Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

COLOMBIA

Diálogos de paz aún no llegan a punto irreversible

De la Calle admitió ante la plenaria del Senado, que pese a los avances, las negociaciones están pasando por un momento ‘turbio’.

Temas:

El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas (Izq.); el jefe negociador del Gobierno para la paz, Humberto de la Calle (centro), y el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo (Der.). El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas (Izq.); el jefe negociador del Gobierno para la paz, Humberto de la Calle (centro), y el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo (Der.).
El ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas (Izq.); el jefe negociador del Gobierno para la paz, Humberto de la Calle (centro), y el alto comisionado de Paz, Sergio Jaramillo (Der.).

El jefe negociador del Gobierno colombiano en los diálogos de paz, Humberto de la Calle, aseguró anoche ante el Congreso que las negociaciones con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) avanzan satisfactoriamente, pero aclaró que aún no llegan a un punto irreversible, de acuerdo con una publicación de El Tiempo.

De la Calle indicó que cualquier acuerdo debe estar ligado a la dejación de las armas de la guerrilla, porque un escenario de paz no debe verse afectado por otros fenómenos de violencia que surjan tras la firma del esperado acuerdo.

“No vamos a aceptar una auditoría armada al Estado en la fase del posconflicto”, declaró el jefe de la delegación de paz del gobierno durante el debate de control político a los diálogos en Cuba.

En clara referencia al expresidente y senador colombiano Álvaro Uribe, líder del Centro Democrático -el más férreo opositor de los diálogos-, De la Calle afirmó que “los acuerdos son públicos, por lo que pido que nos digan dónde hay una desviación marxista o leninista”.

De la Calle reconoció ante la plenaria del Senado, donde estuvo presente la oposición, que los diálogos están pasando por un momento “turbio”, el cual debe ser contrarrestado con una celeridad en las negociaciones.

“Tras varios meses en La Habana tenemos la certeza de que hay una verdadera oportunidad de ponerle fin al conflicto a través del diálogo y la negociación política”, apostilló.

Agregó que “pese a todas las manifestaciones negativas y la incapacidad de las FARC de entender el momento que vive Colombia, (…) este es un momento histórico y crucial dentro del proceso”.

Tras la intervención de De la Calle, el comisionado de Paz, Sergio Jaramillo, reiteró que no se puede pensar en un proceso de paz que no implique el tránsito del grupo ilegal con el que se negocie a la democracia permitiendo su participación en política.

Sin embargo, aclaró que para que ocurra ese proceso hacia la legalidad, es necesario establecer parámetros de justicia y no repetición, que incluya la “institucionalización del territorio” para evitar que la violencia resurja tras los acuerdos. “Sin esa participación no hay proceso de paz que sea posible”, enfatizó Jaramillo.

El gobierno de Juan Manuel Santos anunció ayer una “rotación” de 17 integrantes de la delegación negociadora de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que participa en las negociaciones de paz en Cuba, reseña EFE.

El cambio no afecta a ningún miembro del secretariado, el máximo órgano de esa guerrilla.

La oficina del Alto Comisionado para la Paz dio el anuncio y aseguró ayer que el movimiento comenzó en las últimas 48 horas. “Al tiempo que regresaron a Colombia, en las condiciones que establece el protocolo, un número igual partirá a La Habana en calidad de miembros representantes”, señaló un comunicado oficial.

La información no reveló quiénes son los integrantes de la delegación de paz de las FARC que regresan a Colombia ni sobre los que los relevarán en La Habana. “El número de delegados de las FARC en La Habana es estrictamente el acordado en el Acuerdo General de agosto de 2012 y el acordado para la subcomisión que trata el tema de cese el fuego y de hostilidades bilateral y definitivo, y dejación de armas”, agregó la información.

El acuerdo del 26 de agosto 2012, que rige la negociación que se celebra desde noviembre del mismo año en la capital cubana, establece que en las sesiones de la mesa “participarán hasta 10 personas por delegación” y que cada parte estará compuesta “hasta por 30 representantes”.

El ciclo 38 de los diálogos del Gobierno y las FARC concluyó el pasado 12 de julio y la próxima ronda se iniciará el 23 de este mes.

En el ciclo anterior las partes acordaron una serie de medidas para reducir la intensidad del conflicto armado y acelerar las negociaciones.

Como parte de ese propósito, y atendiendo una petición de Cuba y Noruega, países garantes del proceso, las FARC comenzaron el lunes un nuevo alto el fuego unilateral y de hostilidades.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

20 Sep 2017

Primer premio

7 6 3 4

BAAB

Serie: 14 Folio: 4

2o premio

8739

3er premio

8290

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código