Multa de la anam

Cría de salmón, sin permiso

El Centro de Incidencia Ambiental denunció a Aqua Bounty Panamá. Autoridades detectan que empresa incurrió en violación a las normas.

Temas:

La Organización Mundial de la Salud estudia que los organismos genéticamente modificados no sean tóxicos, no originen alergias, además de sus efectos nutricionales y cualquier reacción no deseada. LA PRENSA/Archivo. La Organización Mundial de la Salud estudia que los organismos genéticamente modificados no sean tóxicos, no originen alergias, además de sus efectos nutricionales y cualquier reacción no deseada. LA PRENSA/Archivo.
La Organización Mundial de la Salud estudia que los organismos genéticamente modificados no sean tóxicos, no originen alergias, además de sus efectos nutricionales y cualquier reacción no deseada. LA PRENSA/Archivo.

La Autoridad Nacional del Ambiente (Anam) multó a la empresa Aqua Bounty Panamá por anomalías en la producción de salmón transgénico en Boquete, Chiriquí.

La sanción de $9 mil 500 fue impuesta luego de que el Centro de Incidencia Ambiental (Ciam) presentara una denuncia contra la firma comercial por no cumplir normas ambientales en sus actividades.

La compañía se dedica a hacer investigaciones sobre la cría y engorde de salmón transgénico y no transgénico para determinar si es viable su exportación a países como Estados Unidos.

De acuerdo con la resolución de Anam, con registro del 30 de julio de 2014, Aqua Bounty Panamá no presentó “evidencia de permiso otorgado para la ejecución de la actividad” para la fecha en la que los funcionarios de esa entidad inspeccionaron el sitio, es decir, el 8 de marzo de 2012.

“Es obligación de los promotores cumplir con el estudio de impacto ambiental, el correspondiente plan de manejo y cualquier otro aspecto establecido en la resolución ambiental que aprueba la ejecución de un proyecto”, sostiene el resuelto.

Además, establece que “no hay evidencia de permiso para la introducción de especies objeto de la investigación. La misma fue presentada el 8 de marzo de 2012”. No obstante, para los funcionarios de Anam ese documento debió ser presentado mucho antes.

De hecho, los inspectores señalan en sus informes que Aqua Bounty Panamá se encontraba “en incumplimiento” desde el comienzo de sus operaciones.

Otras de las irregularidades, según Anam, es que no hay pruebas de la presentación de informe sobre la implementación de medidas de mitigación contenidas en el plan de manejo y la resolución de aprobación del estudio de impacto ambiental.

CIAM, EN ALERTA

Luisa Araúz, encargada de la parte legal del Ciam, mencionó que el manejo de los transgénicos es un tema que debe ser mejor evaluado por las autoridades para evitar cualquier impacto al medioambiente.

De acuerdo con Araúz, la denuncia contra la empresa productora de salmones fue interpuesta en 2013, a raíz de anomalías como la falta de planes para el control de patógenos, ausencia de vigilancia epidemiológica y porque superó los rangos permisibles de descarga de aguas residuales que se vierten sobre el río Caldera.

Igualmente, tampoco presentó informes periódicos de seguimiento al estudio de impacto ambiental.

“Lo que buscamos con esto es que las empresas cumplan con las normativas que protegen los recursos naturales del país”, agregó Araúz.

Dentro de las organizaciones ambientales hay cierto recelo por el cultivo del salmón transgénico y sugieren atenderlo con buenos controles, ya que se trata de un organismo genéticamente modificado. Para estos grupos, no es solo un asunto ambiental, sino sanitario.

Panamá suscribió el protocolo de Cartagena sobre Biodiversidad Biológica, que aboga por la prevención ante los riesgos de la manipulación de seres modificados.

Harley Mitchell, hijo, exdirector de Legal de Anam, indicó que este tema debe ser valorado, ya que las especies modificadas pueden contaminar a otras nacionales.

“En este caso Anam actuó de buena forma, pero siento que se debió ser más contundente, debido a las irregularidades de la empresa”, advirtió.

Consultado al respecto, el vicepresidente de mercadeo y ventas de Aqua Bounty Panamá, Henry Clifford, destacó que los temas ya han sido resueltos con la Anam y se mantienen trabajando para cumplir todas las normas y regulaciones que el Gobierno de Panamá requiere de este tipo de proyectos.

“Aqua Bounty mantiene su compromiso de continuar las investigaciones que actualmente llevamos a cabo, en aras de un progreso científico significativo, respetando siempre todas las condiciones de protección ambiental a nivel nacional e internacional”, concluyó.

En un informe la Organización Mundial de la Salud se estipula que “al haber muchos tipos de organismos genéticamente modificados, no es posible hacer afirmaciones generales sobre la inocuidad de todos. Aunque los actualmente disponibles han pasado las evaluaciones de riesgo y no es probable que presenten riesgo para la salud humana”.

Sobre los posibles riesgos mencionan la causa de alergias, transferencia genética y que se mezclen con otras especies y las modifiquen.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

24 Sep 2017

Primer premio

1 0 7 1

ACDA

Serie: 23 Folio: 11

2o premio

8324

3er premio

5691

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código