MIGRACIÓN. DRAMA DE 22 MIL SERES HUMANOS.

‘Por qué me fui de Cuba’

Hizo un llamado a sus compatriotas que siguen en la isla, a que no teman e intenten salir en busca de libertad y de un mejor futuro para sus familias.

Temas:

José identificó a su madre en esta fotografía, mientras estaba en Puerto Obaldía. Ella ha avanzado hasta la frontera con Costa Rica y la espera en La Florida. José identificó a su madre en esta fotografía, mientras estaba en Puerto Obaldía. Ella ha avanzado hasta la frontera con Costa Rica y la espera en La Florida.
José identificó a su madre en esta fotografía, mientras estaba en Puerto Obaldía. Ella ha avanzado hasta la frontera con Costa Rica y la espera en La Florida.

En la obra cumbre de la literatura española El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha puede leerse en su segunda parte una afirmación que no pasa de moda para todo hombre que se precie de ser libre: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre; por la libertad así como por la honra se puede y debe aventurar la vida, y, por el contrario, el cautiverio es el mayor mal que puede venir a los hombres”.

Este parece ser el principal motivo que ha impulsado a más de 22 mil cubanos entre 2014 y 2015, a salir de su tierra y jugarse la vida en el mar, en las selvas y luchando contra los coyotes, los soldados y policías corruptos, así como la inclemencia del tiempo, en una travesía de miles de kilómetros, para llegar a la frontera estadounidense. El otro motivo, el sueño americano: alcanzar una mejor condición de vida, con las comodidades que puede brindarle una buena oportunidad de trabajo.

Lo anterior se desprende de la entrevista brindada por el ciudadano cubano José Guanabacoa (nombre ficticio a solicitud del entrevistado), quien respondió nuestras preguntas desde La Florida, donde finalmente llegó tras arriesgar su vida, atravesando el mar y las selvas para dirigirse a Norteamérica.

LA VI EN 'LA PRENSA'

José, de 21 años, hijo único y natural de Pinar del Río, provincia del extremo occidental de la isla de Cuba, nos permitió entrevistarle vía internet, luego de que viera en un reportaje de La Prensa, el rostro de su madre, entre un grupo de paisanos que luchaban por salir de Puerto Obaldía, en la frontera caribe colombo–panameña. Nos reveló que es graduado de técnico electrónico, mientras que su padre es un obrero calificado en carpintería, y su madre es licenciada en educación.

Relató que mientras que su padre laboraba en un taller de ebanistería, su madre tuvo que dejar el trabajo educativo por el irrisorio salario que no les permitía sobrevivir. Ella laboraba en la empresa eléctrica estatal, y él lo hacía en la telefónica del Gobierno.

A pregunta del por qué decidieron salir de la isla, ahora que se espera que la economía mejore con el restablecimiento de las relaciones con Estados Unidos, aseguró que se cansó de esperar 20 años que las cosas cambiaran como lo pregonaba el Gobierno y no ocurría.

Reiteró que se cansó de escuchar las amenazas que comer carne de res, langosta y camarones le acarreaba la cárcel, pues ello está destinado al turismo, y de ganar al mes no más de 20 dólares (500 pesos cubanos).

Una libra de leche en polvo le costaba 5 dólares (125 pesos), un pollo, 10 dólares (250 pesos), por lo que el salario nunca le alcanzaba más que para mal comer. “Al menos nosotros trabajábamos, pero aquel que no tiene un empleo fijo pasa el doble de miseria”, aseguró.

'NO SOPORTO EL RÉGIMEN'

Pero la principal razón que aduce José es la de sus derechos humanos. “Me fui de Cuba, primero, porque no soporto el comunismo, ese que habla de igualdad y a lo único que nos guía es a llenarles los bolsillos a los dirigentes que andan en carros, en hoteles y tienen las mejores casas del país, mientras que el resto de la población somos miserables”.

Agrega que se cansó de escuchar al Gobierno decir en la televisión que la salud en Cuba es gratuita, siendo esto, a su juicio, una mentira.

Si hoy te enfermas y vas al médico y no tienes dinero para pagarle al médico, tendrás que esperar un turno para dentro de cuatro o cinco meses, cuando quizá ya la enfermedad te acabó.

Otro concepto que rechaza y califica de falsedad es la gratuidad de la educación. Señala que si no se le paga al maestro o al director, su hijo, por sus propios medios, aun siendo el mejor alumno del colegio, no podrá optar por una buena carrera superior.

NO SOLO LO ECONÓMICO

Según José, no es cierto lo que dicen muchos, de que se van de Cuba solo por la crisis económica. Asegura que también se van por problemas políticos, pues muchos temen expresar lo que sienten, por temor a ser devueltos a la isla y sufrir represalias. Por ello, hizo un llamado a todo el que pueda hacerlo, a que no tema y lo intente, y no se dé por vencido.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código