INFORMES DE ORGANIZACIONES INTERNACIONALES

Exclusión racial en Panamá

Los afrodescendientes con VIH/sida se enfrentan a una discriminación múltiple, especialmente en los accesos de salud, educación y trabajo.
Los grupos afrodescendientes denuncian la existencia de actos discriminatorios en el ámbito gubernamental y privado. Además, se sienten marginados del desarrollo económico del país. LA PRENSA/Roberto Cisneros. Los grupos afrodescendientes denuncian la existencia de actos discriminatorios en el ámbito gubernamental y privado. Además, se sienten marginados del desarrollo económico del país. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
Los grupos afrodescendientes denuncian la existencia de actos discriminatorios en el ámbito gubernamental y privado. Además, se sienten marginados del desarrollo económico del país. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

En Panamá, la población afrodescendiente no tiene iguales oportunidades laborales ni goza de las mismas posibilidades para acceder a educación, salud, trabajo y servicio de justicia que el resto de la sociedad.

Organismos internacionales como la Oficina Regional del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (Oacnudh) y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) ya dieron la voz de alerta durante la reciente presentación de los estudios sobre la población afrodescendiente.

Ambos documentos sostienen que el istmo no es una sociedad libre de racismo, y que la discriminación representa la primera barrera para los afropanameños.

El informe de la Oacnudh indica en su página 7 que la población de origen africano vive en pobreza y extrema pobreza en tasas desproporcionadas comparadas con el resto de la población nacional.

Mientras que el estudio Percepciones y autopercepciones de la población afropanameña: identidad y desarrollo, del PNUD, advierte en su página 52 que los afropanameños pierden importantes oportunidades de avances por la exclusión y señala el sistema educativo público como la principal traba a la comunidad negra.

TRABAJO Y Educación

La representante de Oacnudh en el país, Carmen Rosa Villa, explicó que en el aspecto laboral esta población se limita al sector informal, con algunas excepciones notables, debido a la discriminación que pueden sufrir en el acceso a una educación de calidad.

Villa explicó que durante la elaboración del estudio, los representantes de la sociedad civil consultados dijeron que la participación de los afrodescendientes en Panamá es insuficiente.

El grupo de trabajo de expertos observó con satisfacción el hecho de que la ministra de Educación, Lucy Molinar, y otros políticos de alto nivel sean afrodescendientes, pero destacan que el número de hombres y mujeres de raza negra en puestos de dirección sigue siendo menor al que le correspondería por su número entre la población general.

Fuentes del PNUD señalan, además, que los afrodescendientes afectados por el VIH/sida se enfrentan a una discriminación múltiple, especialmente en los accesos a salud, educación y trabajo, y que, en ocasiones, se les pide a quienes aspiran a un puesto de trabajo que se sometan a pruebas médicas.

En materia educativa, los investigadores del PNUD señalan en la página 44 y 53 que los miembros de asociaciones consultadas del país indicaron que es frecuente que los niños de esta etnia sean víctimas de actos intimidatorios y hostigamientos de tipo racista.

Al respecto, desde el Ministerio de Educación se informó que no hay registros de denuncias que evidencien esta situación de discriminación contra estudiantes negros.

Urgen políticas activas

El estudio del PNUD reafirma que la discriminación, en los ámbitos privado y público, es la primera barrera para el pleno desarrollo de la comunidad afropanameña.

Los resultados de este análisis hecho por el proyecto regional Población Afrodescendiente de América Latina II del PNUD no son muy alentadores, pues concluye que en el sector privado la discriminación afecta especialmente las oportunidades de trabajo y en el nivel gubernamental una de las mayores barreras que percibe la población afro está en el sistema educativo.

Silvia García, coordinadora de este proyecto del PNUD, manifestó que el estudio presenta un denominador común entre todos los individuos y organizaciones afropanameñas que participaron en la investigación.

Es decir, que la identidad cultural afro debe protegerse con políticas activas, ante la discriminación que hay en los ámbitos educativo, institucional y laboral, dijo.

CONCLUSIONES SIMILARES

Los documentos coinciden en que los jóvenes afropanameños son objeto de malos tratos por parte de la Policía Nacional, debido a los estereotipos.

También piden incluir el tema de los afropanameños en el currículo escolar, a fin de poner de manifiesto la historia, aportes y tradiciones y costumbres africanas.

Y abogan por implementar programas y campañas de promoción y aceptación de la diversidad cultural.

Mientras que para el próximo censo de población exigen hacer una campaña de sensibilización previa dirigida a la población, y capacitar a los encuestadores para que no incurran en faltas como las de la última consulta, el pasado 2010, que incluyó una pregunta directa si el censado pertenecía a la raza negra, sin contemplar ninguna otra apreciación del grupo étnico.

TEMAS PENDIENTES

El secretario técnico de la Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas, Samuel Samuels, dijo que en febrero de 2010 el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial presentó un informe similar y tres años después siguen las mismas debilidades.

Samuels lamentó que la Comisión Nacional Contra la Discriminación, que es liderada por la Defensoría del Pueblo, no disponga de presupuesto para desarrollar campañas de sensibilización.

Gerzan Joseph, miembro de la Comisión Nacional Contra la Discriminación, sostuvo que ambos informes remueven el manto con el que diferentes gobiernos han querido ocultar el rechazo y la marginación a la población negra.

Tanto Samuel como Jospeh avalan la creación de la Secretaría Nacional de la Etnia Negra, pero cuestionan la poca gestión de la entidad para crear políticas que beneficien este sector de la sociedad, así como la falta de presupuesto.

El sociólogo Gil García dice que así como se niega que hay discriminación en Panamá, también se tiene la idea errónea de que los afrodescendientes viven únicamente en Darién, Panamá, Colón y Bocas del Toro.

El director de Organismo y Conferencias Internacionales del Ministerio de Relaciones Exteriores, Tomás Guardia, aseguró que desde el Estado existe el compromiso de atender los desafíos y recomendaciones de los organismos internacionales. El funcionario recalcó que se le dio respuesta a cada una de las inquietudes presentadas por la Oacnudh.

El Censo de 2010 de la Contraloría General de la República contó 314 mil personas afrodescendientes en el país, de un total de 3.4 millones de habitantes.

Casi medio siglo de incumplimiento

A finales de septiembre pasado, la procuradora de la Nación, Ana Belfon, llevó a la Asamblea Nacional el proyecto de ley 651 que contemplaba penalizar la discriminación por razón de “raza, color, sexo, edad, idioma, religión o convicción, opinión política o de otra índole, origen nacional étnico o social, nacionalidad, discapacidad, orientación sexual o situación económica”. La propuesta pretendía cumplir con los compromisos adquiridos con la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Racial, a la que Panamá está adscrita desde 1967. Sin embargo, esta iniciativa que planteaba penalizar de tres a cuatro años los actos discriminatorios no ha prosperado en su debate. La principal crítica que se le hizo en su momento a la propuesta fue que podría prestarse para perseguir a voces críticas con la autoridad.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones Negras Panameñas al menos reconoce que este fue un primer intento por normalizar los actos discriminatorios. Alegan que además de sancionar, establecía que la persona que incurría en la falta debía participar en un programa de rehabilitación que sería impartido por la Defensoría el Pueblo. Por otro lado, las más de 26 organizaciones que trabajan el asunto de la etnia negra exhortaron a la población afropanameña a denunciar los actos discriminatorios en la Unidad Especializada contra todo tipo de Discriminación en la Defensoría del Pueblo. Este organismo reconoce que son pocas las personas que se atreven a presentar formalmente estos casos, por lo que es difícil visualizar correctamente este problema.

Los programas de la Organización de las Naciones Unidas insisten en que Panamá debe promulgar leyes para el diseño de políticas que sancionen conductas discriminatorias en todos los ámbitos, pues los esfuerzos han sido en vano.

DIDIER HERNÁN GIL GIL

Población AFRodescendiente

314

Mil personas afropanameñas contó el censo de 2010.

9%

Es la población que se declara afrodescendiente de los 3.4 millones de panameños.

26

0rganizaciones afrodesdendientes velan por los derechos de este sector.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

25 Feb 2017

Primer premio

6 9 8 8

AAAA

Serie: 7 Folio: 6

2o premio

5977

3er premio

9957

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código