HOSPITAL SANTO TOMÁS

Deterioro en sistema de gases

atención. 68 mil personas fueron atendidas en el salón de urgencias del HST el año pasado, mientras que fueron hospitalizadas 26 mil personas. LA PRENSA/Archivo atención. 68 mil personas fueron atendidas en el salón de urgencias del HST el año pasado, mientras que fueron hospitalizadas 26 mil personas. LA PRENSA/Archivo
atención. 68 mil personas fueron atendidas en el salón de urgencias del HST el año pasado, mientras que fueron hospitalizadas 26 mil personas. LA PRENSA/Archivo

Durante los últimos tres años, el hospital Santo Tomás (HST) ha dejado de darle mantenimiento al sistema de gases que suministra oxígeno a las diferentes salas del edificio de especialidades médicas y el de la nueva maternidad.

Lo anterior consta en un informe de cuatro páginas enviado el 25 de septiembre de 2012 por Andrés Jones, encargado de la sección de Biomédica del hospital, a la dirección administrativa del HST.

El documento –que obtuvo este diario– destaca que “esta situación ha provocado que paulatinamente el sistema vaya presentando daños consecutivos, poniendo en riesgo el suministro de oxígeno a los pacientes” ( ver facsímil).

El asunto, sin embargo, no parece preocupar al director médico del HST, Elías García Mayorca. “No sé de qué me habla, no hay ninguna crisis... por qué no se investiga al Seguro Social u otro hospital, por qué tiene que ser el Santo Tomás”, fue la airada reacción del médico, que desde hace dos años es director encargado del hospital, al ser cuestionado por este diario.

A pesar del desmentido de García Mayorca, los documentos en manos de este diario prueban que el encargado de la sección de Biomédica (Andrés Jones) le remitió copia de su informe, en el que se deja sentado que desde el año 2011 se advirtió de que “esta situación es preocupante, ya que si el sistema colapsa se pondría en riesgo la vida de los pacientes hospitalizados”.

El citado informe también alude a que en noviembre de 2011, la Comisión de Gases Clínicos (designada por el propio García Mayorca) presentó, junto con un proveedor del hospital, varias recomendaciones para afrontar la situación. Sin embargo, “no hubo ninguna respuesta por parte de la dirección médica”, concluye el documento.

LA HISTORIA

El 4 de junio de 2012, Gloria Soto de Fajardo, enfermera supervisora clínica de la Unidad Central de Esterilización, notificó a la sección de Biomédica de una fuga en el banco de reserva de oxígeno del hospital.

Como resultado de esta falla, se perdió el contenido de 14 cilindros de oxígeno de 200 pies cúbicos. Rellenar cada cilindro de oxígeno tiene un costo promedio de $12 y el consumo diario en el HST es de unos 140 cilindros.

Cuatro meses después, todo sigue igual. “El jefe del servicio de Biomédica me respondió que aún no se ha logrado el contrato de mantenimiento, por lo tanto, no puede dar fecha [de solución]”, indicó la enfermera en una nota dirigida a la dirección administrativa.

“Esta respuesta me preocupa, ya que el nitrógeno es un gas utilizado por el salón de operaciones como fuerza neumática del equipo... y si en un momento no se localiza al trabajador manual para que abra la llave, podríamos ocasionar una lesión a algún paciente”, advirtió la enfermera.

Su desazón la llevó, incluso, a enviar copia de esa carta a García Mayorca, en la que cita la existencia de “fugas” en el banco de reserva de oxígeno y de nitrógeno, ubicado en la planta baja del edificio de hospitalización.

En la nota, la enfermera explica que el problema “representa un riesgo con consecuencias graves para la vida de los pacientes que acuden a esta institución en busca de atención a sus problemas de salud”, por lo que solicita una pronta solución.

Al respecto, un especialista del HST explicó a este medio (bajo reserva de su identidad) que el problema es “muy serio”, porque una falla en el sistema de oxígeno podría causar daños irreversibles, ya que “las células del cerebro son particularmente sensibles a este cuadro [hipoxia]”.

El galeno también citó la posibilidad de daño en el tejido del músculo cardíaco, afectando las funciones cardiovasculares básicas.

Además de las fugas reportadas, las fuentes que hablaron con este diario aseguran que el HST tiene serios problemas con el oxígeno líquido que funciona con una sola válvula, ya que la otra está tapada.

SILENCIOS Y REPRESALIAS

A pesar de la delicada situación, fue imposible tener una respuesta directa de García Mayorca. Por el contrario, reaccionó a los cuestionamientos iniciales de este diario con indignación.

Durante una conversación con este medio, el pasado 10 de octubre, dijo –evidentemente enfadado– que investigaría “cómo salió” la documentación del hospital, y que llevaría el caso ante los miembros del patronato del HST.

“Esto viene de arrastre”, fue el único comentario que hizo García Mayorca sobre la situación, en un muy singular reconocimiento de la existencia del problema.

Ayer lunes 12 de noviembre, este diario intentó nuevamente obtener información de parte del director encargado del HST, pero se mantuvo en su negativa a hablar.

Otro que evadió el tema fue Eduardo Lucas Mora, exsecretario general del Ministerio de Salud, quien fuese el presidente del patronato del HST en representación del anterior ministro Franklin Vergara.

“Espero me comprendan, pero no puedo hablar... ya no laboro en el Ministerio de Salud”, fue el escueto comentario de Lucas Mora.

La Prensa intentó conversar con administrativos del HST sobre este problema, sin embargo, dijeron (fuera de grabación) que tras conocerse que los informes habían llegado a manos de este diario, se inició lo que llamaron “una persecución” en el hospital.

Fuentes médicas del HST –que pidieron el anonimato por temor a represalias– aseguran que algunos miembros del patronato conocen la situación, pero que nada han hecho por resolverla.

CONTRATO FALLIDO

En julio de 2010, el patronato del HST declaró desierta una licitación de $37 mil para el “mantenimiento preventivo, correctivo y ajustar el sistema de gases clínicos completo por un año”.

La resolución, que lleva la firma del expresidente del patronato Eduardo Lucas Mora y su secretario Juan Carlos Martinelli, señala que no hubo ofertas.

En el pliego de condiciones de esa licitación se exigía al proveedor “tener capacidad de garantizar un mínimo de 95-100% de funcionabilidad de los equipos y atender las llamadas de urgencia las 24 horas, sin cargo adicional”.

Tras este fallido intento de darle mantenimiento al sistema de gases clínicos, solo se registra en PanamáCompra una nueva convocatoria en mayo pasado.

Fue una compra menor de $19 mil para dar mantenimiento por siete meses al sistema, pero tampoco hubo suerte. La licitación también fue declarada desierta.

´No sé nada del tema´

Jorge Hassán, director de la Región Metropolitana de Salud, fue designado por el nuevo ministro de Salud, Javier Díaz, presidente del patronato del HST. Pero, a pesar de su cargo, asegura no saber nada del asunto, pues el 16 de octubre asistió por primera vez a una reunión de ese organismo. “Nadie abordó el tema”, dijo Hassán, prometiendo indagar. Sin embargo, más tarde no respondió ninguno de los cinco mensajes dejados en su celular.

El artículo 19 de la Ley 4 de abril de 2000, que crea el patronato del HST, cita entre sus atribuciones “garantizar que el complejo hospitalario brinde la mayor y mejor calidad de atención y servicios de salud, con humanismo...”. Carlos Rodgers, representante del Club de Leones de Panamá ante el patronato, informó, a través de su secretaria, que “no están dando entrevistas”.

SANTIAGO CUMBRERA

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código