Critican adiestramiento militar

El entrenamiento militar que reciben 12 funcionarios del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) en un fuerte del Ejército de Colombia en Toleimada, Cundinamarca, y que fue reportado el fin de semana por el diario El Tiempo de Bogotá, es una señal del proceso de militarización de la fuerza pública que lidera el ministro de Seguridad, José Raúl Mulino.

Así lo afirmó el empresario Roberto Eisenmann, para quien este hecho viola la Constitución. “Es una prueba más de la militarización a espaldas del pueblo; están creando un nuevo ejército. ¿Cómo es posible que policías reciban entrenamiento militar?”, se preguntó.

A juicio de Eisenmann, el gobierno se excusa en el tráfico de drogas para militarizar los cuerpos de seguridad. “El tráfico de drogas es un problema policial, no militar”, agregó.

Donaldo Sousa Guevara, de la Asamblea Ciudadana, coincidió con Eisenmann en cuanto a que la capacitación de los policías confirma la militarización de la fuerza pública, pero además advirtió de que el gobierno se está armando para reprimir al pueblo, como se vio en Bocas del Toro, en la comarca Ngäbe Buglé y en Colón.

“No necesitamos una militarización, eso lo prohíbe la Constitución; no tenemos capacidad para invadir otro país, mucho menos que nos invadan”, señaló.

Por su lado, el líder civilista Aurelio Barría agregó que lo publicado por El Tiempo es una evidencia adicional a lo visto en los desfiles patrios. “No solo se visten y desfilan, sino que son armados y entrenados militarmente, algo que es prohibido por la Constitución”, indicó.

Para Barría, Senafront se convierte “en una copia a escala de las Fuerzas de Defen-sa lideradas por Noriega”.

En tanto, el general retirado Rubén Darío Paredes detalló que en Gamboa hay un centro de entrenamiento policial y en Howard una escuela de oficiales, por lo que resulta innecesario enviar a los funcionarios al exterior y mucho más invertir $637 millones en 2013 para el presupuesto de seguridad. “Están militarizando al país con fines electorales”, opinó.

Sin embargo, a juicio del también militar retirado y exviceministro de Seguridad Severino Mejía, el entrenamiento a los funcionarios del Senafront es adecuado, porque en la base militar de Toleimada está la escuela de entrenamiento de Lanceros, que son fuerzas especiales antiguerrilleras.

Mejía recordó que en 2003 se firmó un acuerdo con Colombia para luchar contra la guerrilla, y desde entonces ambos países intercambian información y entrenamiento.

Por su parte, el ministro Mulino dijo que los funcionarios fueron becados por Colombia para adiestrarse en sitios similares a Darién.

“El problema [con las críticas] es que no saben qué es pasar 15 días en el infierno de Darién [...] allá les enseñan cómo sobrevivir en esos lugares”, dijo, y aclaró que los agentes panameños “entrenan con policías colombianos y no con el ejército de ese país”.

Precisó que también tienen convenios con Ecuador para adiestrar a personal del Servicio Nacional Aeronaval; con Estados Unidos, donde se dictan cursos para agentes de la Dirección de Investigación Judicial sobre secuestros, y pronto firmarán uno con Chile.

(Con información de Santiago Cumbrera).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829