y acciones necesarias para superar la delicada situación por la que atraviesa el país en materia energética. Meduca informó que al año gasta unos $20 millones en pago del servicio de energía eléctrica, lo que significa que hay acondicionares de aire y luces encendidas las 24 horas del día. Además, la entidad anunció que los días de vacaciones se mantendrán, aunque hubo tres días de clase perdidos por la crisis energética. Estas medidas de ahorro seguirán hasta nueva orden.

YARITZA MOJICA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código