Diablo Heigths

Este barrio, ubicado en la ribera este del Canal de Panamá, colinda con Corozal y Balboa, frente a la entrada del aeropuerto Marcos A. Gelabert (antigua base aérea de Albrook ), pertenece al corregimiento de Ancón y fue establecido en la Zona del Canal de Panamá en 1905. El Diablo Clubhouse, uno de los lugares más emblemáticos, contaba con un restaurante 24 horas, un cine, un boliche y un salón para reuniones, según el sitio www.czbrats.com. Hoy alberga oficinas y comercios.

El área revirtió a Panamá tras el cumplimiento de los tratados Torrijos-Carter de 1977, y como en la mayoría de las áreas residenciales revertidas, muchos panameños se mudaron allí por el concepto de Ciudad Jardín de la ley 21 del 2 de julio de 1997. Algunos obtuvieron contratos de alquiler con opción a compra y otros subastaron en la antigua Autoridad de la Región Interoceánica, actual Unidad Administrativa de Bienes Revertidos.

EL NOMBRE

En el siglo XVI una banda de negros cimarrones que robaban a las caravanas de tesoros que pasaban por el Camino Real vivían en villas, una se llamaba Diablo, en el lugar donde está hoy. En La Prensa el 13 de enero de 2010 se confirma la historia, basada en una publicación de The Panamá Canal Review, de marzo de 1954.

En 1940, Crede H. Calhoun, jefe de la División de Asuntos Civiles del Canal dijo: “Si tenemos un paraíso en Paraíso (paradise in Paraiso) no veo por qué no tener un diablo en Diablo (devil in Devil)”. El 4 de febrero del mismo año Clarence S. Ridley, gobernador de la antigua Zona, oficializó el nombre.

Lina Pereira Grifo, que frecuentaba hace unos 26 años la zona, recuerda que era segura y tranquila. “La mayoría de los que vivían allí eran norteamericanos”, recuerda. Dice que las primeras casas fueron adquiridas en unos $25 mil. Ahora algunas llegan a los $900 mil.

ACTUALIDAD

Hay dos nombres, según la Contraloría General de la Nación: Diablo Heigths y Altos de Jesús es que a algunos de los residentes católicos les resultaba incómodo el nombre y en 2000 acudieron a las autoridades para cambiarle el nombre por “Altos de Jesús”. Ariel González, con 24 años de vivir en la zona explica que algunos residentes se opusieron.

EL TRANSPORTE

Entre las ventajas está lo céntrico del lugar, con acceso al puente de Las Américas, al Centenario, la cinta costera y la carretera a Colón, según explica González. Sin embargo, le preocupa que no haya transporte: “no hay buses ni taxis; antes Saca [Cooperativa de Servicios de Autobuses del corregimiento de Ancón (Coopsaca)] llegaba al barrio, pero ahora con el Metrobus ya no pasan”. Mi Bus, empresa encargada del servicio Metro Bus respondió que la ruta por Diablo no está contemplada en el contrato de concesión por el momento.

DETRÁS DEL TREN

Otro problema del barrio es que solo hay una entrada y salida y cuando pasa el tren quedan encerrados. La Prensa publicó el 24/08/2011 que los residentes exigieron al Ministerio de Obras Públicas (MOP) la construcción de una vía, antes del actual viaducto avenida Omar Torrijos Herrera con Paseo Andrews, en Albrook. Incluso el representante de Ancón, Iván Vásquez, envió notas al MOP, sin resultados. “Nos dijeron que como son pocos los que viven en Diablo no pueden hacer un puente vehicular solo para 500 vehículos”, explicó.

El director de Proyectos Especiales del MOP, Carlos Ho, dijo que al analizar la construcción del puente se concluyó que la comunidad tendría que salir por el mismo lugar. Ho indicó que se hicieron los estudios de ingeniería de tránsito, pero por la composición geométrica y la topografía, “no es viable hacer un viaducto porque tendría que tener 9 metros con 40 de altura libre, por el ferrocarril”. Ante el cuestionamiento por la seguridad de los que viven en la comunidad, Gilberto Guerra, secretario general del Cuerpo de Bomberos de Panamá, dijo que “no está desprotegida ante un incendio o cualquier otra tragedia”. Informó de que el tren demora entre 8 y 10 minutos en pasar, y en caso de una urgencia tienen acceso expedito por Corozal.

Además, recomendó a los vecinos tener extintores y detectores de humo en sus casas, y revisar las instalaciones eléctricas. Pero en www.oocities.org de emergencias médicas, la que ocupa el primer sitio en cuanto a severidad es el paro cardiorespiratorio y el tiempo promedio del tejido cerebral sin daño neurológico irreversible por la falta de oxígeno es de 4 minutos.

SEGURIDAD

A pesar de que la policía está dentro del barrio, los vecinos piden más vigilancia, ya que han habido robos, sobre todo los últimos años. “Hace unos años amordazaron a un vecino dentro de su casa... ya no es una zona tan segura”, expresa Pereira. Mara Rivera, vocera de la Policía Nacional (PN), informó de que en Diablo hay calles donde funciona el programa vecinos vigilantes y en otras está en formación. Carlos Bethancourt, jefe del la PN del área canalera, dijo que no tienen informes de casos delictivos denunciados.

Algunos vecinos dijeron que la Autoridad de Aseo debe incrementar la frecuencia de recolección de basura, a lo que Zenón Návalos, secretario general de la Autoridad de Aseo, Urbano y Domiciliario, contestó que en esta comunidad se va con un día de por medio. Návalos invitó a hacer uso de los tiempos de recolección. La tasa de aseo de Ancón es de $11.50 las casas y $10.30, apartamentos. La morosidad es de $357 mil 188 con 14 centavos. Los residentes indicaron que debe revisarse el sistema de acueducto y los hidrantes que están deteriorados. Se intentó obtener una versión del Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales, pero no hubo respuesta.

Otros residentes dijeron que deberían darle mantenimiento a los parques. En el Municipio de Panamá informaron de que estos parques no son su responsabilidad, ya que no han sido adjudicados, e incluso muchos pertenecen a los residentes. Debido a que en Diablo hay depósitos de lanchas y una rampa, algunos residentes exigen que se dé mantenimiento a las calles principales por el tránsito de los carros con carga pesada y trailers de las embarcaciones. Una vecina reportó el ruido constante que proviene del puerto de Balboa con megáfonos y los trabajos de por la expansión. Roxana Méndez, alcaldesa del distrito de Panamá, manifestó que la Alcaldía coopera con el Ministerio de Salud en el control del ruido en la ciudad. Recomendó que interpongan la denuncia ante la corregiduría.

LOS HANGARES

La Prensa publicó el 23/04/2013 una disputa entre empresarios y residentes de los hangares en las riberas de Diablo y la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). De acuerdo con la publicación, “los terrenos han sido ocupados bajo un “permiso de uso” que no está vigente y no incluía su traspaso ni ningún derecho sobre ellos”. Hay hangares que fueron convertidos en residencias con terrazas y piscinas.

Quienes los ocupan reclamaron indemnizaciones para cumplir una orden de desalojo dictada por la ACP el 18 de abril.

Porfirio Caballero vive y trabaja en Diablo desde hace 27 años y conoce bien la zona. Es capitán y ayuda a subir y bajar las lanchas de los botes en la rampa. Le preguntamos por la situación de los hangares, ya que durante nuestro recorrido intentamos obtener versiones de los afectados, pero ninguno dio declaraciones. Pero fueron claros en que tenían documentos que amparaban que desde que los estadounidenses estaban en la zona tenían esta propiedad. “Hay que salirse [quienes tienen los hangares en las riberas] porque estos terrenos pertenecen a la ACP (Autoridad del Canal de Panamá), solo que no ahora mismo ni en 30 días”, explica Caballero.

Eladio Cerrud trabaja en uno de los hangares, pero lejos de la ribera y dice que “es uno de los mejores lugares para trabajar” y hay mucha seguridad porque está la policía canalera. Vicente Barletta, de Comunicación Nacional de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) explicó que se mantiene la solicitud de los ocupantes que se encuentran en las riberas se retiren de manera ordenada, así como que remuevan sus bienes y estructuras del área.

Sin embargo, La Prensa publicó el viernes que el Juzgado Primero de lo Civil concedió un amparo de garantías constitucionales a la Asociación de Residentes Propietarios de Hangares de Diablo y denegó una orden de desalojo dictada en su contra por la corregidora de Ancón, Carlota de Arango, el 2 de julio pasado.

LA ZONA

Dentro del barrio hay una rampa pública para bajar embarcaciones. En Balboa está la estafeta de correos más cercana. En Albrook está la Universidad Especializada de Las Américas y el campus Harmodio Arias Madrid de la Universidad de Panamá en Curundú.

Los colegios privados más cerca son Crossroads Christian Academy en Corozal, San Vicente de Paúl en Los Ríos; el colegio Saint Mary y el Instituto Atenea en Albrook.

Con información de Urania Molina

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código