SALUD. EPIDEMIA DE ÉBOLA

Estadounidenses, en calma

Panameños con residencia en Estados Unidos aseguran que, contrario a lo que se cree, la población no vive una histeria colectiva.

Temas:

Las autoridades sanitarias distribuyen entre la población información sobre el ébola. REUTERS/Brendan McDermid. Las autoridades sanitarias distribuyen entre la población información sobre el ébola. REUTERS/Brendan McDermid.
Las autoridades sanitarias distribuyen entre la población información sobre el ébola. REUTERS/Brendan McDermid.

Pese a que con el aumento de casos de ébola en África occidental, algunos países de Europa y Estados Unidos (EU) se han prendido las alarmas sanitarias en casi todo el mundo, los estadounidenses están tranquilos.

La enfermedad, para la que no existe cura ni vacuna y cuya tasa de mortalidad alcanza el 90%, es tema de conversación en hogares, trabajos y reuniones de amigos. Hay una gran inquietud de la población por saber qué va pasar y, sobre todo, cuándo habrá una cura.

Hasta hace poco, cuando el virus estaba contenido en Guinea Conakry, Liberia y Sierra Leona, el problema se vía algo lejano.

Pero ahora, con los casos reportados en EU, sobre todo el del liberiano Thomas Eric Duncan, fallecido en Dallas, Texas, el pasado septiembre; y el del médico Craig Spencer, diagnosticado positivo la semana pasada en Nueva York, las dudas crecen entre los latinoamericanos.

Sin embargo, como se dijo, autoridades y habitantes de EU parecen no estar alarmados.

De hecho, según Rafael Pérez, presidente de la comisión interagencial creada por el gobierno de Panamá para atender los eventuales problemas derivados de la llegada del virus al país, EU está en camino de ser declarado “libre de ébola”.

Para que esto suceda, solo se necesitan 40 días sin que aparezca un nuevo caso.

PANAMEÑOS EN DALLAS

Esta tranquilidad también se percibe entre algunos panameños residentes en algunas ciudades estadounidenses, incluyendo Dallas, quienes, sin embargo, están muy pendientes de la evolución de la enfermedad.

De acuerdo con Alfonso Penedo, quien tiene 35 días viviendo en Dallas, la información que transmiten los medios de comunicación, los alcaldes de las distintas ciudades y el propio Gobierno Federal afirma que el país no sufre una epidemia de ébola y que tampoco existe riesgo de contaminación masiva.

Incluso, las autoridades y entidades explican cómo se transmite el virus y en muchas empresas se distribuye la información proporcionada por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) sobre el comportamiento de la enfermedad y cómo se contrae.

Los folletos del CDC también indican los pasos que una persona debe seguir ante la sospecha de contagio.

En materia política, la mayoría republicana en el estado de Texas se empeña en culpar al presidente demócrata, Barack Obama, por los riesgos latentes de la propagación del virus.

No obstante, a juicio de Penedo, no se debe culpar a ninguna persona en particular por lo que ha ocurrido, ya que, más bien, esto ha servido para poner a los estadounidenses al tanto de la seriedad de esta enfermedad, que sí azota a los países de África Occidental y que desde marzo pasado se ha cobrado la vida de más de 4 mil personas.

Para este panameño con residencia en Dallas “no hay mal que por bien no venga”; es decir, los contagios detectados en suelo estadounidense han servido para que las autoridades tomen en serio el impacto de una eventual epidemia y sus aportes sean más significativos.

Otra panameña que sigue de cerca la evolución del virus es la enfermera Lugenis Corbin, quien vive en el estado de Missouri desde hace 10 años.

Según Corbin, no está alarmada con la enfermedad, porque la información que se proyecta no causa pánico en la comunidad.

Así que, a su juicio, los estadounidenses no viven en una histeria colectiva, como se cree, y, por el contrario, siguen sus vidas en calma.

VULNERABILIDAD

Para explicar la rápida propagación del virus en África occidental, la directora Nacional de Salud de Panamá, Itza Barahona de Mosca, se refirió a las precarias condiciones de los sistemas sanitarios en los países afectados.

Agregó, asimismo, que la falta de recursos económicos y humanos se erige como principal obstáculo para combatir la enfermedad.

Una situación que llama la atención de Penedo en cuanto a la preparación que tienen países como Panamá y otros en la región para contener el virus en caso de que traspase sus fronteras.

En ese sentido, advierte que, a diferencia de EU, en los países centroamericanos los recursos son limitados.

Evitar discriminación de origen

El coordinador de la comisión interagencial creada para trabajar el tema del virus de ébola, Rafael Pérez, explicó que la población debe abstenerse de mantener una actitud de discriminación hacia personas procedentes del continente africano.

Pérez hizo estas declaraciones horas después de que el Ministerio de Salud decidió restringir la entrada al país de viajeros procedentes de los tres países de África con infección activa del virus de ébola, siempre que su itinerario de vuelo contemplara la visita a estas tres naciones en los últimos 21 días, período en el que se incuba el virus.

El médico se refería a que África es un continente muy extenso y sus países distantes unos de otros.

Datos de la Contraloría General de la República indican que en el año 2012 ingresaron al país 2 mil 598 ciudadanos de África, pero solo 47 provenían de las naciones afectadas con el virus de ébola: Guinea, Sierra Leona y Liberia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

23 Ago 2017

Primer premio

8 3 0 1

ACCD

Serie: 19 Folio: 11

2o premio

3552

3er premio

1426

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código