HISTÓRICO ACUERDO SOBRE CAMBIO CLIMÁTICO

EU y China ceden por el clima

Las potencias, que producen cerca del 45% del dióxido de carbono mundial, acordaron topes a sus emisiones de gases contaminantes.
Obama (Izq.) y Xi buscan con su decisión poner el ejemplo, para que el resto de las naciones adopte medidas para reducir su cuota de contaminación. AFP/Greg Baker. Obama (Izq.) y Xi buscan con su decisión poner el ejemplo, para que el resto de las naciones adopte medidas para reducir su cuota de contaminación. AFP/Greg Baker.
Obama (Izq.) y Xi buscan con su decisión poner el ejemplo, para que el resto de las naciones adopte medidas para reducir su cuota de contaminación. AFP/Greg Baker.

Estados Unidos (EU) y China, que se han negado a reconocer los efectos del cambio climático y obstaculizado los acuerdos para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero durante 20 años de negociaciones, se pusieron de acuerdo el pasado martes con el fin de adoptar topes para sus emisiones.

El anuncio se hizo en China, en el Gran Palacio del Pueblo, durante la 22 Reunión de Líderes Económicos del Foro de Cooperación Económica Asia–Pacífico.

El presidente de EU, Barack Obama, se comprometió a fijar un nuevo objetivo para frenar las emisiones de dióxido de carbono. El mandatario chino, Xi Jinping, por su parte, aceptó por primera vez ajustarse a un plazo autoimpuesto para cuando alcance el límite de sus emisiones.

Su decisión es trascendental, porque entre los dos expulsan a la atmósfera el 45% del total de los gases responsables del recalentamiento del planeta.

LO PACTADO

Según el acuerdo, la nueva meta de Obama es reducir las emisiones entre 26% y 28% para 2025, comparada con los niveles de 2005.

Funcionarios dijeron que EU estaba ya en el camino para cumplir el anterior objetivo de la Casa Blanca de reducir las emisiones en 17% para 2020, y la revisión de la meta podría suponer una reducción de la contaminación el doble de rápido a partir de 2020.

China, cuyas emisiones aumentan a medida que construye nuevas plantas de carbón, estableció el objetivo de que estas alcancen su punto máximo alrededor de 2030 –antes si es posible– y que empiecen a caer a partir de ahí. Aunque esa meta sigue permitiendo que el gigante asiático produzca más dióxido de carbono durante otros 16 años, supone un paso sin precedentes para Beijing, que se ha mostrado reticente a entrar en la comunidad climática global.

CUENTA REGRESIVA

El anuncio de Obama y Xi llegó cuando está en marcha la cuenta regresiva para la Conferencia de las Partes sobre Cambio Climático 2015 (Cop21), en París, que debe culminar con un acuerdo que se aplicará a todos los emisores de gases a partir de 2020.

“Tenemos una responsabilidad especial para liderar el esfuerzo mundial contra el cambio climático”, dijo Obama, en una conferencia de prensa conjunta con Xi. “Esperamos alentar a todas las economías a que sean más ambiciosas”, agregó.

Xi anunció que en 2030 un 20% de la energía que produzcan saldrá de fuentes limpias y renovables.

La postura de Estados Unidos y China es clave para garantizar que se alcance el acuerdo mundial en París, con el fin de limitar el calentamiento global a 2°C, ya que las medidas adoptadas hasta ahora por los países son insuficientes.

El objetivo final es evitar una desregulación a gran escala del clima, que se traduciría en una disminución de recursos, conflictos derivados, subida del nivel de los océanos y desaparición de especies, entre otros efectos sobre la vida.

REACCIONES

Christiana Figueres, jefa de la Convención Marco de la ONU sobre Cambio Climático, aplaudió el anuncio. Dijo que da un empuje práctico y político a las negociaciones.

El Instituto de Recursos Mundiales, un grupo medioambiental con sede en Estados Unidos, calificó el acuerdo como un avance importante con un compromiso significativo. Su presidente, Andrew Steer, destacó que “ambos [Xi y Obama] han reconocido claramente la creciente amenaza del cambio climático y la urgencia de [adoptar] medidas”.

Quienes no recibieron muy bien la noticia fueron los republicanos, en Washington, quienes se mostraron desconcertados y acusaron a Obama de establecer una obligación no realista para el próximo presidente.

Funcionarios estadounidenses manifestaron que el acuerdo se estuvo debatiendo durante meses. Que el secretario de Estado, John Kerry, planteó la idea durante una visita a China en febrero, y Obama la secundó escribiendo a Xi en primavera para sugerir que las dos mayores economías del mundo debían unir sus fuerzas. Luego, durante una reunión con el vicepresidente chino en el marco de una cumbre del clima de la ONU en septiembre, Obama presionó.

“Este es un hito importante en las relaciones entre Estados Unidos y China”, dijo Obama, con Xi a su lado. “Muestra lo que es posible cuando trabajamos juntos en un desafío mundial urgente”, puntualizó.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

16 Ago 2017

Primer premio

7 8 9 4

DBDC

Serie: 14 Folio: 7

2o premio

6122

3er premio

5195

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código