Edilia Camargo

Cuerpo sano para pensar

Una persona integral, que fusiona el deporte con el pensamiento, una vida dedicada a las letras en su juventud y que en su vejez las combina con el deporte.

Temas:

En las mañanas un entrenamiento es el desayuno para Camargo, en la foto se preparaba para su participación en el Mundial Máster de Atletismo. En las mañanas un entrenamiento es el desayuno para Camargo, en la foto se preparaba para su participación en el Mundial Máster de Atletismo.

En las mañanas un entrenamiento es el desayuno para Camargo, en la foto se preparaba para su participación en el Mundial Máster de Atletismo.

Marzo de 2007. En la Biblioteca Nacional se presentó el libro ‘El capitán Cabuya y su hijo’, de la doctora Edilia Camargo (c). Marzo de 2007. En la Biblioteca Nacional se presentó el libro ‘El capitán Cabuya y su hijo’, de la doctora Edilia Camargo (c).

Marzo de 2007. En la Biblioteca Nacional se presentó el libro ‘El capitán Cabuya y su hijo’, de la doctora Edilia Camargo (c).

Edilia Camargo está camino a los 80 años de edad y todavía se mantiene activa en el atletismo máster representando a Panamá en competencias internacionales de alta resistencia como el medio maratón o el maratón.

Pero el atletismo no lo es todo para la señora Edilia, que así como se mantiene activa en el deporte, se conserva además como una intelectual. Su lema: “cuerpo sano para pensar”.

En su vejez ha conservado estas dos actividades: deporte y pensamiento, se puede decir que hoy es una persona integral.

Se graduó de filosofía e historia en la Facultad de Humanidades de la Universidad de Panamá en 1962 y obtuvo su doctorado en la Universidad de Burdeos, becada por el Gobierno francés.

Fue profesora en la Universidad de Panamá entre 1968 y 1976 y entre los muchos alumnos que pasaron por sus manos estuvo el sacerdote José Luis Lacunza, hoy uno de los cardenales del Vaticano.

Edilia dice que la sociedad ha hecho una separación entre el cuerpo, el espíritu y el alma. Se piensa que el intelectual solo trabaja con la cabeza, lo que a su juicio no puede ser, porque la cabeza es una parte del cuerpo.

“Uno tiene que darle el rigor al pensamiento y educar los sentidos. Cómo es posible que tu puedas pensar sin que puedas gobernar o tener autoridad sobre tu cuerpo”, explicó

“Yo comencé tarde en esta vía de poner bien mi cuerpo con el deporte, porque primero se piensa en los estudios, sin embargo, a una como mujer le toca criar hijos, encargarse de la casa, donde hay que poner todo en juego, entonces si el cuerpo no está a la altura de la calidad de tus pensamientos, es por el gusto”, comentó Edilia.

En sus tiempos de educadora, manifiesta con orgullo que terminó siendo profesora titular, fue la primera mujer docente titular de filosofía en la Universidad.

“Me tocó concursar entre hombres, para la cátedra de estética, tenía que reemplazar a Isaías García, que había sido mi profesor en el Instituto Nacional, quien me había recomendado”, recuerda.

UNESCO

En 1976 se fue a Francia a trabajar a la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), donde laboró por 20 años hasta jubilarse. Desde allí intentó hacer patria en un mundo burocrático donde literalmente, dice, le hacen renunciar a la nacionalidad a la hora de entrar y salir de ese organismo.

“En 1975 cuando lanzaron el primer Año Internacional de la Mujer, estaban buscando una mujer centroamericana especialista en filosofía. Había una vacante en la división de filosofía en la Unesco, que pertenecía en ese momento al sector de ciencia social, presenté mi candidatura, el director de personal vino en persona a entrevistar a las 12 candidatas de Panamá, y terminé siendo la única que llenó las condiciones”, explica.

Su candidatura la apoyó Francia porque fue becada por ese país para terminar su doctorado, en la Universidad de Burdeos.

Marginada

En su caminar intelectual y deportivo, Edilia sigue siendo una mujer de temple, que dice lo que piensa.

“He sido marginada porque he sido crítica, siempre he pensado que lo que está bueno está bueno y lo que está malo hay que decirlo, lo que pasa es que en Panamá toda la crítica que se hace se toma a nivel personal. Nunca se ha entendido eso en nuestro país”, manifiesta Edilia.

Estuvo 15 años en Francia como funcionaria de la Unesco, después tres en la oficina de enlace de la Unesco para la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York, más adelante cuando Estados Unidos se salió de la Unesco vino la crisis donde se despidió a mucho personal del tercer mundo.

Recordó que por esa época “no nos tocó más que refugiarnos en lo que quedaba, tomé un puesto operacional, que era el programa de educación en materia de población y con ese programa me recorrí toda África, estados árabes y América Latina”.

A los 57 años de edad tomó la jubilación anticipada (60) y después trabajó dos años gratuitos en la delegación permanente de Panamá.

“Cuando entramos a la Unesco teníamos que firmar un juramento, en el que renunciábamos, literalmente, a nuestra nacionalidad, eso me dolió en el alma, debíamos conservar las confidencias de lo que se sabía en la Unesco, una manera de ser fiel a la organización”, indicó.

Pero en ese nuevo mundo, subraya Edilia, siempre se lleva la nacionalidad por dentro y se trata de hacer patria.

Entre sus luchas siempre ha estado la de hacer justicia y obrar con el bien, para que las cosas se hagan de manera legal. Lo hizo como funcionaria de la Unesco y lo sigue haciendo hoy casi a sus 80 años de edad.

Un ejemplo de su carácter lo explicó con esta anécdota. “Después del Año Internacional de la Juventud, los rumanos y el resto de los países no alineados se oponían a que se mencionara a la Unesco en la resolución final, Panamá, siendo parte del grupo de los no alineados, estuvo a favor de la Unesco, porque había que apoyar los trabajos de seguimiento al Año Internacional de la Juventud”.

Hace poco, por ejemplo, estuvo luchando para que se aprobara una convención de protección de derechos de los adultos mayores, que la Organización de Estados Americanos le dio visto bueno, pero que Panamá no ha firmado.

“Yo apoyé al delegado de Panamá con argumentos, asistí a una reunión gracias a que el embajador en ese momento me dejó entrar como miembro de la delegación, pero hasta hoy no la han firmado”, manifiesta.

Volviendo a sus tiempos de su profesorado, manifestó que enseñó en la Escuela de Arquitectura cuando se pidió que se hiciera mancuerna con la Facultad de Humanidades para que diera la asignatura de estética.

ESCRITORA

Hoy Edilia Camargo lleva escritos dos libros: El capitán Cabuya y su hija, y Violencia dulce.

“Soy miembro desde hace cinco años del comité municipal de prevención de violencia y por eso escribí ese último libro que no ha tenido aceptación. He hecho varias propuestas para que se instalen bibliotecas ambulantes, que se recupere algunos diablos rojos para convertirlos en centros de tertulias ambulantes, como cátedras ambulantes, que haya una promoción del libro, una promoción de la palabra bien dicha, bien escrita, que haya una promoción del pensamiento de calidad, con una calidad de vida”.

Hoy Edilia combina el amor a los libros con la pasión por el atletismo, un deporte que en su vejez le ha permitido viajar a seis mundiales de atletismo máster. Su logro más reciente fue una medalla de plata en el Mundial de Atletismo Máster de Lyon, Francia, en el medio maratón (21 kilómetros), categoría 75 a 79 años, el domingo 16 de agosto.

El deporte tampoco se escapa a sus críticas.

“Yo pienso que nosotros no tenemos que mendigar lo que nos hemos ganado, que se entienda que el atletismo máster no se trata de viejos mendigando para que le den subsidios como los 100 para los 70, el atletismo máster son gente que ha querido seguir siendo competitiva en sus deportes, sin dejar nunca de competir, yo entré tarde, a los 48 años y voy para 30 años de estar corriendo y compitiendo desde el año 1989, antes lo hacía por correr, sin entrenador, hoy pasó por las manos de entrenadores de la talla de Eugenio Night (q.ep.d), Lorenzo Moreno, Federico Amador y ahora Simón Alvarado.

“Sigo corriendo porque yo pienso que es una manera de dialogar conmigo misma, no dejarme vencer por la pereza, porque hay pereza a nivel intelectual y a nivel del cuerpo, si uno le da trabajo al músculo, el músculo te responde, soy testigo de eso”, explica Edilia.

Dice que ha habido gente que le ha ha dicho que ella ha sido su inspiración para mantenerse en el deporte o comenzar a hacer deporte, hoy Edilia corre con jóvenes menores de 30 años que entrenan con su técnico Simón Alvarado.

Pero el hecho de que siga corriendo no quiere decir que se haya quedado rezagada en el mundo intelectual. “No lo dejo por nada del mundo, quiero hacer un trabajo de investigación de biblioteca para rastrear lo de las células de resistencia, los cimarrones, para demostrar que los esclavos se hicieron esclavos aquí, no vinieron como esclavos, poder decir cómo la esclavitud se montó aquí”.

Nunca se queda quieta. Por ejemplo, manifiesta que le ha propuesto a la Universidad que compre una máquina de reproducir un libro de 150 páginas en 20 minutos que vio en Francia. Su sueño es ver un país en el que haya una política editorial, que haya muchos libros y que se distribuyan en las paradas de buses.

Vive de su jubilación combinando el atletismo con la literatura. Enviudó dos veces. Sus tres hijos viven en el exterior, uno en Praga, otro en Estados Unidos y el mayor en Francia.

A sus casi 80 años, los libros liberaron su pensamiento y el atletismo le enseñó a envejecer de forma sana, activa y como ella dice, con glamur.

SUS LOGROS

ESTUDIOS.

Se graduó en filosofía e historia en la Universidad de Panamá, en 1962.

doctorado.

Hizo su doctorado en filosofía en París, Francia, Universidad de Burdeos, año 1966.

pROFESORA.

Fue educadora en la Universidad de Panamá de 1968 a 1976.

deportes.

Ha representado a Panamá en seis mundiales máster de atletismo y su último logro fue una medalla de plata en el Mundial de Lyon, Francia, el 16 de agosto.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código