RECORDATORIO

Enlace patriótico contra la dictadura militar

Carlos Rodríguez Fernández-Miranda

Carlos Rodríguez Fernández-Miranda, considerado “la voz en el extranjero” del tres veces presidente, Arnulfo Arias Madrid, es recordado por sus amigos como un hombre reservado, sensato, analítico y muy sencillo en su trato.

“Afable, con un alto sentido de la honestidad, sirvió de puente entre las autoridades estadounidenses y los patriotas civilistas que desafiaban a los militares”, expresó Aurelio Barría, expresidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, y prominente líder de la Cruzada Civilista Nacional, bastión de lucha contra la dictadura del general Manuel Antonio Noriega.

Carlos Rodríguez Fernández-Miranda, de 74 años, murió el pasado martes 13 de noviembre en la noche. Su familia era propietaria de El Corte Inglés, uno de los mejores almacenes del siglo pasado de Panamá. Rodríguez fue un prominente adversario de la dictadura militar desde sus inicios. En 1974, como presidente de la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura de Panamá, tuvo choques con el gobierno militar que lo llevaron posteriormente al exilio en Miami. Durante su destierro fue fundador y presidente del Dadeland Bank en aquella ciudad. Se distinguió como hombre de empresas tanto en Panamá, donde jugó un rol fundamental en la fusión de las compañías de seguros que dieron nacimiento a lo que hoy se conoce como ASSA, como en Miami donde además de banca y bienes raíces fundó exitosos negocios relacionados con la programación de computadoras.

En 1978, cuando regresó a Panamá el Dr. Arias de su exilio, Rodríguez pilotó personalmente la avioneta que lo trajo de regreso a su patria.

A pesar de evitar siempre el protagonismo político, aceptó en 1984 la candidatura a la vicepresidencia de la República en la nómina liderada por Arnulfo Arias Madrid.

El rival a batir era Nicolás Ardito Barletta, que fue impuesto como triunfador luego de que el Tribunal Electoral lo declarara ganador por 1,713 votos. Años después, el excoronel Roberto Díaz Herrera confesaría el fraude llevado a cabo por los militares en esas elecciones.

Durante la administración de Guillermo Endara Galimany (1989-1994), Rodríguez fue nombrado embajador plenipotenciario de Panamá en Washington. “Fue la voz coordinadora de los grupos de apoyo a los exiliados en el extranjero, y fue un defensor de la causa de hombres como I. Roberto Eisenmann, Guillermo Sánchez Borbón, César Tribaldos y Gilberto Arias”, expresó Aurelio Barría.

Era un hombre que gozaba de una confianza bilateral: la de los grupos de exiliados que combatían a los militares y la de las autoridades estadounidenses. “Le tocó manejar información delicada y supo mantener el control y la reserva en todo momento”, anotó el expresidente de la Cámara de Comercio.

Rodríguez, que estudió en la Universidad de Harvard, fue un promotor de los tratados de libre comercio porque siempre mostró interés en la búsqueda de nuevas oportunidades mercantiles para Panamá. También gestionó la asistencia a la reconstrucción de Panamá en la época de postdictadura.

I. Roberto Eisenmann comentó que fue compañero de exilio de Rodríguez y los dos trabajaron en el negocio de la banca. En los primeros años del gobierno de Mireya Moscoso formó parte del grupo de “asesores ad honórem”, junto con Eisenmann y Mario Galindo.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Ediciones anteriores

Loteria nacional

17 Dic 2014

Primer premio

9 7 5 3

AACC

Serie: 7 Folio: 4

2o premio

9089

3er premio

0829