Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

ESTUDIO INTERNACIONAL

Democracia, en retroceso

El ´Informe Estado de la Región 2013´ destaca un descenso en la estabilidad democrática y que la corrupción en el poder está en números rojos.

El último Informe Estado de la Región refleja un descenso en la calidad de la democracia en Panamá, especialmente en los temas de voz y rendición de cuentas.

Este documento, que se basa en informes nacionales e internacionales, entre ellos los indicadores de gobernanza del Banco Mundial y el Informe de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), detalla que en este renglón el país ha marcado un descenso sostenido desde el año 2009 cuando se tuvo un índice de 0.59, a la actualidad que bajó a 0.45.

Esto dentro de una escala que varía entre -2.5 y 2.5 (un desempeño pobre y un adecuado desarrollo, respectivamente) en el respeto y ejercicio de estas libertades y derechos fundamentales consagrados en la Constitución.

El estudio, realizado por el Proyecto Estado de la Región del Programa Estado de la Nación, mide la percepción sobre la capacidad de los ciudadanos de un país para participar en la selección de su Gobierno, así como en la libertad de expresión, la libertad de asociación y la existencia de medios de comunicación libres.

Estabilidad política

En el informe, que es elaborado desde 1996 a nivel regional para dar seguimiento y analizar el desempeño de Centroamérica en materia de desarrollo humano sostenible en cuanto a la estabilidad política y no violencia, Panamá tampoco destaca, ya que la medición sobre la probabilidad de que surjan amenazas o cambios violentos en el Gobierno que afecten la continuidad de las políticas públicas no solo marca números negativos, sino que continúa descendiendo.

De un 0.07 obtenido en 2009, se ha pasado a -0.15, en un índice que oscila entre -2.5 y 2.5; dependiendo si el desempeño del país es pobre o adecuado. Los resultados marcan una tendencia a la baja de la calidad de la estabilidad democrática.

índice de Corrupción

La efectividad del estado de derecho panameño marca igualmente números negativos respecto al informe anterior. En esta medición, que identifica la percepción sobre la calidad en el cumplimiento de contratos, la impartición de justicia en los tribunales, la calidad de la policía, y la incidencia del crimen y la violencia, respecto al caso panameño cae de un -0.07 a un -0.23.

El control de la corrupción, percibido como el grado en que el poder público se ejerce con el propósito de obtener ganancias privadas, fue evaluado como poco satisfactorio, permaneciendo en números negativos, al disminuir a un puntaje de –0.39 en el índice, respecto al -0.35 obtenido en los indicadores del año anterior.

El documento destaca una inversión pobre de recursos en la administración de justicia panameña, respecto al número de habitantes de la República (3.4 millones), contrastándolo con el gasto ejecutado por el poder judicial en Costa Rica, donde se invierten al menos cuatro veces más fondos públicos per cápita en este poder del Estado.

Para el próximo año el presupuesto para la justicia entre el Órgano Judicial y el Ministerio Público asciende a $169.4 millones. Es decir, $26.2 millones menos que el asignado para la actual vigencia fiscal 2013.

El informe resalta que “en la mayoría de los países e instituciones no hay procesos permanentes y rigurosos para asegurar la calidad de los datos”, que se solicitan para levantar la medición.

CRISIS DE CONFIANZA

Precisamente el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, se refirió ayer durante el Tedeum de Estado, a la poca confianza que existe desde la población hacia los cimientos democráticos. “Hay una crisis de confianza. Se desconfía de las autoridades, de las instituciones, y hasta de las buenas intenciones”, aseguró Ulloa, quien añadió que cual virus, este fenómeno tiene gran presencia en la política nacional.

Ulloa señaló que en Panamá no se habla de la salud, la seguridad o la educación del país, sino que se insiste en encasillar estos aspectos en atribuciones de un partido o de una alianza de gobierno.

El ministro de Gobierno, Jorge Ricardo Fábrega, al ser consultado sobre el tema indicó que el menoscabo de los valores éticos y morales de la población influyen en el deterioro de la institucionalidad del país.

“Lo que tú ves en materia de institucionalidad no puede ser otra cosa que el reflejo de cómo está nuestra sociedad desde el punto de vista ético y moral y eso creo que solo lo podemos resolver los panameños, no un gobierno, éste y los que vengan, apuntando al tema de la educación”, dijo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código