Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

Entrevista con el Senador italiano Lannutti

´Continuaré levantándome en el Senado hasta que se consiga una respuesta´

Construido sobre las ruinas de los baños de Nerón está el Palacio Madama, sede del Senado italiano.

El edificio actual data de principios del siglo XVI y fue construido por los Medici. En él vivieron, entre tantos personajes ilustres, dos primos de la familia Medici: Giovanni y Giuliano. Ambos fueron cardenales.

El primero de ellos, Giovani de Medici, se convertiría en Papa el mismo año en que Vasco Núñez de Balboa descubrió el mar del Sur. Al asumir el nombre de León X sería la última vez que se escogería un Papa sin haber sido antes ordenado sacerdote. A su muerte le sucedería como Pontífice Máximo su primo Giuliano, conocido como Clemente VII.

Pero el singular nombre del palacio –que inevitablemente admira todo turista que se mueve entre la plaza Navona y el Panteón– no se debe a los Medici ni a los cardenales que alcanzaron el papado. Tampoco a Catalina de Medici, quien también lo habitó. Los romanos se lo pusieron por otra dama, Margarita de Austria, quien –entre otras cosas– terminó casándose con un Medici, enviudándolo y luego contrayendo nupcias con el heredero de la otra gran dinastía del Renacimiento, los Farnese.

“Madama Margherita” fue dada a los cinco años en compromiso con Alejandro de Medici, por entonces sobrino del Papa. El matrimonio no duró mucho, ya que éste fue asesinado al año de casados. La joven viuda desposaría entonces –de 15 años de edad– a Octavio Farnese, el nieto del siguiente Papa.

Desde 1891 el edificio alberga a los senadores italianos. Y ha sido dentro de su “aula”, la cámara principal donde deliberan los senadores, donde Elio Lannutti ha reclamado una y otra vez mayor transparencia en la transacción llevada a cabo entre los gobiernos de Silvio Berlusconi y Ricardo Martinelli y en el que se han visto involucrados el conglomerado italiano Finmeccanica y sus filiales Selex, Augusta y Telespazio.

Lannutti es un senador de 64 años. Su partido es L´Italia dei Valori –IDV, La Italia de los Valores–, una agrupación fundada por Antonio Di Pietro, un antiguo fiscal que en los años 90 del siglo pasado cobró renombre en toda Italia por su lucha contra la corrupción.

Lannutti –quien insiste en que a pesar de haber sido postulado por IDV es un independiente– es un exbanquero transformado en defensor de los derechos de los consumidores, particularmente de los usuarios del sistema bancario. Por estos días que se debaten económicas reformas profundas en una Italia golpeada por la crisis económica, se le ve a menudo en los programas de televisión abogando por igual en contra de la corrupción como en contra de los altos intereses y cargas abusivas a los que dice están sometidos los usuarios del sistema financiero.

Al verlo llegar presuroso de los estudios televisivos, donde acaba de grabar un programa, al Palacio Madama para iniciar la entrevista, la obvia primera pregunta es:

¿Por qué su interés sobre el caso panameño?

Yo me ocupo de la corrupción y he notado que en el caso de Finmeccanica y Panamá hay indicios serios de corrupción. La corrupción es la gran tragedia de Italia. Finmeccanica ha estado en el epicentro de tantos casos por ser un conglomerado enorme en el cual el Estado tiene participación.

Por eso, los partidos de gobierno tienen la capacidad de influir en el nombramiento de sus directivos. Finmeccanica, Selex, Enav [empresa que administra el tráfico comercial aéreo en toda Italia] y otras empresas similares –estatales o de capital mixto– se prestan para financiar intereses privados y desviar dinero público a los allegados del gobierno.

¿Qué hizo al senador Lannutti enfocar su carrera en la lucha contra la corrupción?

Laborando en bancos, después de haber pasado por muchos otros trabajos antes, descubrí el fenómeno de la ilegalidad, de los privilegios y del reciclaje.

Los bancos tratan con guante blanco a los clientes acaudalados, sin preocuparse del origen del dinero. Clientes de “serie A” son servidos con reverencia; los demás son acosados y saqueados con tasas onerosas y condiciones muy desfavorables. Por eso, el 13 de mayo de 1987 fundé la ADUSBEF, una de las más importantes asociaciones italianas a favor de la protección de los usuarios de los servicios bancarios y financieros.

En 1992 renuncié del banco donde trabajaba para emprender la carrera de periodista en un semanario llamado Avvenimenti. Lo fundé en 1988 junto a periodistas, magistrados, líderes laicos y católicos de la sociedad civil que combatían la corrupción en el gobierno que se conoció entonces como “Pentapartito” (compuesto por cinco partidos) de [Bettino] Craxi, [Arlando] Forlani y [Guilio] Andreotti.

Esto ocurrió aun antes de explotar el famoso caso “Mani pulite” [Manos limpias] que llevó a cabo un grupo de valientes fiscales de la Procuraduría de Milán con Antonio Di Pietro a la cabeza.

¿Su partido lo apoya completamente? ¿Alguna otra facción del Senado?

Luego de la época de Manos limpias –y después de que el principal protagonista Antonio Di Pietro dejara su cargo como fiscal– fundamos en Toscana (1998) el partido L´Italia dei Valori (IDV), el cual abandoné en 2001 por diferencias de opinión con Di Pietro.

En 2008 el mismo Di Pietro me propuso postularme al Senado y acepté con la condición de permanecer independiente, o sea sin inscribirme en el partido, ya que los derechos de los ciudadanos, ahorradores y usuarios que yo defiendo desde siempre, no tienen color político.

Un libre pensador independiente no siempre obtiene un apoyo completo, pero en la práctica el IDV me deja amplia libertad de maniobra. ¡No podría ser de otra manera para un senador independiente!

En los cuatro años que llevo en el Senado, he conquistado la simpatía individual de muchos colegas, pero no siempre el apoyo de los grupos políticos a mis iniciativas contra el poder económico, bancario y financiero que es el que, a fin de cuentas, dicta la agenda política a los gobiernos.

En Panamá, las autoridades presentaron una carta enviada por Finmeccanica sobre la venta de equipos y helicópteros a Panamá como una respuesta oficial del Gobierno italiano. Usted presentó una interpelación en el Senado al respecto. ¿Es eso cierto, se trataba de una respuesta oficial del Gobierno italiano?

Esa no era una respuesta oficial y no he visto pruebas de que el Gobierno italiano haya dado una respuesta [a Panamá]; el Gobierno tampoco ha contestado oficialmente mis interpelaciones parlamentares al respecto. Continuaré levantándome desde mi banco en el Senado hasta que consiga una respuesta oficial.

¿ Ha recibido respuesta a las otras interpelaciones parlamentarias sobre el caso Finmeccanica y sus ventas a Panamá?

No, todavía no he tenido respuestas, pero continuaré insistiendo hasta que se dignen a responder, a darle la cara al fenómeno de la corrupción, un mal que va en todas las direcciones. Le cuento más. Hay un capítulo adicional de la investigación que adelanta ahora el Ministerio Público y que se ramifica hasta la República de San Marino, objeto de otras pesquisas parlamentarias.

El empresario Tommaso Di Lernia ha resumido en un memorial unos eventos relacionados con un escándalo en Enav, en el que dice haber pagado al partido político UDC [Unión de Centro /Democracia Cristiana] coimas por 200 mil euros y que el dinero salió de una cuenta bancaria en San Marino. El caso, revelado la semana pasada por periódicos italianos, completa todo un cuadro de depósitos efectuados a políticos italianos. Los depósitos ocurrieron bajo la precisa indicación de Lorenzo Cola, el hombre de Finmeccanica. Este caballero es el que presuntamente habría tenido el poder de ´promover o impedir´ cada relación económica, no solo con Finmeccanica sino también con Selex, empresa manejada por la mujer de [Pierrefrancesco] Guarguaglini, el administrador delegado de Finmeccanica.

En repetidas ocasiones en el Senado usted se ha referido a Valter Lavítola. ¿Le conoce o ha tenido contacto con él? ¿Se conoce su paradero?

No conozco a Lavítola ni tengo idea dónde se encuentre actualmente. Mi grupo parlamentario IDV, tanto en la Cámara Baja del Parlamento como en el Senado, está solicitando la aprobación de una ley anticorrupción para impedir que los faccendieri [facinerosos, personas que viven de cosas raras y turbias] como Lavítola puedan continuar prosperando en la ilegalidad.

Perfil

Elio Lannutti

Nació en 1948 dentro de una familia de campesinos en la provincia de Chieti. Emigró a Alemania donde trabajó como obrero para pagar sus estudios. De vuelta en Italia, se graduó en Ciencias Sociales y Economía de la Universidad La Sapienza. Trabajó por 15 años en bancos, convirtiéndose también en un líder sindical. En 1987 fundó la Asociación de Defensa Usuarios de Bancos, Financieras, Seguros.

Ejerció el periodismo profesional por casi una década. En 2001 fue candidato al Parlamento en la lista de Italia de los Valores (2001) y el Partido Verde (2006). Fue electo senador de la República en 2008. Es miembro del Comité Permanente de Economía y Hacienda y del Comité Parlamentario para el control de los órganos de dirección de la seguridad social (Gerentes Públicos), la Comisión Especial para el control de precios y la delegación de la OTAN. Ensayista y escritor, es autor de numerosas obras, entre las cuales están ´¿Cómo usar el banco?´, ´ Euro, el robo del siglo´ y ´El Foxelli de apartamento pequeño´.

Finmeccanica y Panamá

La Cámara Alta del Parlamento italiano es el escenario donde Elio Lannutti le ha pedido cuentas a Finmeccanica, el enorme conglomerado industrial y tecnológico del que el Estado italiano posee el 30% de las acciones.

El 5 de septiembre de 2011 se refirió por primera vez a la sospechosa conducta de directivos de la empresa con el allegado de Silvio Berlusconi, Valter Lavítola y sus andanzas por Panamá. Quince días después informaba a los ministerios de Justicia y Finanzas de las investigaciones judiciales que adelantaba la procuraduría de Nápoles, en las que, entre otras cosas, se mencionaban las ventas hechas a Panamá.

El 17 de noviembre, el senador se refirió directamente a Panamá: en una diligencia parlamentaria puso en conocimiento de sus colegas y del Ministerio de Finanzas las sospechas de sobrecostos que habrían surgido, tanto en Panamá como en Italia, sobre los acuerdos millonarios alcanzados por Berlusconi y el presidente panameño, Ricardo Martinelli, en junio de 2010 para la compra de helicópteros, radares y un mapa digital por 250 millones de dólares.

Lanutti también denunció la existencia de la sociedad anónima panameña Agafia Corp., vinculada con Lavítola –hoy prófugo de la justicia–, como beneficiaria de comisiones sin justificación, ya que la transacción comercial era el producto de un convenio entre estados.

El senador dejó constancia de las nuevas dudas que seguían surgiendo por revelaciones periodísticas en ambos países en dos ocasiones más en el mes de diciembre de 2011, el 15 y el 21.

El 23 de enero de 2012 el Gobierno panameño anunció haber recibido una carta oficial de Italia en la que supuestamente se aclaraba que no se habían pagado sobrecostos. “Ojalá todos los medios y esas personas que con mucho morbo y mala intención desinformaron todo lo que pasaba con los radares, le den la misma prominencia”, pedía entonces el presidente Martinelli.

Las triunfalistas declaraciones del mandatario panameño y del ministro de Seguridad, José Raúl Mulino, alertaron nuevamente a Lannutti. La comunicación que daban a conocer las autoridades panameñas no provenía del Estado italiano ni autoridad alguna.

Se trataba de una comunicación emitida por un ejecutivo de la propia empresa vendedora. Lannutti estaba sorprendido y así lo hizo constar en el Senado el 2 de febrero de 2012. “El Presidente de Panamá ha asegurado varias veces que la carta recibida aclaraba la cuestión ya que se entiende que la misma proviene del Gobierno italiano”, dijo Lannutti.

“En realidad, la misma no proviene del Gobierno sino de Finmeccanica”, continuó el senador, advirtiendo que las aseveraciones hechas en Panamá podrían crear responsabilidades a las autoridades italianas, sobre todo en un negocio que “podría ocultar un súper soborno”.

Mientras el senador italiano mostraba su preocupación en el Palacio Madama, el procurador panameño pedía el cierre de la investigación y el ministro Mulino hacía alarde en el momento en que anunciaba su permanencia en el cargo, que en el caso Finmeccanica “el tiempo le había dado la razón”.

Sin embargo, la Fiscalía de Nápoles continúa investigando. El tiempo dirá. Lina Vega Abad

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Rescatistas panameños se encuentran en México, con el objetivo de reforzar las labores de rescate y asistencia humanitaria.
Cortesía/Sinaproc

TRAS SISMO DE 7.1 GRADOS Panamá lidera uno de los equipos de rescate en México

Panamá lidera este jueves 21 de septiembre de 2017 uno de los grupos que –con el uso de equipo liviano– se encuentra apoyando las labores de búsqueda y rescate bajo los escombros de los edificios que colapsaron en la ciudad de México, tras el potente sismo de 7.1 grados ocurrido esta semana.

Así lo dio a conocer el director general del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), José Donderis, quien detalló el apoyo que está brindando el grupo de socorristas panameños, conformado por 35 especialistas.

El equipo de rescatistas panameños participó este miércoles 20 de septiembre en tareas de rescate en estructura colapsadas en el área de Linda Vista, en la ciudad de México. Allí se localizaron tres cuerpos y este jueves acaban de ser reasignados a dos sectores más, contó Donderis.

 


"Esperamos localizar a personas con vida en las próximas 48 horas, ya las tareas de rescate en superficie terminaron", agregó el funcionario.

Donderis dijo también que se prepara a un segundo equipo USAR (Urban Search And Rescue) Panamá, que fue asignado al área entre las calles de Quéretaro y Medellín. Este equipo va a trabajar en conjunto con los bomberos del estado de Tijuana, detalló el jefe del Sinaproc.

Más de 50 sobrevivientes han sido rescatados de varios sitios de desastre en ciudad de México, desde que el sismo de magnitud 7.1 sacudió la tarde del martes el centro del país, dejando hasta ahora al menos 245 muertos y mil 900 heridos.



Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código