10 meses después de las anegaciones

Desesperanza y penurias entre los chepanos

Los albergues construidos para alojar a los afectados por las inundaciones de diciembre de 2010 tienen filtraciones por doquier.

Transcurridos 10 meses desde las inundaciones en las comunidades de El Llano y Cañita, en el distrito de Chepo, los afectados siguen pasando penurias.

Los lugareños ahora están ubicados en los albergues provisionales que les construyó el Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial (Miviot), sin embargo, la añoranza de los días vividos antes del 8 de diciembre de 2010, cuando ocurrieron las inundaciones, aún está presente.

En los albergues para damnificados la bienvenida la da un grupo de llaneros reunidos en la entrada principal. Los temas de conversación: el colapso del tanque séptico, las filtraciones en el sistema de fontanería y la falta de tinas para lavar. “Hace más de un mes que nos trasladaron acá (3 de septiembre), y mire usted cómo se encuentra el tanque séptico, hundido y con un olor fétido”, se quejó Vidalina Luna, de 82 años.

Vidalina, junto con su esposo, fue ubicada en un modesto cuarto en el que cuidadosamente ordenó sus pocos enseres. Ella mostró con preocupación que para evitar que el piso se le moje, tuvo que colocar una vasija para recoger el agua que cae del fregador cada vez que abre el grifo.

La anciana reconoce que ese recipiente y otros que han colocado sus vecinos pueden ser un potencial criadero del mosquito Aedes aegypti. “Lo ideal es que la empresa contratista venga a reparar el sistema de plomería”, dijo.

La interrogante que ha surgido entre los residentes es cómo un proyecto que supuestamente costó un millón 54 mil 977 dólares, presenta deterioro después de solo un mes de haberse estrenado.

Benigna Moreno llegó del río cargando dos cubos. Contó que tiene que ir a lavar a orillas del riachuelo porque no tiene lavadora y en los albergues no hay tinas para este quehacer.

“Desde 1971 vivía en El Llano y nunca había salido de allá”, comentó Benigna con rostro afligido.

La tristeza que guarda es porque “uno jamás está mejor que en su propia casa, a pesar de las necesidades que se pueden vivir a diario”.

Esta llanera no es la única que pasa páramos al momento de lavar.

Bélgica Mitre se las ingenia en el baño e incluso en el fregador para enjuagar la ropa.

Mitre indica que los albergues son muy pequeños, y las familias, numerosas. Se trata de un espacio de 25.92 metros cuadrados para cada una de las 97 familias acomodadas ahí.

Ella recuerda con añoranza su humilde hogar de tres recámaras y sus pertenencias perdidas.

Benigna contó que hace dos semanas visitó la comunidad de El Llano, por primera vez después de las inundaciones de diciembre. “No había ido porque no deseaba revivir ese momento en el que el río nos echó”, expresó la lugareña.

MIVIOT inspecciona

La visita de este medio a los albergues coincidió con la inspección de suelo que realizó un equipo de trabajo del departamento de Ingeniería y Arquitectura del Miviot, para conocer la causa del colapso del tanque séptico.

El ingeniero Mariano Sánchez señaló que están buscando el nivel freático del suelo (aguas subterráneas), que podría ser la causa principal del hundimiento de la estructura.

En tanto, el Miviot ya se ha puesto en contacto con la empresa contratista a la que se le asignó la obra de forma directa, para que arregle los problemas de fontanería en los albergues, explicó Sánchez.

El presidente del Comité de Afectados de El Llano, Nelson Leudo, dijo que en una reunión se les explicó que les colocarán baños portátiles mientras se arregla el drenaje de las aguas negras.

Para Leudo, es inaceptable que una obra tan costosa y que tardó siete meses en concretarse, tenga tantas deficiencias.

Les recordó a las autoridades que las personas afectadas por las inundaciones en Chepo estarán allí por más de año y medio, por ello estos albergues deben cumplir con las necesidades básicas.

Cañita, en el olvido

En Cañita, otro de los poblados afectados por las anegaciones, el escenario para los afectados es peor que para los de El Llano, ya que nunca pudieron usar los albergues donde originalmente fueron ubicados porque eran unos contenedores con un baño y un pequeño espacio para un camarote en los que hacía mucho calor.

Aún hay siete familias en la escuela Clímaco Delgado, que ha permanecido cerrada para los estudiantes.

Otros han preferido regresar a sus hogares, a empezar nuevamente.

El representante suplente de Cañita, Arcelio Vergara, explicó que el retraso para empezar la construcción de las viviendas se debe a que el Municipio de Chepo no tenía terrenos propios.

El Gobierno nacional tramita la compra de 5 hectáreas de tierra, para ubicar a las 57 familias que fueron afectadas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código