Avance: Cancillería de Panamá activa el Centro de Coordinación de Información tras terremoto en México.

argentina. un Escándalo en la bienal de venecia.

Evita, entre el arte y la política

Una artista argentina confrontó al gobierno de Cristina Kirchner por querer alterar el sentido de su obra sobre Eva Perón en Venecia.
‘EVA, LOS SUEÑOS’. Parte de ‘Rapsodia inconclusa’, de Nicola Costantino. La artista se internó en el personaje de Eva Perón y construyó para este una escenografía y un vestuario, trabajando sus gestos, mas no sus palabras. CORTESÍA/Nicola Costantino ‘EVA, LOS SUEÑOS’. Parte de ‘Rapsodia inconclusa’, de Nicola Costantino. La artista se internó en el personaje de Eva Perón y construyó para este una escenografía y un vestuario, trabajando sus gestos, mas no sus palabras. CORTESÍA/Nicola Costantino
‘EVA, LOS SUEÑOS’. Parte de ‘Rapsodia inconclusa’, de Nicola Costantino. La artista se internó en el personaje de Eva Perón y construyó para este una escenografía y un vestuario, trabajando sus gestos, mas no sus palabras. CORTESÍA/Nicola Costantino

Se podrá decir que hubo un momento en el que la artista visual Nicola Costantino y la exprimera dama argentina Eva Duarte de Perón fueron una sola.

El mito de una de las mujeres más emblemáticas del siglo XX, y esta artista, referente del arte argentino contemporáneo, llevaba en el cuerpo de esta última desde hacía dos años, cuando Nicola decidió crear Rapsodia inconclusa, una serie de videoinstalaciones que desmenuza al icono peronista.

“Una Eva múltiple, que no es la dogmática y única de la política. La Eva íntima, en lugar de la que grita frente a los micrófonos”, explicó Costantino desde la Argentina a este diario, vía correo electrónico.

La artista representa a su país en la 55 edición de la Bienal de Venecia, en Italia, uno de los encuentros de arte más importantes del mundo.

En Rapsodia inconclusa, Nicola se propuso exponer lo que no se mostraba de la “abanderada de los humildes”, aunque basándose en el imaginario colectivo: “Quise desmaterializar su cuerpo y dejarlo hecho solo su fuerza, su energía”, destaca.

La obra se centra en dos videoinstalaciones: Eva, los sueños y Eva, el espejo, en los que Duarte es interpretada por Costantino, quien transformó su cuerpo y personalidad a la medida de la exprimera dama.

“Pienso la obra desde la performance. No se me ocurriría una obra si no fuera a encarnar el personaje”, argumenta.

El trabajo también está compuesto por un objetomáquina, Eva, la fuerza y una escultura casi abstracta, Eva, la lluvia, “una montaña de lágrimas de hielo que se derretían y replicaban el sonido de la lluvia”, explica.

De aquí ya no hay referencia de su cuerpo, “solo la relación sin precedentes que tuvo con su pueblo”.

un giro polémico

Aunque se afirma que Costantino presentó Rapsodia inconclusa previamente sin respuestas, la obra fue elegida por la Cancillería argentina para ser enviada a la bienal y, si bien la artista considera que el arte le da una nueva vida a lo político, la finalidad es ampliar la percepción sobre una imagen tan fuerte con la de Evita.

Al diario argentino Perfil, Costantino contó que a la presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, le había gustado mucho la instalación, pero “quería que la obra terminara de otra manera, que el final no fuera la muerte de Evita”.

Nicola relata que los bocetos que realizó no le gustaron a la hoy mandataria, ya que no eran “lo suficientemente nacionales y populares”, afirma a otro diario argentino, Clarín.

Según el artículo “Escándalo internacional: el Gobierno usa la Bienal de Venecia para hacer propaganda”, publicado por Clarín el pasado 8 de junio, Nicola afirmó que lo propuesto por ella no era lo que le habían pedido.

“También me comentaron que ellos iban a hacer algo; pero nunca me lo mostraron”, dijo a Clarín.

El día anterior a la inauguración, representantes de la Cancillería argentina pusieron unos videos: uno sobre la vida de Evita; otro sobre su muerte y un tercero sobre su “resurrección”, el que muestra una imagen de Néstor y Cristina Kirchner y La Cámpora, grupo político de marcada orientación kirchnerista y peronista.

El quinto agregado, con el nombre Eva-Argentina, una metáfora contemporánea, no fue bien recibido por la artista, lo que no tardó en expresar.

“Creo que nadie puede pensar que el arte puede servir a un fin partidario. El arte tiene que ver con la filosofía; es desinteresado, no quiere vender nada a nadie. El partidismo es competitivo, mentiroso, nunca puede estar asociado al arte”, comenta Costantino a este medio.

Como muestra del descontento, Nicola y el curador enviado, el argentino Fernando Farina, escribieron a mano, en forma de graffiti, la frase “Espacio informativo institucional”, y debajo, una aclaración, con sus firmas: “El curador y la artista consideran este espacio innecesario y que puede confundir la interpretación de la obra”.

La sorpresa se apoderó del Gobierno argentino ante el accionar y las declaraciones de la artista.

De acuerdo con el diario Perfil, el Gobierno no tuvo contacto con ella tras su expresión de descontento ni siquiera un recibimiento de queja, pero reconoció que no se conocía el contenido del nuevo agregado.

Igualmente, “todo esto me parece muy incorrecto. El cartel lo instalaron una vez que nosotros ya nos habíamos vuelto. Eso no se hace, el pabellón es del Estado nacional. Nosotros respetamos absolutamente toda su obra, sin modificar nada. Los videos estaban en un espacio separado de la instalación de ella”, dijo la embajadora Magdalena Faillace, encargada de la Bienal a Perfil.

“No debe haber criterio del Gobierno más allá de elegir una artista y dejarle realizar su obra como debe ser y como todos los países hacen”, vuelve a enfatizar Nicola Costantino.

“Estoy muy contenta y conforme de cómo se ve la obra, es la máxima preocupación a fin de cuentas. La referencia a una figura histórica femenina y el clima de la muestra y los cambios que se producían entre el comienzo y el final ofrecían algo diferente del resto de las propuestas de los otros pabellones, me pareció muy importante lograr diferenciarme del resto”, concluye.

La provocación de una artista

Si una residió en la Casa Rosada, haciendo de sí un mito, la otra lo hace en un laboratorio de animales disecados, pieles humanas en silicona y cerdos atrapados en esferas de poliéster y aluminio, construyendo un estilo artístico, catalogado como único y con un significado nada gratuito.

Nicola Costantino es de Rosario, provincia argentina de Santa Fe. Cursó la carrera de Bellas Artes de la Universidad de Rosario. Arriesgada y versátil, entre algunos de sus trabajos están: Chanchobolas, obra escultórica con animales; Friso, hechos con nonatos, y Animal Motion Planet!, pero con Peletería con piel humana, un trabajo de corsés de piel y tetillas de hombre, escaló en la escena artística mundial. Ha expuesto en el MOMA de Nueva York, el MOCA de Los Ángeles, en Sydney, Rosario, Buenos Aires y Suiza, y en bienales como la de São Paulo y Liverpool.

Más noticias de Panorama

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

17 Sep 2017

Primer premio

7 8 4 2

ACBC

Serie: 13 Folio: 13

2o premio

1718

3er premio

2529

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código